El pasado fin de semana tuvo lugar la segunda edición del festival de fotografía analógica Revela-T, que atrajo a apasionados y profesionales de la fotografía química y argéntica al pequeño municipio barcelonés de Vilassar de Dalt.

Las distintas actividades y charlas programadas por el festival estuvieron repartidas por los diferentes espacios que Vilassar de Dalt ponía a disposición del Revela-T, tales como la biblioteca de Can Manyer o el parque de Can Rafart.

Aparte de servir como base para la Feria Comercial, en el parque de Can Rafart se realizaron diferentes encuentros de fotógrafos profesionales y aficionados © Albedo Media
Aparte de servir como base para la Feria Comercial, en el parque de Can Rafart se realizaron diferentes encuentros de fotógrafos profesionales y aficionados © Albedo Media

El parque de Can Rafart fue seguramente el epicentro del Revela-T, que además de acoger la Feria Comercial con los diferentes estands de fotografía analógica, fue el espacio dedicado a los diferentes encuentros previstos durante el festival.

Encuentro de Minuteros en el parque de Can Rafart, centro neurálgico del festival © Albedo Media
Encuentro de Minuteros en el parque de Can Rafart, centro neurálgico del festival © Albedo Media

La biblioteca de Can Manyer acogió diferentes exposiciones, como los retratos de Berta Vicente, las luminografías de Casanova y Egea o el reportaje «A dog’s life» de Paola de Grenet, entre muchas otras.

En la biblioteca de Can Manyer se encontraba la mayoría de las exposiciones del festival © Albedo Media
En la biblioteca de Can Manyer se encontraba la mayoría de las exposiciones del festival © Albedo Media
Retratos de Berta Vicente, ganadora del premio de retrato de los Sony World Photography Awards 2013 © Albedo Media
Retratos de Berta Vicente, ganadora del premio de retrato de los Sony World Photography Awards 2013 © Albedo Media

Los apasionados de los libros de fotografía y sus diversas ediciones también tuvieron su espacio en Revela-T en torno al encuentro Photobook previsto para la ocasión.

Miembros del Photobook Club BCN y Photobook Club Madrid mantuvieron una amena discusión sobre diferentes libros de fotografía en el encuentro en la biblioteca de Can Manyer © Albedo Media
Miembros del Photobook Club BCN y Photobook Club Madrid mantuvieron una amena discusión sobre diferentes libros de fotografía en el encuentro en la biblioteca de Can Manyer © Albedo Media

Y a pesar de la ausencia del experto Quinn Jacobson, que sí pudimos ver durante la primera edición del festival analógico, el colodión húmedo también tuvo su presencia en Revela-T 2014, como en la exposición del fotógrafo alemán Daniel Samanns

Retratos del fotógrafo Daniel Samanns en la biblioteca de Can Manyer: los ambrotipos de colodión húmedo que tanta profundidad confieren a las imágenes  © Albedo Media
Retratos del fotógrafo Daniel Samanns en la biblioteca de Can Manyer: los ambrotipos de colodión húmedo que tanta profundidad confieren a las imágenes  © Albedo Media

… o en el encuentro de «colodionistas» que tuvo lugar en el parque de Can Rafart, donde los asistentes del festival pudieron ver de primera mano todo el proceso de obtención de fotografías siguiendo este particular y fascinante proceso fotoquímico del colodión húmedo.

En el Parc de can Rafart © Albedo Media
En el Parc de can Rafart © Albedo Media

Ya en el Museo Archivo de Vilassar de Dalt, las galerías Valid Foto BCN y Tagomago propusieron  también conjuntamente una muestra de fotografías de destacados fotógrafos nacionales e internacionales.

El Museo Archivo de Vilassar de Dalt acogió conocidas muestras, como la de Arnold Newman en la imagen, cedidas por la galería Valid Foto BCN y Tagomago © Albedo Media
El Museo Archivo de Vilassar de Dalt acogió conocidas muestras, como la de Arnold Newman en la imagen, cedidas por la galería Valid Foto BCN y Tagomago © Albedo Media

En otra de las salas del Museo Archivo encontramos, entre muchas otras fotografías, muestras de  impresión de carbón directo del fotógrafo Xosé Gago.

Muestras de impresión al carbón directo y platinotipias del fotógrafo gallego Xosé Gago Pesqueira en el Museo Archivo de Vilassar de Dalt © Albedo Media
Muestras de impresión al carbón directo y platinotipias del fotógrafo gallego Xosé Gago Pesqueira en el Museo Archivo de Vilassar de Dalt © Albedo Media

Precisamente el fotógrafo gallego fue el encargado de impartir un taller de impresión al carbón directo dentro de las actividades que el Revela-T había decido realizar en centros de Barcelona durante los días previos al festival.

