Compartir

Cuando, hace pocos días, leí –en distintos medios– (1) que había fallecido Artur Fischer, …“el inventor –en 1947– del primer flash sincronizado para cámaras”…, noté un cierto temblor en la vitrina situada a mi espalda: unas Exakta VP habían girado sus objetivos hacia mi, probablemente haciéndose eco de que Karl Nüchterlein creador de las mismas, se había removido en su tumba.

En efecto, la cosa no era para menos, ya que desde 1935, las Exakta de la serie VP (desde la Modell A Version IV) fueron las primeras cámaras en incorporar la sincronización para flash. (2) El creador de estas cámaras réflex de formato medio (6,5×4 cm), Karl Nüchterlein, que fue igualmente el primero en desarrollar para la firma Ihagee la primera réflex para película de 35 mm, registró la primera patente para la sincronización de flash incorporada a una cámara, y más concretamente con el Nº-2096856. Eso sería –por tanto– doce años antes que la supuesta invención del Sr. Fisher.

Esta cuestión de la información errónea en asuntos relacionados con la historia de los aparatos fotográficos no es un caso aislado ni tampoco nuevo –hace una semana en un vídeo acerca de la “historia de la fotografía” se decía que la primera cámara réflex apareció en 1948– y tiene su origen, en parte, cuando en el mundo 2.0 no se siguen las más correctas prácticas del periodismo… bien entendido.

En este caso, el del famoso Sr. Fischer –al que no restamos en absoluto mérito a sus famosas y muy prácticas invenciones– al parecer la noticia original viene del New York Times. ¡Nada menos! Por tanto nos podemos fiar…claro lo mismo que de lo que publique –por poner un ejemplo– El País, ¿no? A partir de ahí se produce la cascada: Petapixel publica la noticia, y de ahí se propaga más o menos resumida, la mayor parte de las veces sin citar a Petapixel, sino al NYT, que es como más guay. El honesto becario o redactor tiene que cerrar rápido su columna… ¡que se acaba la semana! Así que no es cuestión de buscar más allá del NYT. Al fin y al cabo lo importante son “las impresiones”.

Peinar canas –sin caspa– tiene el inconveniente de que cada vez le queda a uno menos tiempo para hacerlo, y la ventaja de que se ha tenido tiempo –y sobre todo intención– para estudiar más. Así que os podemos contar algún detalle adicional a lo que ya publicamos en nuestro artículo acerca de la Kine Exakta.

Dos cámaras réflex monoculares Exakta VP, para formato medio, en plata y negro
Las cámaras réflex monoculares Exakta VP, para formato medio de 6,5×4 cm sobre rollos 127, fueron las primeras cámaras –en 1935– en incorporar sincronización para flash. © Albedo Media, S.L

Las Exakta VP y Karl Nüchterlein

Hacia 1930, Ihagee era una empresa radicada en Dresden (Alemania), con una enorme capacidad innovadora, y de hecho sus diseños siguen marcando –desde poco antes de 1935– las líneas de las cámaras réflex monoculares actuales y de bastantes de las “mirrorless”. Tal como explicamos en nuestro artículo sobre la Kine Exakta el ingeniero Karl Nüchterlein recibió autorización del dueño de la firma –el holandés Johan Steenbergen– para desarrollar esa primera réflex para película de 35 mm “a condición de no retrasar el desarrollo y producción de las citadas Exakta VP”. Estas muy compactas réflex llevaban en estudio desde primeros de 1930, y el primer modelo se presentó en la feria de primavera de Leipzig de 1930. A partir de 1935, ya incorporaban la tan deseada sincronización para flash. Recordemos la importancia del avance tecnológico: antes del mismo, el obturador de la cámara debía estar en “B” o en “T”, a ser posible en oscuridad casi completa, y el flash, bien fuese de magnesio o de bombillas fungibles– se debía “detonar” a mano. (3). Con las VP, bastaba ajustar el tiempo de obturación a 1/25 de segundo, disparar, y las interioridades de la cámara cerraban el circuito de encendido en el momento preciso.

Flash Ihagee Exakta, para las VP de 1935
El primer flash con sincronización automática en la cámara: el Ihagee para las Exakta VP de 1935. Los zócalos de conexión servían de soporte y en esta imagen quedan ocultos
Sistema de flash Exakta, 1935
El flash Ihagee para Exakta era –ya en 1935– un “flash de sistema” con múltiples conexiones posibles. Curiosamente, el reflector era -en un principio– de cartón metalizado.

