Ayer concluyó en Vilassar de Dalt el principal fin de semana del Revela-T 2016, uno de los festivales de fotografía analógica de referencia en nuestro país. De hecho, las actividades del festival se extienden hasta el próximo 5 de junio, pero el grueso de su programa tuvo lugar durante el pasado sábado y domingo, lo que nos permite relatar nuestras primeras impresiones en esta crónica.

Revela-T 2016
El pasado fin de semana fue el más esperado del festival Revela-T 2016 © Albedo Media

El sábado, día principal del festival, arrancaba con una de las actividades más esperadas del programa del festival, la charla de Juan Manuel Castro Prieto en la Biblioteca can Manyer. Galardonado recientemente con el Premio nacional de fotografía (2015), Castro Prieto es un referente en cuanto a fotografía analógica se refiere, y muy conocido por sus trabajos como positivador de fotógrafos como Cristina García Rodero, Chema Madoz o Alberto García-Alix.

Revela-T 2016
Charla de Juan Manuel Castro Prieto en la biblioteca de can Manyer © Albedo Media

Durante su charla repasó algunos de sus proyectos más importantes, como es el caso de «Extraños«, que se extendió durante 20 años, desde 1983 a 2003, y en el que «buscaba las huellas de la memoria, mis miedos». Castro Prieto reconoció también la dificultad que le suponía acabar un trabajo, pues siempre es posible encontrar fotos que añadir. Extraños es, de hecho, un corte trasversal de su obra, como ha afirmado en alguna ocasión, y que se nutre de otros de sus proyectos: «Extraños es el único hilo conductor de mis trabajos», sentenciaba.

Revela-T 2016
Juan Manuel Castro Prieto fue también el encargado de inaugurar oficialmente el festival el pasado viernes © Albedo Media

También habló de sus proyectos más recientes, como Cain o Cespedosa, en los cuales sigue todavía trabajando; de hecho, en la actualidad tiene nada menos que una quincena de proyectos en marcha. Y por supuesto, habló de «Perú, viaje al Sol«, un país al que ha viajado en muchas ocasiones. Se trata de uno de sus trabajos más importantes, y que en cierto sentido supone una mirada hacia la cultura indígena. Sus emblemáticos retratos están, de hecho, realizados con cámaras de placas. «Siempre que puedo disparo con la 20×25. Hago la fotos con varias cámaras y al final siempre me quedo con la de la 20×25; tiene algo especial». Para hacer las fotos, «siempre voy de cara, les cuento qué es lo que quiero hacer; cuándo la gente ve que tienes respeto, te dejan entrar en sus casas». Aunque hay que trabajar rápido, puntualizó: «Con la cámara de placas tardo un minuto en montarla y un minuto más en enfocar», y es que «la gente aguanta dos minutos; 10, no».

Revela-T 2016
Exposición “Perú, viaje al Sol”, de Juan Manuel Castro Prieto, en la Sala de l’Estrella © Albedo Media

Castro Prieto trabaja actualmente solo en color – aunque en algunos trabajos mezclaba el color con el blanco y negro, algo que a mucha gente le resulta extraño–. También recalcó que, dentro de su metodología de trabajo, realiza un escaneo del negativo para luego editarlo en Photoshop, combinando así flujos fotoquímicos y digitales para aprovechar lo mejor de cada mundo. Y es que para el fotógrafo madrileño, los papeles de color actuales no están a la altura. Finalizada la charla, aprovechamos para dar una vuelta por la Sala de l’Estrella, donde se exponían muestras de «Perú, viaje al Sol» y donde los asistentes tuvieron ocasión de conversar con el fotógrafo.

Revela-T 2016
El Parc de can Rafart fue, como en ocasiones pasadas, el centro neurálgico del festival © Albedo Media

Nos acercamos seguidamente al Parc de can Rafart, el centro neurálgico del festival, y donde los asistentes y transeúntes podían observar todo tipo de «artefactos» de la era pre-digital. Zootropos, visores estereoscópicos de Holmes, limnoscopios, cámaras lúcidas, cámaras oscuras… todas ellas haciendo referencia a la creación de la imagen en su estado puro.

Revela-T 2016
El cine también tiene su presencia en el festival. A la derecha Sauveur Granero, de «Et Voila cameras» maneja una Pathé © Albedo Media

Por supuesto, no faltaban los minuteros, que invitan al público a retratarse de un modo diferente al que la mayoría está acostumbrado y que, como cada año, son uno de los imprescindibles del festival.