Xosé Gago durante el taller de impresión al carbón directo que impartió en Espai Nag © Alex Von Podolsky
Xosé Gago durante el taller de impresión al carbón directo que impartió en Espai Nag © Alex Von Podolsky

La asociación fotográfica Espai Nag, cuyos responsables entrevistamos recientemente, dispuso su laboratorio para la realización del taller.

Xosé Gago revisando una copia durante el taller © Alex Von Podolsky
Xosé Gago revisando una copia durante el taller © Alex Von Podolsky

También en Espai Nag estaba previsto otro taller, esta vez a cargo del reconocido fotógrafo Juan Manuel Castro Prieto, que debía hablar sobre la «cámara de gran formato y el laboratorio químico«, pero que finalmente no pudo realizarse por temas logísticos.

Pero no todas las actividades realizadas o previstas giraban en torno a temáticas tan especializadas. Volver a las raíces de la fotografía fue posible gracias al fotógrafo barcelonés Faustí Llucià y la instalación de «La imagen construida«, que transformó la sala de plenos del ayuntamiento en una cámara oscura, mediante la cual se proyectaba el paisaje exterior en la habitación.

lucià se sirvió de diferentes lentes para explicar los diferentes efectos de estas en las gigantes imágenes proyectadas, desde la profundidad de campo a las distorsiones, todo ello en el "interior" de la cámara © Albedo Media
lucià se sirvió de diferentes lentes para explicar los diferentes efectos de estas en las gigantes imágenes proyectadas, desde la profundidad de campo a las distorsiones, todo ello en el «interior» de la cámara © Albedo Media
lucià se sirvió de diferentes lentes para explicar los diferentes efectos de estas en las gigantes imágenes proyectadas, desde la profundidad de campo a las distorsiones, todo ello en el "interior" de la cámara © Albedo Media
lucià se sirvió de diferentes lentes para explicar los diferentes efectos de estas en las gigantes imágenes proyectadas, desde la profundidad de campo a las distorsiones, todo ello en el «interior» de la cámara © Albedo Media

Pese a que muchos de los conceptos tratados – profundidad de campo, plano focal, distorsiones, fugas, etc. – fueran en sí nociones relativamente básicas, los asistentes agradecieron poder apreciarlos bajo estas condiciones tan particulares y, a la vez, tan elementales como es una cámara oscura.

Pero, sin duda, uno de los platos fuertes y sorpresas del Revela-T fue Gabino Diego, tal como nos comentó hace unos días Pep Mínguez, máximo responsable del festival (ver entrevista).

Gabino Diego es de hecho un gran coleccionista de fotografías, y aquellos que se acercaron a Vilassar de Dalt para el Revela-T pudieron disfrutar de su particular sentido del humor durante  la charla además de conocer que llevó a este conocido actor a dedicarse por esta (costosa) pasión.

Gabino Diego en Revela-T 2014; a falta de un proyector en la sala – "¡qué pena que no os las pueda enseñar! comentó" –, el conocido actor amenizó la charla con su particular sentido del humor y sus experiencias personales © Albedo Media
Gabino Diego en Revela-T 2014; a falta de un proyector en la sala – «¡qué pena que no os las pueda enseñar! comentó» –, el conocido actor amenizó la charla con su particular sentido del humor y sus experiencias personales © Albedo Media

Ya de joven mostró afición por los libros de fotografía, y empezó comprando piezas de célebres fotógrafos como Alberto García-Alix o Cristina García Rodero. Lo que empezó como afición, acabo como pasión, y siguieron las fotografías de Chema Madoz o Joan Fontcuberta, todos ellos Premios Nacionales de fotografía. Siguió de forma lógica con algunos de los «padres» de estos fotógrafos, como Fernando Gordillo y otros compañeros del movimiento de la Escuela de Madrid de mitades del siglo pasado.

Hoy en día, Gabino Diego cuenta en su colección privada con más de 300 piezas de grandes fotógrafos – la mayoría en blanco y negro y en papel baritado, puntualizó –, muchas de las cuales siguen una misma temática, en torno a las mujeres y los niños principalmente. De hecho, ha organizado algunas exposiciones, una de ellas precisamente titulada  «mujeres y niños primeros».

Gabino Diego fue, sin duda, uno de las sorpresas del festival, donde los asistentes pudieron conocer su poco conocida faceta de coleccionista de fotografías © Albedo Media
Gabino Diego fue, sin duda, uno de las sorpresas del festival, donde los asistentes pudieron conocer su poco conocida faceta de coleccionista de fotografías © Albedo Media

Sin embargo, esta pasión coleccionista es económicamente muy costosa, «llevo cuatro años sin ir a Arco, por miedo a comprar», dice irónicamente, «sería capaz de atracar un banco para comprar una foto», pues lo que empieza como pasión pueda acabar como obsesión: «uno de los orgasmos del coleccionista es cuando ves la foto ya enmarcada». Está claro, «el coleccionista es un yonqui», remató.

