flash de mano por cinta de magnesio, Kodak Magnesium Ribbon Holder, vista parcialEn nuestro artículo Christian Franzen Nisser – Rey de Fotógrafos1, hablábamos del que fue uno de los pioneros en España en utilizar la luz de flash mediante combinaciones de magnesio. Hoy hacemos un poco de historia sobre la evolución y comercialización del flash de magnesio.

Autorretrato de un fotógrafo con flash de polvo de magnesio
Autorretrato con flash de polvo de magnesio (Fotógrafo desconocido)

El uso por primera vez de la luz por combustión de polvo de magnesio aplicada a la toma de fotografías – posible por el descubrimiento del magnesio en 1808, por parte de Humphrey Davy– se atribuye a los Alfred Brothers, en 1864, tan solo cuatro después de que merced a la evolución en el proceso de extracción del metal este pasase a ser algo asequible. Hay que tener en cuenta que el Magnesio como metal, no se encuentra libre en la naturaleza.
El magnesio, al arder, emite una luz muy brillante –diríamos que deslumbrante– que además de muy blanca es muy activa a la hora de impresionar las emulsiones fotográficas.2

En ese mismo año 1864, un fotógrafo conocido por nuestros lectores, Charles Piazzi Smyth, «piramidólogo» compulsivo3, ya se atrevió a iluminar un interior de la Gran Pirámide de Egipto mediante cordón de magnesio.

Parte del problema del polvo de magnesio como fuente de iluminación es que muy peligroso por su alta volatilidad, inflamabilidad, e inestabilidad.
Así, hacia 1887, Johannes Gaedicke y Adolf Miethe crearon una fórmula mejorada, más estable, añadiendo clorato potásico y sulfuro de antimonio.¡4!
Desde 1864 hasta 1930 –año en se comercializaron las primeras bombillas de flash, fungibles– inventadas en 1925, el flash de magnesio, bien en polvo, bien en cinta metálica, fue la fuente de luz instantánea que se utilizó en fotografía y al efecto se comercializaron multitud de clases y presentaciones de «polvos» así como de dispositivos para disparar la combustión.

Como ejemplo de esos flashes les presentamos dos de ellos, uno de polvos y otro de cinta.

 

Un bote de polvos para flash de magnesio de Johnson & Sons, de 1925
© Albedo Media, S.L.
Bote original de polvo para flash de magnesio. Ca.1925
altUn anuncio de época © Johnson’s

El “Flash Powder” de Johnson & Sons era uno de los más populares, pero ni mucho menos el único. Nuestro bote, está lleno y perfectamente activo. Por eso, lo manejamos siempre con sumo cuidado, sobre todo porque pierde un poco de polvo por alguna pequeña fisura…
Resulta interesante conocer que había flash powder distinto para interiores y para exteriores. El nuestro, del Nº2 (hace referencia a la potencia), se recomienda para …”todos los sujetos en exteriores, tales como maquinaria, factorías, edificios y otros sujetos comerciales, incluyendo retratos»… (¡siempre en exteriores!).

Detalle de instrucciones de uso de un bote de polvos para flash de magnesio de Johnson & Sons
© Albedo Media, S.L.
Las instrucciones son bien claras, tanto en lo que respecta a las aplicaciones, como a las cantidades y las precauciones

 

Así por ejemplo, para retratos se sugieren las siguientes cantidades:

• Retrato individual: aproximadamente 10 granos
• Retrato de grupos pequeños: aproximadamente 20 granos
• Retrato de grupos grandes: aproximadamente 90 granos

Nunca hay que confundir –y lo saben muy bien los que cargan su propia munición, sobre todo si quieren conservar su integridad física– “granos” o “grains” con “gramos” o “grams”, ya que que:
1 grain = aprox. 0,06479891 gramos

Tapa de un bote de polvos para flash de magnesio de Johnson & Sons
© Albedo Media, S.L.

Los polvos para flash de Johnson & Sons se anunciaban entre otras ventajas, tanto por generar poco humo como por no ser deliquescente.5

Anuncio de época del sistema de flash de magnesio de Agfa, por cápsulas y disparador de cable

Agfa lo tenía todo previsto: bote con los polvos, regla –mecánica– para los cálculos de las cantidades según los sujetos, cucharita dosificadora, cápsulas para cargar y dispositivo de disparo a resorte controlado por cable disparador. Con las ventajas de …»pocos humos, alta intensidad de luz, rápida combustión, encendido fiable de cada cápsula (hasta 3g)»…

Para sostener e inicializar la combustión de los polvos de flash existían toda clase de dispositivos, desde los más primitivos en en forma de regleta con ignición por mecha de papel, a los más ingeniosos, por cápsulas «precargadas» con disparo por gatillo y piedra de tipo “mechero”.
Un pequeño detalle: la combustión de los polvos era bastante rápida, y no existía todavía la sincronización del flash6 por lo que se operaba en modo “B” o “Bulb”.

Dos manos muestran un flash de mano por cinta de magnesio, Kodak Magnesium Ribbon Holder
© Albedo Media, S.L.

El «Kodak Magnesium Ribbon Holder» fue probablemente el primer «flash de mano» para aficionados

Por su parte,los dispositivos de cinta metálica de magnesio –en rollo– eran de combustión más lenta  –unos dos o tres segundos– y eran más controlables pero de menos potencia y por ello alguno de los modelos como el Kodak Magnesium Ribbon Holder, resultó apto para aficionados –por su bajo nivel de riesgo– y por ello fue sumamente popular. Otros dispositivos de cinta de magnesio fueron los Pistol Flashmeter y Boots Flasher.

Un flash de mano por cinta de magnesio, Kodak Magnesium Ribbon Holder, en posición de uso
© Albedo Media, S.L

Mediante el pulgar derecho, se hacia avanzar cada vez un tramo de aproximadamente 1,5 cm de la cinta de magnesio enrollada en el tambor interior del «Kodak Magnesium Ribbon Holder» hasta que asomaba por la boquilla en punta. Al aproximar un fósforo, la tira ardía con luz muy intensa durante aproximadamente dos segundos, tiempo suficiente para hacer la exposición. La unidad mostrada fue utilizada por miembros de nuestra familia ya en 1914.

Las citadas bombillas de flash cambiaron el mundo de la fotografía hasta que posteriormente el flash electrónico –registrado para su patente por Doc Edgerton en 1941– se estableció como la luz instantánea por excelencia para fotografía.

Pero eso es… ¡Otra historia, amigos!

1) Ver: Christian Franzen y Nisser, Rey de Fotógrafos
2) Dícese de una luz que es “muy actínica”
3) Ver: Charles Piazzi Smyth, piramidólogo
4) ¡ATENCIÓN!: desaconsejamos encarecidamente todo experimento en el sentido de fabricar, o manipular polvos para flash de magnesio, por los riesgos que conlleva de explosiones y quemaduras graves.
5) Sustancias muy higroscópicas, que expuestas al aire captan la humedad del mismo hasta el punto de disolverse espontáneamente
6) Las primeras cámaras de serie con sincronización para las nuevas bombillas de flash fungibles fueron las Ihagee Exakta VP de formato medio (1932)

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.