I’m Back, ¿respaldo digital para cámaras analógicas de 35 mm?

Compartir

Después de unos cuantos meses y prototipos, el responsable del proyecto I’m Back ha lanzado una nueva campaña para la fabricación a gran escala de su respaldo digital para cámaras analógicas de 35 mm.

Nueva versión del respaldo digital © I'm Back
Nueva versión del respaldo digital © I’m Back

Samuel Mello, diseñador brasileño afincado en Italia, ya lanzó un primer proyecto en la plataforma de crowdfunding Kickstarter el año pasado para su primer prototipo, basada en un plataforma Raspberry Pi Zero W –un micro ordenador de coste muy reducido que se encargaría los procesos digitales involucrados– con un módulo de cámara de 8 Mpx –posiblemente este modelo del cual hablamos tiempo atrás–.

Esquema de funcionamiento del respaldo digital © I'm Back
Esquema de funcionamiento del respaldo digital © I’m Back

Ahora se dispone a lanzar una nueva versión de su respaldo digital, que mantendría su precio low cost, pero que vendría equipado de un hardware más potente, suministrado por un fabricante de cámaras convencionales. El nuevo respaldo digital prescindiría pues del modesto módulo de cámara de 8 Mpx para incluir un sensor CMOS de 16 Mpx y una óptica “macro” Panasonic con una distancia focal de 3 mm y una apertura de f/2,5, que no solo permitiría obtener imágenes en formato JPEG sino también vídeo en formato MP4. Asimismo, también dispondría de conexión inalámbrica Wi-Fi, salida HDMI y una ranura para tarjetas microSD.

Recreación de la nueva versión del respaldo digital © I'm Back
Recreación de la nueva versión del respaldo digital © I’m Back

Además de una pequeña batería de 1.050 mAh, el respaldo incluye también una pantalla táctil TFT capacitiva de 2″ para visualizar los resultados, así como configurar los diferentes ajustes. En esta nueva versión es también posible usar un smartphone –o tablet– como pantalla.

En la nueva versión se puede usar un 'smartphone' como pantalla externa © I'm Back
En la nueva versión se puede usar un ‘smartphone’ como pantalla externa © I’m Back

Para funcionar, es necesario retirar primero la tapa trasera de la cámara analógica para poner conectar luego el respaldo y alinear la pantalla de enfoque con el espacio destinado al fotograma de la película de 35 mm. Seguidamente se conecta el cable de sincronización de flash al conector previsto para tal efecto en el respaldo y se ajusta el obturador de la cámara a modo bulb, pues será el sistema digital el que ahora se encargue de decidir el tiempo de exposición necesario.

El prototipo de respaldo digital con la pantalla de enfoque al descubierto © I'm Back
El actual prototipo de respaldo digital con la pantalla de enfoque al descubierto © I’m Back

Tal como señala el responsable del proyecto, el respaldo puede se puede ajustar para ser usado con diferentes modelos de cámara analógica de 35 mm. Entre los modelos compatibles, encontramos la Nikon F/F2/EM/S2, las Canon AE-1, las Pentax Spotmatic, las Praktica B200, la Olympus OM10 o las Leica M2, pero gracias a sus movimientos en los tres ejes, es posible adaptar otros muchos modelos. Las siguientes imágenes corresponden a los prototipos actuales.

A fecha de hoy, el proyecto lleva recaudado más de 12.500 €, aproximadamente una séptima parte del total necesario –85.000 €– para tirar adelante el proyecto, aunque todavía faltan casi 2 meses para que concluya la campaña de financiación por micromecenazgo.

Imagen de muestra realizada con una Nikon F con el respaldo digital © I'm Back
Imagen de muestra realizada con una Nikon F con el respaldo digital © I’m Back

Por supuesto, no se trata de una idea nueva, y fabricar este tipo de respaldo trae consigo muchos problemas en su realización práctica, debido a la precisión necesaria exigida para este tipo de producto, algo que no cuadra muy bien con la aproximación low cost por la que han apostado los responsables del proyecto. Habrá que ver, una vez disponible el producto final, si este proporciona ese mínimo de calidad exigible. Seguramente su verdadera finalidad sea más lúdica que profesional lo que justificaría en parte su precio y existencia a estas alturas en el sector.

 

Actualmente, se puede reservar el respaldo digital –totalmente ensamblado– por un precio de 175 € –costes de envío incluidos–, aunque los más geeks pueden optar por reservar el kit de piezas de plástico por separado para ser montado en torno a una Raspberry Pi –no incluida– a un precio de 35 €. Los envíos están previstos para el próximo mes de abril de 2018.

Más información en la página web de la campaña I’m Back en Kickstarter y en la página del proyecto I’m Back.

Compartir
Raphaël Terris
Ingeniero en telecomunicaciones, especializado en procesado digital de señales y apasionado de la tecnología y la fotografía. Con trece años de experiencia en el campo de las comunicaciones móviles y por satélite, y más de siete años en la docencia universitaria, trabaja actualmente como periodista, divulgador y formador en tecnología y fotografía.

5 Comentarios

  1. Obrigado por comentar sobre meu projeto. Como ja afirmei em outros blogs e canais, meu desejo nao foi aquele de construir um back digital caro e imperfeito (existem otimas cameras digitais ja no mercado para isso) mas foi simplesmente de criar un sistema low cost que mantivesse na foto o aspecto “granuloso dos filmes de 200 ou 400 ASA” e que pudesse ser adaptavel para o maior numero possivel de cameras. Isto è o Im Back. Nada mais. Amo as cameras antigas e como muitos gosto de de vez em quando utiliza-las ainda. Espero que possam experimentar o I’m Back™.
    Suporte esta ideia: http://kck.st/2g7PV2N
    Para ver uma foto em grande resoluçao clique no link: http://imback.eu/kickstarter/photo-03-07-2016_10.17.29.jpg

  2. Como alguien que rara vez utiliza una cámara digital y es un firme creyente del carrete, me parece que este invento es de dudosa utilidad, he visto proyectos similares con distintos grados de sofisticación desde el que usaba una NEX y un par de bridas hasta quien se las arreglaba para poner toda la circuitería de una compacta digital en una reflex. Creo que si tienes una de las cámaras compatibles te es más sencillo utilizar un carrete a pagar por algo como esto ya que es muy poco práctico, hace muy voluminosa la cámara, a primera vista su manejo se me hace algo complicado y al parecer produce un viñeteo bastante acusado. Una de las razones que pone en la página del proyecto es utilizar las ópticas lo cual en si no tiene sentido porque hay adaptadores para prácticamente cualquier montura y en el caso de Nikon ni siquiera necesitas el adaptador o con una de las primeras EOS puedes compartir ópticas en caso de que te decantes tanto por el carrete como por lo digital. No lo se, es curioso pero me cuesta ver su utilidad real, habrá que esperar a ver como evoluciona.

  3. Ya existió algo así, hace unos 15 años lo intentó una empresa de California pero la calidad era muy baja y fué un fracaso, esto no parece mejor, me imagino el drenaje de batería de estas cámaras para mantener el obturador abierto en modo bulbo y muchos problemas que no se justifican

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.