Gabino Diego es poco conocido por su faceta de coleccionista de fotografías, pese a que se reconoce como un gran apasionado; su colección privada está formada por más de 300 piezas de célebres fotógrafos como Alberto García-Alix, Cristina García Rodero, Chema Madoz o Joan Fontcuberta

Pero como toda pasión/obsesión, ser coleccionista de fotografías también tiene su lado positivo: «una de las ventajas del coleccionista es tener la oportunidad a veces de conocer a las autores fotógrafos, su historia… es algo que necesita tiempo». Así pues, con el tiempo, el actor se ha convertido en un gran conocedor de la fotografía de nuestro país, y ha desarrollado un buen criterio a la hora de seleccionar las piezas. De hecho, en su colección no solo tienen cabida fotógrafos de renombre, sino también otros fotógrafos emergentes, que conoce a través de amigos, además de galeristas. Quizá, para la próxima edición del festival Revela-T tengamos ocasión de ver algunas de sus piezas.

Feria Comercial de Revela-T © Albedo Media
Feria Comercial de Revela-T © Albedo Media

Mientras tanto, los visitantes, pudieron recorrer la animada Feria Comercial del festival y, a su modo, ejercer de coleccionistas adquiriendo todo tipo de material analógico.

En los estands de la feria fue posible encontrar todo tipo de cámaras analógicas © Albedo Media
En los estands de la feria fue posible encontrar todo tipo de cámaras analógicas © Albedo Media

En ella nos encontramos con las cámaras estenopeicas Nopo, de las cuales ya hablamos en su momento. Las Nopo Cameras están hechas de forma artesanal una a una, en maderas nobles, como el nogal o el cerezo. Aunque de momento sólo están disponibles para películas clásicas de 35mm, su responsable Toño Cañadas nos comentó que ya está trabajando en otros modelos compatibles con película 120 de formato medio.

Las artesanales cámaras estenopeicas de Nopo tienen un diseño muy minimalista, y están construidas en maderas nobles (nogal y cerezo); a pesar de lo artesanal de sus construcción, algunas de las piezas interiores están realizadas con las tecnologías más recientes, como la  impresión 3D © Albedo Media
Las artesanales cámaras estenopeicas de Nopo tienen un diseño muy minimalista, y están construidas en maderas nobles (nogal y cerezo); a pesar de lo artesanal de sus construcción, algunas de las piezas interiores están realizadas con las tecnologías más recientes, como la  impresión 3D © Albedo Media

Y siguiendo con cámaras artesanales de madera, pero de dimensiones mucho más considerables, nos encontramos con el Rosebud 28×28″ (aproximadamente 70×70 cm) de Joaquín Paredes, que incluye su particular trípode, el «Tetrápode«. Llevó casi tres meses construirla y comentan que es seguramente la cámara más grande del continente. Asombrosamente fácil de ajustar, mirar a través de ella supone una experiencia a la que la mayoría de los visitantes no estaban acostumbrados.

Joaquín Paredes posa con su "Tetrápode", una cámara de madera basada en una placa de 28x28", bautizada Rosebud ¿La cámara más grande de Europa?  © Albedo Media
Joaquín Paredes posa con su «Tetrápode», una cámara de madera basada en una placa de 28×28″, bautizada Rosebud ¿La cámara más grande de Europa?  © Albedo Media

Ya entrada la noche, tuvimos ocasión de ver las entrañas del «fotomatón» donde, como no podía ser de otro modo, las fotos se obtienen siguiendo un proceso clásico de revelado químico.

"La Cabina que retrata" es una cabina de fotos de los años 70 que fue adquirida en Estados Unidos © Albedo Media
«La Cabina que retrata» es una cabina de fotos de los años 70 que fue adquirida en Estados Unidos © Albedo Media
También hubo ocasión para momentos más festivos que sirvieron para animar el Revela-T © Albedo Media
También hubo ocasión para momentos más festivos que sirvieron para animar el Revela-T © Albedo Media

Desde una perspectiva más general, y a pesar de las múltiples y lúdicas actividades realizadas durante la segunda edición del festival, la organización logística del mismo faltó de la rigurosidad del primer Revela-T 2013, quizá menos exigente en cuanto a su preparación. Está claro que las ausencias de Quinn Jacobson o J.M. Castro Prieto supusieron un revés para la (quizá demasiada) ambiciosa programación del festival, pero, desde nuestro personal punto de vista, el Revela-T necesita madurar aún más su propuesta para acabar de consolidarse como el festival analógico de referencia.

El caballo gigante de la Cía Antigua & Barbuda fue expuesto en el parque de Can Rafart en ocasión del festival Revela-T 2014 © Albedo Media
El caballo gigante de la Cía Antigua & Barbuda fue expuesto en el parque de Can Rafart en ocasión del festival Revela-T 2014 © Albedo Media
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.