Fallece George A. Romero, el ‘creador’ de los zombis

Fallece el mítico director a los 77 años, creador de la tipología de zombi que hoy arrasa en la cultura popular.

Compartir

El director de cine George A. Romero falleció ayer a los 77 años en Toronto. Su desaparición coincide con el auge en los últimos años de la tipología de terror de la que se le considera “padre”; los zombis. Romero, aunque no fue el primero, sentó las bases de lo que hoy conocemos como zombis filmando una de las películas más mitificadas del cine de terror, La noche de los muertos vivientes (1968).

Un momento del rodaje de "La noche de los muertos vivientes". F. daily telegraph Rex
El director en un momento del rodaje de “La noche de los muertos vivientes”. F. daily telegraph Rex

En la teoría, Romero pretendía una crítica social al ser humano como rebaño, como seres en masa cuyo pensamiento se veía anulado por deseos viscerales. El arquetipo de zombi actual, como masa descerebrada que, inicialmente, pretendía comer cerebros –justo el elemento del que carecen–ha evolucionado a partir de las premisas iniciales del cine que él desarrolló. No solo por el elemento en sí de los zombis, también por el entorno que contextualizan, el de los héroes solitarios, los ciudadanos normales exigidos por las circunstancias y la puesta a prueba de nuestra condición de civilización.

Fotograma de a película "Los muertos vivientes" (1968)
Fotograma de a película “Los muertos vivientes” (1968)

Hoy, el arquetipo de zombi le debe al cine de Romero un sinfín de propuestas que han explorado las premisas que el director planteó. Realizó multitud de películas del género, algunas con revisiones del mito actualizadas, siempre ligadas a la subcultura y al fandom, que acabaron por registrar una actividad cinematográfica de casi cincuenta años. En este tiempo le ha dado tiempo a experimentar y firma obras de comic, películas a cuatro manos con directores hermanados como Darío Argento, o adaptaciones de libros de Stephen King. Sin duda, con él se va una mente creativa sin parangón en el medio y un importante icono de la cultura popular.

Compartir
Luis Ángel París
Técnico superior en dirección y gestión de empresas, con estudios parciales en Historia. Relacionado con el mundo del libro, su distribución y el mundo editorial desde hace diez años. Guionista ocasional. Ha escrito dos novelas, El vuelo de la polilla y No hay dios pequeño y un puñado de relatos para recopilaciones de cuentos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.