Revela-T 2016
Minuteros en el Parc de can Rafart © Albedo Media

El Parc de can Rafart fue también el escenario escogido por Borut Peterlin –uno de los mayores expertos en su materia– para hacer una demostración de colodión húmedo. Se trata de un proceso siempre asombroso de observar –tanto para acostumbrados como para neófitos– y, como en otras ocasiones, aglutinó a bastante gente a su alrededor.

Revela-T 2016
Taller de colodión húmedo a cargo de Borut Peterlin. A su izquierda, Joaquin Paredes, a su vez experto colodionista, le ayudó con la traducción del inglés al español. © Albedo Media

Otro de los puntos neurálgicos del Revela-T fue la Fábrica de cal Garbat, donde pudimos encontrar la mayoría de la exposiciones programadas repartidas en sus diferentes salas, como «Hemicránea», de Joaquín Paredes o «Rocker, retrato de un espíritu», de Antonio Alay. No fue, de hecho, hasta la pasada edición que el festival pudo contar con este espacio para su programa. Sin duda, una acertada anexión.

Revela-T 2016
“Hemicránea”, exposición de Joaquín Paredes en la Fábrica de cal Garbat © Albedo Media
Revela-T 2016
“Hemicránea”, exposición de Joaquín Paredes en la Fábrica de cal Garbat © Albedo Media

El Museo Archivo Municipal de can Banús fue otro de los espacios dedicados a las diferentes exposiciones de fotografía analógica del Revela-T 2016. Especial mención para la exposición de Michael Kenna que, junto con la de Castro Prieto, era la única que contaba con un recinto dedicado.

Revela-T 2016
“La mirada líquida”, exposición de Michael Kenna, en el Museo Archivo Municipal de can Banús © Albedo Media

Por supuesto, no podía faltar la ya tradicional actividad lúdica de Faustí Llucià, que bajo el nombre de «La imagen construida«, transformó el campanario de la iglesia de Vilassar de Dalt en un cámara oscura gigante. Una actividad que, pese a la relativa sencillez de los principios en los que se sustenta, sigue atrayendo a un considerable público, el cual observa con fascinación cómo se forma la imagen a partir de la luz que atraviesa un «simple agujero» en la pared. «La magia de la fotografía», como pudimos escuchar repetidas veces.

Revela-T 2016
La imagen construida, de Faustí Llucià, en la iglesia de Vilassar de Dalt © Albedo Media
Revela-T 2016
Subir al campanario de la iglesia no es, sin embargo, tarea fácil; las estrechas escaleras obligan a los asistentes de la actividad a organizarse con paciencia © Albedo Media

Volvemos al Parc de can Rafart para dar un paseo por la también ineludible Feria Comercial, donde tiendas y entidades comerciales especializadas en fotografía analógica y fotoquímica exhiben sus productos. NOPO Cameras, Sales de Plata, Foto-R3, Et Voila cameras o Wonder Photo Shop de Fujifilm, entre otras, son algunas de las que hicieron acto de presencia en el Revela-T 2016. Ausencia notable, en un festival analógico, sería la de Lomography.

Revela-T 2016
Las artesanales cámaras estenopeicas de NOPO Cameras, en la Feria comercial © Albedo Media
Revela-T 2016
Las cámaras instantáneas de Fujifilm en la Feria comercial © Albedo Media

Sin embargo, no se trata solo de hablar de fotografía analógica en el Revela-T, sino de disfrutar del ambiente festivo que se respira en la localidad de Vilassar de Dalt durante los días del festival. Por supuesto, allí pudimos encontrar a algunos de los fotógrafos de referencia de la fotografía fotoquímica de nuestro país, pero también hacerlo con mucha gente que se acercaba a conocer otra mirada de la fotografía. Y a pesar de que –según nuestro parecer– aún hace falta atraer a más gente, el festival sigue apostando por un formato lúdico y ameno que permite disfrutar de la fotografía desde otro punto de vista, gracias a una organización que cuenta ya con cuatro años de experiencia y que está respaldada por multitud voluntarios y asociaciones locales.

Revela-T 2016
Parc de can Rafart, a mediodía, esperando la paella gigante © Albedo Media
Revela-T 2016
El ambiente festivo y Revela-T van juntos de la mano © Albedo Media

Más información:

Fotos y notas de cobertura por Marc Vidal.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.