‘TED talks’ por el futuro de la fotografía analógica

Compartir

La noche de la fotografía analógica ha pasado y un nuevo amanecer está llegando. ¿Como será el futuro de la película?” Con estas palabras arranca este nuevo proyecto que plantea organizar unas ‘TED talks‘ acerca del futuro de la fotografía analógica.

El finlandés Juho Leppänen lleva años siguiendo la evolución del mundo de la fotografía fotoquímica, y ha constatado que, después de los años dorados cuando “Kodak o Fujifilm eran del tamaño de Coca-Cola o Pepsi”, cada vez más usuarios –curiosamente, más de la mitad de ellos menores de 35 años– quieren que las cámaras de película vuelven al escenario. Por este motivo, Leppänen ha decidido crear una nueva campaña de crowdfunding in Indiegogo bajo el nombre “We all need to Co-Create the Future of Film“, y en la cual pretende organizar una serie de charlas TED donde reunir esta fuerte comunidad de usuarios en pro de esta fotografía con la industria analógica.

El proyecto consta actualmente de 10 charlas/ponencias donde se tratarán diversos aspectos sobre el futuro de la fotografía analógica, incluyendo la futura fabricación de películas o cámaras –analógicas, por supuesto– o discusiones sobre cómo evolucionarán los procesos de escaneo y el revelado en este nuevo “amanecer”. Entre las ponentes invitados para estas TED talks, encontramos a Bellamy Hunt –de Japan Camera Hunter–, Mirko Boeddeker –ADOX/Fotoimpex–, Abe Fettig –creador de la app FilmLab o Nicolás Llasera –representante en España de Jobo y Chamonix–. Una interesante iniciativa, cuya meta es conseguir, en las poco más de dos semanas que le quedan, reunir los 28.500 € necesarios para seguir adelante con la financiación de este proyecto.

Más información en la página del proyecto en Indiegogo y en la página web Future of Film.

Compartir
Raphaël Terris
Ingeniero en telecomunicaciones, especializado en procesado digital de señales y apasionado de la tecnología y la fotografía. Con trece años de experiencia en el campo de las comunicaciones móviles y por satélite, y más de siete años en la docencia universitaria, trabaja actualmente como periodista, divulgador y formador en tecnología y fotografía.

7 Comentarios

    • Hola Nicolas. Ya lo hemos añadido en el artículo, un despiste por nuestra parte, ¡gracias por avisarnos! Un saludo.

    • Por lo general, en esta sección de comentarios de nuestro medio esperamos, de aquellos que participen, algo más de elaboración para aportar algún valor significativo al comentario, para mayor enriquecimiento de todos. Así, nos gustaría haber conocido sus razones para defender el término “fotografía química”, que es lo que entendemos al leer “química, por favor”, antes que “analógica”.

      Este es un tema, podríamos decir “viscoso”. Vamos a elaborar un poco, ya que a pesar de todo, su comentario nos da pie a ello y además en un tema hoy en día tan polémico… como inocuo según nuestro entender. Personalmente, para el tipo de procedimiento general al que se llama “química” [fotografía química] yo favorecería, bien el término “fotografía fílmica”, bien el término “fotografía fotoquímica”. Cada uno de los dos tiene sus inconvenientes, pero entiendo que son más precisos que simplemente química.

      Pero para movernos en los tiempos de la limitación de espacio y caracteres, se impone una cierta simplificación y así el término “analógico/a” nos permite –por ejemplo– referirnos a una cámara como “analógica” y casi todo el mundo sabrá de qué hablamos evitando tener que escribir “cámara química”, –que sería incorrecto– o cámara “para película” o “cámara para fotografía fotoquímica”… Podría seguir en la argumentación, pero voy a proponerle un par de reflexiones: Un CD, un DVD o un Blu-ray, ¿son soportes/sistemas digitales? ¿Seguro? Porque se generan quemando literalmente puntos mediante un láser en una capa de colorantes… químicos. Sería por tanto imagen química, ¿no es eso? Aunque lo que esté “dibujado” allí sea un sistema en base dos. ¿Quizá “imagen matemática”?

      Ahora, demos un paso más: en un proceso fotoquímico –como es el de la fotografía coloquialmente llamada “analógica”– durante la exposición lo que hacemos es “mover” cargas eléctricas de la naturaleza molecular de los haluros de plata, para generar una imagen latente. Con el revelado, a través de una reacción de óxido reducción, modificamos la estructura molecular de esas sales de plata pasadas a un estado inestable mediante la luz –radiación electromagnética– a otro estado distinto, como es de la plata metálica.

      Así por tanto, el proceso de la fotografía fotoquímica es intrínsecamente… físico. ¿Deberíamos llamarle a ese proceso quizá “fotografía fotofísica”? El proceso de fotolitografía para generar los CCDs y CMOS empleados en fotografía “digital” que, por cierto, tienen una base analógica, también podría ser un tema de discusión… Somos de la opinión que las denominaciones pueden ser más fáciles y prácticas de lo que parece. Saludos y gracias por leernos.

  1. Otro ponente invitado, el único español, es Nico Llasera, representante para España junto a Marcos García, de Jobo y Chamonix. Creo interesante el dato puesto que hay también representación española en esta gran iniciativa.

    • Hola Oscar. Sí, efectivamente, tienes razón, tal como acabamos de comentar a Nicolás, ya hemos añadido el dato, que se nos había pasado por alto. Muchas gracias por informarnos. Un saludo.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.