B

/B, David Ilundain, Luis BárcenasCineChrome – Este fin de semana llega a las salas de cine españolas B, ópera prima de David Ilundain, que elige la controvertida figura de Luis Bárcenas para dar forma a su primer largometraje, una reconstrucción ficticia, de estilo documental y trasfondo verídico, de la polémica declaración del ex tesorero del Partido Popular, el 15 de Julio de 2013, en la Audiencia Nacional, ante el juez Ruz.

Adaptación de una obra de teatro, Bárcenas – Ruz, dirigida por Alberto San Juan y con guión de Jordi Casanovas, transcripción literal del interrogatorio que le hizo el juez Ruz a Bárcenas, B, que también tiene a Casanovas como guionista (y Alberto San Juan en la dirección de actores), recoge las cinco horas de declaración en una hora y cuarto, donde relata una historia increíble. Ilundain desgrana las palabras del ex tesorero del PP,  desvelando una trama de corrupción que afecta a las más altas esferas del partido, eso sí, dejando al espectador  la opción de creerse el intenso relato de Bárcenas y sus “papeles”.

/B, David Ilundain, Luis Barcenas, Pedro Casablanc
Sin ningún tipo de ayuda estatal, B logro completar su financiación gracias al crowfunding.

Símbolo de la corrupción en nuestro país, el nombre de Bárcenas, inició un debate por toda España, que aún hoy sigue abierto,  y es que, tras pasar 18 días en la cárcel, en la Audiencia Nacional del 15 de Julio, ante el juez Ruz, el ex tesorero del PP, se desdijo completamente de lo que había dicho hasta ahora, implicando a absolutamente todos los miembros del partido. Interpretados por Pedro Casablanc y Manolo Soto, que repiten en B sus papeles de la obra de teatro, ambos actores logran desaparecer y que veamos a los protagonistas de aquel día, donde se remató la creciente desconfianza de la ciudadanía hacia la clase política.

/B, David Ilundain, Luis Bárcenas, Pedro Casablanc
Pedro Casablanc está impecable como Bárcenas, atrapado por sus propias declaraciones, conserva cierto aire juguetón, recordando  a un mafioso salido directamente del Padrino.

En un ambiente opresivo, que cada vez se vuelve más claustrofóbico, Bárcenas admite que todo lo que había declarado hasta el momento sobre sus papeles era mentira, y que, “ahora iba a contar la verdad”. Con un pendrive y una ristra de documentos, se declara autor de los “papeles” y aporta los originales de esa contabilidad B. Con recibos manuscritos de pagos en mano, que se remontan hasta el año 1990, Bárcenas, ante la incredulidad de los asistentes (y de los espectadores), va relatando con rotundidad su día a día en su labor como tesorero del partido, acusando  tanto a ex compañeros y ex amigos, como a empresarios, de la supuesta trama de sobresueldos.

/B, David Ilundain, Luis Bárcenas, Juez Ruz
Manolo Solo como el juez Ruz, se comporta de manera aséptica y cortante, algo arrogante, pero responde a Casablanc con la misma  intensidad.

Influenciada por su origen teatral, B se ciñe a un solo escenario, donde la historia se desarrolla de manera eficiente visualmente. Aunque parco de medios, Ilundain no se limita a primeros planos, usa panorámicas para mostrarnos a los asistentes, y utiliza la cámara en mano, para dar dinamismo a la imagen, y así contrarrestar la falta de movimiento de los actores. El formato documental y directo que adopta el cineasta, hace que nos olvidemos por momentos, que estamos  ante una ficción protagonizada por actores, donde Ilundain confía plenamente en el potencial del argumento que va desarrollando.

/B, David Ilundain, los papeles de Luis Bárcenas
Los famosos “papeles” de Bárcenas, que se filtraron a la prensa y desencadenaron toda una tormenta mediática en nuestro país, y todavía hoy se siguen investigando.

Interesante, no sólo para los que les guste la política, B mantiene la tensión durante todo el metraje, logrando entretener. Sin tomar partido, ni por uno, ni por otro, B despierta la perplejidad del espectador, porque, desde luego, si lo que dice Bárcenas es verdad, es uno de los grandes ejemplos donde la realidad supera con creces la ficción. 


       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.