Corazón Silencioso

Corazon Silencioso, Bille August, 2014CineChrome – Con una nueva edición del Festival de San Sebastián a la vuelta de la esquina, Golem Distribución estrena este viernes en las salas españolas, Corazón Silencioso, el último largometraje del cineasta danés Bille August, un contenido melodrama familiar sobre la eutanasia, galardonado el año pasado, con la Concha de Plata a la Mejor Interpretación Femenina.

Considerado en sus inicios como un fiel seguidor de Bergman, August recibió sendas Palmas de Oro con dos dramas familiares, sobrios e intimistas: Pelle El Conquistador (1988), y Las mejores intenciones (1992), ésta última con guión semiautobiográfico del propio Bergman, que eligió personalmente a August para dirigirla. Pero la carrera del director danés se estancó durante las últimas décadas, entregando productos de mayor presupuesto, pero totalmente anodinos, sin llegar nunca a alcanzar la intensidad de sus primeros trabajos.
Con Corazón Silencioso, August intenta redimirse volviendo a sus orígenes, entregando un melodrama de claro corte escandinavo, con diálogos profundos, de estilo sencillo y aséptico, donde parece recuperar el ritmo dramático de sus comienzos.

/Corazon Silencioso, Bille August, 2014

August se acerca a un tema de difícil planteamiento como la eutanasia, de forma humana y racional, dedicándose a plantear una historia, sin caer en sensiblerías ni emitir ningún tipo de juicio moral sobre el asunto.

Ambientada durante un fin de semana, en una única localización, Corazón Silencioso pone en escena una bucólica casa de campo, al lado de un lago, donde se reúnen los distanciados miembros de una familia ordinaria que se encuentra en una situación extraordinaria: celebran una triste fiesta de despedida para Esther (Ghita Norby), matriarca y pilar de la familia. Diagnosticada con una grave enfermedad degenerativa, Esther decide afrontar con dignidad y entereza su decadencia, eligiendo de manera consciente y meditada, cuando y como terminar con su vida, asistida, por su marido Poul (Morten Grunwald), médico de profesión, que la apoya en todo momento.

/Corazon Silencioso, Bille August, 2014
August nos muestra la enfermedad de Esther, esclerosis lateral amiotrófica (más conocida como ELA, la misma que sufre Stephen Hawking), de manera delicada, con pequeños detalles como su incapacidad para pintarse los labios.

Antes del día señalado, Esther, quiere despedirse de su familia, compuesta por su controladora hija mayor Heidi (Paprika Steen) y su inestable hija menor Sanne (Danica Curcic); sus respectivas parejas, el pasivo Michael (Jens Albinus), y el poco convencional Dennis (Pilou Asbaek); el hijo de Heidi y Michael, Jonathan (Oskar Saelan Halskov), y Lisbeth, una vieja amiga de la familia.
Pero los viejos conflictos y secretos del pasado, que siempre salen a la luz en este tipo de reuniones, se mezclan con las inevitables muestras de amor y dolor, haciendo que las dos hermanas se cuestionen la decisión de su madre, una solución que, al principio, parecía aceptar toda la familia sin problemas.

/Corazon Silencioso, Bille August, 2014
Aunque las tres actrices protagonistas logran una gran interpretación, es Paprika Steen, en la imagen a la derecha, quien finalmente se llevó la Concha de Plata en el pasado Festival de San Sebastián, gracias al alto grado de empatía que desprende su personaje a pesar de su carácter un tanto desagradable.  

Centrándose en las consecuencias que la muerte de Esther tendrá sobre su familia, August aborda la vida y la muerte con pequeñas dosis de humor y sin sentimentalismos, planteando una temática dura con sinceridad, un gran respeto, y una elegante y distante puesta en escena.
Así, el cineasta evita formular cualquier juicio de valor, dejando que sean sus personajes quienes ofrezcan los diferentes puntos de vista que puede generar una trama, construida sobre un guión preciso, donde August explora una serie de cuestiones morales, para preguntarse qué importa más, los deseos del moribundo o de los que se quedan atrás afligidos.

/Corazon Silencioso, Bille August, 2014
Durante meses Esther ha estado planeando su propia muerte, pero a pesar del esfuerzo de Heidi por dejar a su madre hacer lo que quiere, el último fin de semana de Esther nunca saldrá como lo tenía planeado.

Sin duda alguna, la mejor película del director danés en años, aunque sin llegar a la altura de sus primeros trabajos, el guión de Corazón Silencioso no deja de ser bastante convencional, está bien resuelto, eso sí, pero lleno de conflictos medidos y predecibles, con cierto regusto a telefilm de sobremesa.
No obstante, August acierta con su exposición coherente y cercana de las relaciones familiares, consiguiendo un alto grado de empatía con la audiencia, invitándole a reflexionar sobre el sentido de la vida, con preguntas, a las que no pretende, ni necesita dar respuesta.

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.