Durante la noche de reyes del pasado 2017, Kodak anunciaba la vuelta de su mítica película diapositiva en color Ektachrome, un regalo perfecto para los amantes de lo analógico, un preludio para lo que muchos consideran la resurrección de la fotografía fotoquímica.

En efecto, el año que dejamos atrás ha sido muy prolífico en novedades, y aunque ello no sea condición suficiente para afirmar que la fotografía analógica vuelva para quedarse –de hecho, nunca se fue–, sí muestra que existe un interés creciente por parte de la comunidad fotográfica para este tipo de técnicas, muchas veces enfrentadas –la mayor de las veces sin sentido– con la fotografía digital.

Las películas y emulsiones han sido seguramente unas de las protagonistas de pasado 2017, empezando por el anuncio del Kodak Ektachrome con el que abríamos esta crónica. La propia compañía resumía así su decisión en su nota de prensa: “El resurgimiento y la popularidad de la fotografía analógica ha creado una demanda de productos nuevos y antiguos, al tiempo que las ventas de película profesional no han dejado de crecer en los últimos años gracias a los profesionales y aficionados que redescubren el control artístico que ofrecen los procesos manuales y la satisfacción creativa de un producto final físico”.

Algunas de las películas Ektachrome que Kodak había dejado de producir © Albedo Media
Algunas de las películas Ektachrome que Kodak había dejado de producir © Albedo Media

De momento, aún no ha llegado a las tiendas, pero tal como confirmaban algunos responsables de la firma hace unas semanas, el proceso sigue su curso y la nueva Ektachrome debería llegar durante este año. Si bien algunos especularon incluso con la vuelta de la película Kodachrome –el problema no sería tanto fabricarlas como procesarlas–, de momento lo único que ha sido anunciado con ese nombre es un magazine de fotografía…

Primer número de Kodachrome magazine © Kodak
Primer número de Kodachrome magazine © Kodak

Sin embargo, la gran mayoría de emulsiones anunciadas han sido películas en negativo. Es el caso de la reaparición de la legendaria P30 de Film Ferrania, cuya versión en pruebas ALPHA se anunciaba a principios de febrero. Después de analizar cómo se firmaba esta película pancromática de 35 mm en blanco y negro, pudimos realizar unas primera pruebas de la misma al poco de recibir los primeros rollos.

Primeros embalajes de la película Ferrania P30 ALPHA © Albedo Media
Primeros embalajes de la película Ferrania P30 ALPHA © Albedo Media

Nos desplazamos ahora a Yokohama, sede de la CP+, una de la feria fotográficas más importantes del calendario que se celebra anualmente en Japón. Aunque anunciada a finales del 2016, fue allí donde pudimos ver los primeros rollos disponibles de la película negativo en blanco y negro Bergger Pancro400, la emulsión actualizada que el fabricante francés ha vuelto a comercializar en formato 135 y 120.

Bergger Pancro400 © Albedo Media
Bergger Pancro400 © Albedo Media

En aquellas fechas, otro de los actores más conocidos en esto de lo fotoquímico, Lomography, anunciaba que la comercialización de la película negativa en color Lomography F2/400, una mezcla entre “genialidad” –de marketing– y osadía, pues se trataba básicamente de vender bobinas de película caducada bajo un nuevo packaging. Muy esclarecedor es el hecho que la propia compañía recomienda exponer a IE 200 más que a 400 ISO, debido a la pérdida de sensibilidad debida al paso del tiempo…

Imagen de muestra realizada con la F2/400 © Lomography
Imagen de muestra realizada con la F2/400 © Lomography

No hay que olvidar que no todo el mundo se ha subido a este tren de “resurrección fotoquímica” del mismo modo: los hay que siempre estuvieron, los hay que nunca han estado o lo hay que siempre se han aprovechado de las tendencias y las modas… a costa de los usuarios que las siguen. Discernir entre unos y otros no es siempre, sin embargo, una tarea fácil…

Justo después de empezar el verano, el distribuidor alemán MacoDirect, especializado en material fílmico y fotoquímico, anunciaba la producción de la Vario Chrome, una nueva película dispositiva en color en formato 35 mm bajo la marca Rollei, con una –supuesta– sensibilidad variable y con un cuidado y llamativo packaging.

Una presentación muy original y atractiva para la nueva Rollei Vario Chrome © Albedo Media
Una presentación muy original y atractiva para la nueva Rollei Vario Chrome © Albedo Media

Los usuarios de las películas reversibles estaban de suerte, pues disponían de una nueva opción mientras esperaban la llegada de la Ektachrome de Kodak. Sin embargo, tal como confirmamos en nuestra pruebas unos meses más tarde, parece un producto más bien destinado a coleccionistas, pues vale más la estética del packaging que el contenido.

Película Zorki Photo Mono (Diseño del embalaje por Martin Duncan) © Zorki Photo
Película Zorki Photo Mono (Diseño del embalaje por Martin Duncan) © Zorki Photo

El verano trajo también más emulsiones negativas para blanco y negro, como la Zorki Photo Mono de formato 135/36 (finalmente llamada Kosmo Photo Mono) o la rusa FOQUS Type-D 200, esta última definida por el propio fabricante como una película “doméstica”, para dejar claras que sus intenciones no era ofrecer un producto de primera calidad sino una película asequible, una sinceridad poco común en estos ámbitos.

FOQUS Type-D 200 © Foqusstore
FOQUS Type-D 200 © Foqusstore

Más películas negativas, esta vez en color, llegaban de la mano de CineStill Film con su CineStill 50D, que ahora anunciaba para formato 120. El año pasado ya había hecho lo propio con su conocida película para tungsteno CineStill Xpro C-41 800 Tungsten, mediante una campaña de micromecenazgo, una de las herramientas de financiación más utilizadas por los fabricantes de película.

Y justo antes de acabar el verano pasado, la ya mencionada Macodirect asumía la distribución de las películas para las cámaras subminiatura MINOX –muy conocidas por sus aplicaciones de espionaje y copia de documentos–, cuyos minúsculos cartuchos contienen película para 36 fotogramas de tamaño 8×11 mm.

 

Cámara MINOX con un cartucho de película © Macodirect
Cámara MINOX con un cartucho de película © Macodirect

Antes finalizar el año, Silberra –una nueva firma rusa que produce y distribuye películas fotográficas– ponía en marcha una campaña de micromecenazgo en Indiegogo con el fin de recaudar fondos para la producción de nuevas emulsiones negativas en blanco y negro.

Film Washi –definida a sí misma como la compañía más pequeña del mundo dedicada a la fabricación de película y material fotográfico– lanzaba nuevas películas emulsionadas artesanalmente destinadas a aquellos usuarios que desean experimentar con emulsiones diferentes.

Imagen de muestra con película artesanal pancromática V-100, la última emulsión del pequeño fabricante francés © Film Washi
Imagen de muestra con película artesanal pancromática V-100, la última emulsión del pequeño fabricante francés © Film Washi

Pero no todo han sido buenas noticias. Fujifilm anunciaba hace un par de meses que en 2018 hará un importante recorte a su –cada vez más escueto– catálogo de emulsiones fotoquímicas, abandonando, entre otras, las películas Neopan ACROS en hojas 4×5″ y 8×10″.

Está claro que no todo va a ser un camino de rosas, pero deseamos que este 2018 nos traiga, al menos, tantas novedades “fotoquímicas” como el año que recién concluimos.


El artículo original ha sido actualizado para incluir las novedades de Silberra y Film Washi.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.