Ilford Photo – Fábrica propia de chasis para 35 mm

Hay detalles aparentemente pequeños que pueden representar grandes diferencias, sobre todo en un mundo de especies amenazadas. Y algunos –desde luego no todos– son conscientes de que extinción de un aparentemente insignificante lepidóptero puede representar un serio aviso de peligro. Y algo parecido se da en el ámbito fotográfico. Ilford Photo de Harman Technologies, ha dado –hace pocos meses– un paso hacia delante, haciendo 50 años… “back to the future”.

En efecto, desde muy primeros de 1960, desde hace más de 50 años, Ilford Photo, entonces Ilford, ya no fabricaba sus propios chasis para película de 35 mm, y ahora ha culminado la creación de su propia factoría de producción de esos chasis, para lo que ha invertido aproximadamente 400.000 € en Mobberley, Cheshire, Inglaterra. (*)

Un surtido de películas Ilford y Harman, con una Delta 400 en primer plano. A observar lo elaborado de la serigrafía del chasis, que incluyen espacios para anotación del índice de exposición, o IE  (400/800/1600 y libre) al que ha sido expuesta la película, a tener en consideración a la hora del revelado. Todo un mundo que se escapa a los que solo han conocido el entorno digital. © Albedo Media, S.L.U.[/caption]

Puede parecer una cuestión banal, pero hacer un buen chasis para película de 35 mm exige mucho más refinamiento de lo que pueda pensarse:

• Para la mayor resistencia, los metálicos son los preferidos y los bordes deben ser curvados, para encajar en los cierres superior e inferior.
• Por la parte exterior deben llevar un serigrafiado atractivo, específico para cada clase de película
• Por el interior, deben llevar un lacado mate
• Los labios de terciopelo deben ser muy suaves para no producir arañazos, flexibles en el tiempo para impedir la entrada de luz y a un tiempo resistentes para no soltar pelusilla
• Los cierres metálicos superior e inferior –en forma de arandelas– deben sellar bien, tanto en torno a los bordes curvos del cuerpo del chasis como en relación a los extremos de las bandas de terciopelo
• Otro tanto puede decirse de la bobina, que debe tener el perfil adecuado para evitar la entrada de luz, y sin embargo girar con soltura para no hacer excesivo arrastre, sobre todo para cámaras motorizadas
• Y finalmente, todos los materiales y especialmente la pintura interior negro mate y el pegamento que fija los labios de terciopelo tiene que ser químicamente inertes para la emulsión y no desprender gases que la perjudiquen.

Tal como comenta Peter Elton Managing Director de Harman, …”debido al auge de la fotografía digital, poder disponer de una fuente fiable de chasis de buena calidad para película de 35 mm se había convertido en una cuestión problemática. Ahora, la fábrica de chasis, situada en la misma ciudad que nuestra fábrica de película de blanco y negro, está a pleno rendimiento –tras haberse montado anticipadamente a la fecha prevista– y nos garantiza un suministro de alta calidad para nuestra gama de emulsiones y una mayor seguridad para el futuro de la producción de las mismas, reflejando nuestro compromiso con la fotografía tradicional en blanco y negro”.

(*) Quizá más de un gato de la zona, sonría con satisfacción

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.