Leica Serie «0»: nuevo récord de precio en subasta

En la subasta celebrada ayer en Viena, en la muy reputada casa de subastas WestLicht, la 19, desde su creación como tal, se alcanzó el récord de precio más alto jamás pagado por una cámara fotográfica: 1.320.000 € incluyendo la comisión de la casa. Un coleccionista asiático privado es ahora el poseedor de una extremadamente rara Leica de las Serie “Cero”, de 1923.
El precio de partida era de 200.000 €.

© de las imágenes WestLicht
Imágenes no a escala

 


Leica 0 series de 1923

Leica MP2


Cámara espía de la KGB

No fue la única pieza valiosa subastada con éxito, y así una Leica MP2 en estado “mint”, con un precio de partida de 70.000 € alcanzó los 528.000 €, comisión incluida, al tiempo que una cámara de espionaje de la KGB llegó a los 36.000 €, siempre con comisión incluida.


Carl Zeiss Planar 50 mm f/0,7


Carl Zeiss «Super-Q-Gigantar 40 mm f/0,33

Más interesante que esta última nos parece el cinematográficamente mítico Carl Zeiss Planar 50 mm f/0,7 (90.000 €) o el Carl Zeiss Super-Q-Gigantar 40 mm f/0,33 (60.000 €). Este último objetivo tiene en realidad su origen en una broma de un ingeniero de la firma, pero ello, al parecer, no le ha restado valor…


Daguerrotipos de Auguste Rosalie Bisson

En lo que respecta a la subasta de imágenes, la estrella del día eran los daguerrotipos obra de Auguste Rosalie Bisson, de 1842. Los “cuarto de placa” alcanzaron los 222.000 €.
Por su parte, un retrato de Egon Schiele, obra de Anton Josef Trcka se subastó en 60.000 €.

Finalmente, se cumplieron todas las expectativas de la subasta de Nikon Europe en beneficio de la Cruz Roja, para ayuda de los damnificados de Japón

Ver vídeo de la subasta de la Leica 0

WestLicht Auction

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.