Cámaras para fotografía deportiva – su historia

altLos organizadores de la feria CP+ de Yokohama saben crear una combinación muy equilibrada de producto por un lado y contenido cultural por otro, y todo ello en espacios contiguos, muy bien integrados, que facilitan y sugieren la visita. Uno de ellos es –en esta edición 2014– la exposición especial sobre la historia de cámaras para fotografía deportiva organizada por el JCII Camera Museum.

 

 

/alt
© Albedo Media, S.L./alt
© Albedo Media, S.L./alt
© Albedo Media, S.L.

Con el bello tema “Cameras and the Times They Brought Us Unforgettable Moments in Sports” (*), el museo del Japan Camera Industry Institute (JCII) mostraba una colección de cámaras y objetivos empleados para fotografía deportiva hace ya medio siglo con motivo de los primeros juegos olímpicos de Tokio, así como de las imágenes captadas mediante esos equipos en los acontecimientos deportivos, situación social en la época y publicaciones correspondientes a la misma.

/alt
© Albedo Media, S.L.

En esta edición de 2014, con la superficie de la feria CP+ ampliada gracias al éxito progresivo de la misma, el espacio destinado a la muestra del JCII Camera Museum había pasado del centro del Hall principal a un lateral del mismo, ganando de esa forma metros cuadrados y valor de la ubicación, en  un lugar brillante, cerca de una de las entradas, pero más tranquilo, lejos de las músicas y reclamos muy propios de este tipo de feria japonesa.

/alt
© Albedo Media, S.L.

Está claro que los creadores de la muestra “Cámaras y los tiempos en los que nos brindaron momentos inolvidables en los deportes”, saben montar exposiciones, pues la que ahora nos ocupa, se desarrollaba a lo largo de una serie de expositores y vitrinas, en distintas formas y configuraciones, bien iluminadas y distribuidas de tal forma que permitiesen la circulación de visitantes en distintos sentidos, sin estorbarse en ningún caso.

/alt
© Albedo Media, S.L.

¿Posibilidad de fotografiar para el público en general? ¡Por supuesto! ¿Por qué no? Igualito que en otros sitios…
Solo una cosa imperdonable: no se ha publicado catálogo alguno relativo a la muestra. Cuestión de presupuesto entendemos, pues el esfuerzo de selección de cámaras, objetivos e imágenes ya estaba hecho…

/alt

Salvo autorías ajenas a Albedo Media, S.L., todas las fotografías que componen este artículo han sido capturadas y compartidas directamente desde una Samsung Galaxy NX

 

/alt
© Albedo Media, S.L.

Los inicios de la cámara de reportaje en formato medio, con el «visor deportivo» desplegado… con los bellos nombres de «Minimum Palmos», «Deckrullo Nettel», «Plaubel Makina»…

/alt
© Albedo Media, S.L.

No podía faltar una Robot, motorizada a resorte, para hasta 50 fotogramas de 24 x 24 mm sobre película de 35 mm cargada en chasis especiales de cambio rápido, sin necesidad de rebobinado.

/alt
© Albedo Media, S.L.

La muy peculiar Ricoh Auto Shot de 1964 se utilizó para las «photo finish» de los juegos Olímpicos de Tokio 1964. A observar la cadenilla de enganche para el cordón de la línea final, que tiraba del disparador interno bajo la tensión del primer corredor en cruzar la línea.

/alt
© Albedo Media, S.L.
En la vitrina especial circular de la entrada, un Canon 800 mm f/8, que acopla a una Leica telemétrica con una caja de espejo…

/alt
© Albedo Media, S.L.
…y un Takumar 800 mm f/4 acoplado a una Pentax 6×7

/alt
© Albedo Media, S.L.

No muchos conocen –hoy en día– los más famosos precursores de los teleobjetivos de espejos o catadióptricos actuales, pero en su época, los soviéticos «MTO» como este de 100 cm f/10 eran realmente espectaculares, por lo compacto –para su focal de 1.000 mm– y por sus nada desdeñables prestaciones.

/alt
© Albedo Media, S.L.
El «MTO» de 50 cm f/8, también de espejos, es posterior al «MTO»100 cm f/10

/alt
© Albedo Media, S.L.

En una época en la que las primeras réflex para película de 35 mm, las Kine Exakta, todavía no habían aparecido, usar cámaras telemétricas como esta Leica, con un objetivo como el Astro Identoscop 200 mm f/4,5 exigía el uso de una suerte de caja de espejo (en Leica se llamó Visoflex). Un sistema ajustable mecánico hacía que –al accionar una palanca de disparo– el espejo se levantase una fracción de segundo antes del disparo en sí: todo un reto para conseguir captar el momento decisivo en un acontecimiento deportivo.

/alt
© Albedo Media, S.L.

Por algo estas Graflex se llaman «Speed Graphic»… el visor de alambre (retráctil y flexible, para resistir los golpes) y que incorpora corrección de paralaje al estilo del «alza» de las armas de fuego de miras abiertas, permite seguir a los sujetos en movimiento y controlar, con los dos ojos abiertos, el entorno. Ello permite detectar posibles cambios en el punto de interés e incluso situaciones potenciales de peligro para el fotógrafo.

/alt
© Albedo Media, S.L.
Las imágenes están magníficamente copiadas, respetando la gama de época.

/alt
© Albedo Media, S.L.
¿Quién sabe si la persona de la derecha es uno de los atletas o fotógrafos de los primeros juegos olímpicos de Tokio?

(*) «Las cámaras y los tiempos que nos trajeron momentos inolvidables en el deporte»
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.