Konica Rokuoh-Sha Type 89, un rara cámara para entrenar a los artilleros japoneses

Compartir

Hace pocas semanas hablábamos de una rara gun camera –cámara en forma de arma– de Zeiss usada por los aviones de guerra de la Luftwaffe –la aviación alemana– durante la Segunda Guerra mundial. Hoy hablamos de otra rara cámara, la Rokuoh-Sha Type 89 de Konica, fabricada también para aviones de guerra de la Segunda Guerra Mundial, pero en esta ocasión para la aviación japonesa.

Konica Rokuoh-Sha Type 89
Konica Rokuoh-Sha Type 89

Con una forma muy similar a un arma al uso, la cámara de Konica se usaba como instrumento de entrenamiento para que los nuevos artilleros pudieran practicar su puntería. La Rokuoh-Sha Type 89 se cargaba con rollos de película de cine de 35 mm de aproximadamente 2,5 m, que permitían obtener fotogramas de 18×24 mm, justo la mitad que el clásico fotograma de “formato completo” de 24×36 mm.

Konica Rokuoh-Sha Type 89
Konica Rokuoh-Sha Type 89

Estas fotografías mostraban exactamente lo que se suponía que debía ser el target de un arma situada en su lugar, de modo que se podía revisar la “puntería” de los artilleros en función de las imágenes resultantes. En las fotografías se registraba también la información proporcionada por el cronógrafo óptico instalado en el tubo amarillo situado en la parte superior de la esta cámara-arma.

Konica Rokuoh-Sha Type 89
Konica Rokuoh-Sha Type 89

Tal como hace constar DPReview, una versión de esta cámara se encuentra actualmente en el Museo Nacional de Aire y el Espacio Smithsonian de Washington, que usa una óptica Hexar de 75 mm, probablemente la misma usada en esta pieza de colección ahora a la venta.

Konica Rokuoh-Sha Type 89
Konica Rokuoh-Sha Type 89

Los coleccionistas interesados en esta Konica Rokuoh-Sha Type 89 podrán adquirirla en eBay a un precio de 4.500 $, a los que habrá que sumar los 200 $ de envío internacional.

Fuente: DPReview

2 Comentarios

    • Gracias por tu corrección y amables palabras, José: ya hemos corregido la errata. Sin duda, a tu experto ojo de amante y coleccionista de cámaras clásicas no se le ha escapado el detalle de que el campo abarcado por una focal de 7 mm –suponiendo que hubiese sido técnicamente posible en la época para ese tamaño de fotograma– no podría dar buena fe de la mayor o menor puntería del “ametrallador”. Saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.