Monobaño «R3»: ¿Es una innovación?

/Garrafa de monobaño R3, vista parcialLa empresa estadounidense «New55» con sede en Massachusetts acaba de lanzar al mercado uno de sus nuevos productos dentro de su línea de material fotoquímico. Se trata de R3, un líquido monobaño para el procesado de película en blanco y negro. ¿Pero es realmente un producto innovador?

La empresa habla de este líquido como el más apropiado existente en el mercado, aduciendo que se puede usar en el campo, en el laboratorio o en el baño doméstico (igual que los líquidos tradicionales) para revelar en un solo paso. En el caso de los tres pasos habituales de revelador, baño de paro y fijador, se debe agitar el tanque con la película según los tiempos indicados por los fabricantes para cada tipo de película. Para el baño R3 solamente se deberá sumergir en él el soporte que queramos revelar durante seis minutos, después se enjuagará con agua durante cinco minutos y solamente habrá que esperar a que se seque.

/Garrafa de monobaño R3
© New55

La empresa New55 ha desarrollado este monobaño como el complemento ideal de su ya existente –pero temporalmente agotada– película de 4×5 pulgadas (proyecto financiado por el método de crowdfunding), para su procesado sin depender de productos de otras marcas. Asimismo nos informan de la versatilidad del R3, que desde New55 se considera óptimo para películas con emulsión de grano cúbico y que ha sido probado con películas como: Ilford (Pan F y HP5 Plus), Kodak (TMax y Tri-X), Efke 25 y Shanghai 100. En otros casos como es el de Ilford 3200, nos indican que funciona bien si exponemos para ISO 800. Lo que sí nos recomiendan es que aprovechemos para revelar esos viejos carretes que tenemos expuestos y sin revelar, ya que este «novedoso» producto nos permite hacerlo cómodamente.

Nota: todas las fotografías procesadas en R3 Monobath, por sus autores

Recorte de un fotograma © D.Fyler / New55 [clic para ampliar]

El monobaño, ¿es un producto innovador?

Pero en realidad, los reveladores monobaño, no son nada nuevo, ni el resultado de un moderno desarrollo, y así, personalmente, recordamos haberlos utilizado hace unos 55 años. En una época en la que ni se soñaba con la fotografía digital, este tipo de revelador-fijador en un solo baño, se emplea para revelar las película de “foto-finish”, de entre otros deportes, o espectáculos en las carreras de caballos.
También se entiende que los empleaban los espías, para revelar con el menor número de elementos posibles los rollos de película con los que tuviesen que reportar lo antes posible. Dentro de lo que son fórmulas comerciales, el producto más popular hasta el cese de producción hace unos años era el “Monotenal”, de la firma germana Tetenal. Ilford, por su parte, no podía quedar fuera de este terreno, y ofrecía el Monophen.

/Plantas entre sol y sombra
© Crowley [clic para ampliar]

El funcionamiento de un revelador monobaño es tal que el revelado –plata expuesta– y el fijado –plata sin exponer– se realizan simultáneamente.
De hecho, el revelado en si se produce con rapidez extrema –en menos de tres minutos– al tiempo que el fijado lleva unos 7 minutos: ningún problema con ello, ya que la acción del revelador se detiene automáticamente mientras finaliza la del fijado. Los tiempos de procesado son iguales para todas las películas. (*)
El tiempo de lavado es muy rápido, lo que resulta coherente con las aplicaciones previstas  de este tipo de revelador. Ello se debe al carácter alcalino de la solución, frente al más habitual ácido de los fijadores al uso: con cinco minutos suele ser suficiente.

Monobaños: formulación

Ignoramos la composición del revelador “R3 Monobath” ahora presentado, pero existen publicadas al menos dos fórmulas de fabricantes prestigiosos.
De las fórmulas magistrales para preparárselo uno mismo, podemos citar la de G.W. Crawley y la del Kodak Research Lab:

G.W. Crawley (1974)
Agua a temperatura ambiente: 750 ml
Sulfito sódico (anhidro): 50 gramos
Fenidona: 1 gramo
Hidroquinona: 12 gramos
Tiosulfato sódico: 70 a 125 gramos (según necesidad de fijado de la película empleada)
Hidróxido sódico (¡peligro!) 10 gramos (**)
Agua hasta 1000 ml

Kodak Research Lab (1961)
Agua a temperatura ambiente: 750 ml
Sulfito sódico (anhidro): 50 gramos
Fenidona: 4 gramos
Hidroquinona: 12 gramos
Tiosulfato sódico: 110 gramos
Hidróxido sódico (¡peligro!) 4 gramos (**)
Agua hasta 1000 ml

(**) El hidróxido sódico o “sosa cáustica” es un álcali muy potente, que mal manejado puede producir salpicaduras que pueden dañar seriamente piel y ojos. Es imprescindible mezclar los productos en el orden indicado y con el agua a temperatura ambiente, nunca caliente.
Se recomienda usar gafas y guantes protectores.
Por su parte, la Fenidona se disuelve con bastante dificultad a temperatura ambiente, por lo que la fórmula de G.W. Crawley parece más práctica de usar.
A la vista de estas dificultades, parece evidente que si existe un producto ya comercializado, es mucho más práctico recurrir a el.

/Empedrado, con alto contraste
De un rollo expuesto –y olvidado– hace 20 años © Crowley [clic para ampliar]

¿Qué tal rinden los reveladores monobaño?

Bien… podría decirse que si fuesen la panacea no existirían los otros, que requieren fijado aparte y mayor especificidad de tiempos de revelado y capacidad de modulación de resultados.
Los monobaño tienen a producir un grano más visible y contraste más difícil de controlar. Los resultados dependen mucho de la idoneidad de la película en relación al revelador. En general funcionan mejor con películas de sensibilidad media.

También pueden utilizarse para papeles, y podrían tener ciertas ventajas para didáctica con cámaras estenopeicas. Estamos dispuestos a probarlo y a ofrecer en su caso una opinión distinta, pero por las muestras que vemos, el nuevo R3 Monobath rinde de forma my similar a lo que hemos podido experimentar desde hace décadas con este tipo de producto (Monotenal de Tetenal, por ejemplo), con alto contraste, grano apreciable y luces y sombras que tienden a empastarse.
Una cosa parece evidente: a los tres baños clásicos les queda mucha vida por delante, y el monobaño es un muy antiguo recurso, interesante pero limitado.

¡Es Historia, amigos!

/Hombre de espaldas, con camisa arrugada y móvil en las manos
© D Fyler / New55

(*) Si al extraer la película del tanque muestra un aspecto lechoso… falta tiempo de proceso, en este caso de fijado: vuelva dejar la película unos minutos más en la solución.


       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.