Naturalmente, no existía la conexión coaxial de sincronización para flash tal como la conocemos ahora, así que en Ihagee tuvieron que inventarla. Y la primera aproximación fue que los propios alveolos-conectores diesen soporte al primer flash Ihagee Vacublitz (4). El flash –cuyo cuerpo alojaba una pila de tipo “petaca”– se acoplaba y conectaba en una sola operación. Con el tiempo, ese diseño dio con más de una foto al traste al aflojarse e incluso caerse el flash, y en la siguiente versión se incorporó un zócalo roscado, para un acoplamiento más seguro. En nuestra imagen puede verse la primera versión en la Exakta VP negra (con el visor de capuchón cerrado) y la siguiente en la Exakta VP plateada.

Exakta, VP: zócalos de conexión para flash
Tras el primer diseño, en el que los dos zócalos de conexión para la sincronización de flash servían también de soporte al mismo, se añadió el soporte roscado –arriba– para más seguridad. © Albedo Media, S.L.

Lógicamente, si no existía todavía el zócalo normalizado, menos aún el cable coaxial correspondiente, por lo que los primeros cables para las Exakta empleaban una clavija de diseño propio. Ni que decir tiene que con el tiempo, las Exakta para 35 mm pasaron de disponer del sistema de zócalos separados, a los zócalos coaxiales, por lo que se produjeron cables adaptadores.

Clavija de conexión para flashes en los zócalos separados originales, aparece aquí acoplada en una Kine Exakta original
La clavija de conexión para flashes en los zócalos separados originales, aparece aquí acoplada en una Kine Exakta original. © Albedo Media, S.L.
Clavija de conexión para flashes en los zócalos separados originales: aparece aquí presentada en posición en una Kine Exakta original
Clavija de conexión para flashes en los zócalos separados originales: aparece aquí presentada en posición en una Kine Exakta original. © Albedo Media, S.L.

Aunque Doc Edgerton patentó el primer flash electrónico en 1944, durante bastantes años más se siguieron empleando los muy diversos modelos y tamaños de bombillas fungibles. Por eso, resultó perfectamente normal que Ihagee presentase a principios de los años cincuenta nuevos modelos de flash para las mismas.

Flash Exakta de 1951 acoplado sobre una Kine Exakta de 1935
Un bello flash Exakta de 1951. Aunque diseñado para la Exakta VX del mismo año, como puede comprobarse se adapta sin ningún problema sobre una Kine Exakta de 1935. © Albedo Media, S.L.

El diseño de este flash –horizontal– es muy original, e incluye una parábola orientable y mango portapilas. El zócalo para las lámparas fungibles no es menos original, a que permite abrazar y conectar las de distintos formatos. El cable original para este flash (no se muestra) es de clavijas separadas.

Sincronización de flash: conclusiones

Otro día podemos hablar del famoso “taco” de Artur Fischer y quizá de otras de sus más de 1.100 patentes, que naturalmente no nos hemos leído, pero “al César lo que es del César”: existen cámaras con sincronización para flash incorporada no ya desde 1947 –fecha de esa supuesta patente– sino desde 1935… a pesar de lo que diga el NYT y… seguidores.

El Sr. Artur Fisher con una de sus famosas invenciones; el fálico taco para pared.
El Sr. Artur Fisher con una de sus famosas invenciones; el fálico taco para pared. © Compañía Fischer.

Según la información que obra en nuestro poder, fue Karl Nüchterlein el que –entre sus notables avances– tiene el honor de haber patentado e incorporado en una cámara la sincronización para flash.

¡Es Historia, amigos!


(1) Ver: the New York Times, al parecer la fuente original

(2) Anteriormente existieron dispositivos mecánicos externos más o menos primitivos

(3) Antes de la aparición del flash electrónico, lo que hacemos es hacer entrar en ignición, bien polvo de magnesio y aluminio, bien láminas o filamentos de aleaciones de aluminio, magnesio, circonio, etc. contenidos en una ampolla de vidrio, la bombilla fungible, para un solo disparo.

(4) Las primeras lámparas viables de este tipo se presentaron –por parte de la firma Hauser– en 1929, y se comercializaron bajo el nombre de Vacublitz, a través de la empresa Hauff-Leonard AG. Le siguieron productos de General Electric, Osram y Philips. Las lámparas de esta última fueros las primeras de filamentos, en lugar de “láminas” finas. El invento fue obra del Dr. Vierköter y Johannes B. Ostermeier. Para 1938 este tipo de lámpara de flash ya se había perfeccionado, y resulta ridículo el comentario –atribuido a Fischer en esos artículos, en el sentido de que en 1947 …”la única alternativa para hacer fotos a su niña hubiese sido el empleo de polvos de magnesio”…

Ver: El Flash de Magnesio

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.