¿Inventó la fotografía un zaragozano?

Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía El origen de la fotografía es tan misterioso que las más diversas teorías han tenido cabida a la hora de saber cuándo, cómo y quién creó este singular invento. Por ello Hypolite Bayard, Nicephore Niepce y no pocas mentes brillantes siguen hoy día aspirando al flamante puesto de inventor de la fotografía. Un mérito que de momento y de manera oficial corresponde a Louis Daguerre pero dediquemos el artículo de hoy a uno de los candidatos más desconocidos, el zaragozano José Ramos Zapetti.

Este difuso personaje es difícil de estudiar en los libros de historia. Son tan pocas las referencias que es comprensible incluso dudar de su existencia pero de ser cierto estaríamos hablando de uno de los españoles claves en la historia del siglo XIX.

Como en la mayoría de los casos de las primeras fotografías hemos de situarnos en el ambiente de la pintura decimonónica. Una etapa eclipsada con la llegada de las vanguardias pero que esconde multitud de historias fascinantes. Ésta sería una de ellas.

/Sevilla, Madrid, Carrera de San Jerónimo, Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía
Calle Sevilla a principios del siglo XX, muy cercana de allí comenzó toda esta historia

Para ello viajaremos en el tiempo al Madrid del año 1903, por aquel entonces los grandes pintores como Federico Madrazo, Eduardo Rosales, o Pérez Villamil habían fallecido, la vieja escuela de la pintura historicista española era solo una leyenda.

Sin embargo un periodista de la revista Madrid Científico seguía interesado en aquellos minuciosos artistas, se trataba de Francisco Alcántara cuyo interés se centró en un pintor no muy conocido pero clave en toda esta historia, Vicente Poleró.

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía
Vicente Poleró retratado por su amigo Federico Madrazo

Este gaditano era recordado como restaurador del Museo del Prado e incluso como autor de serios tratados como El Arte de la restauración, Madrid y el Tratado General de Pintura, sin embargo la obra que calló en manos de aquel reportero era otra bien distinta, las memorias pintor.
Este libro inédito compilado en un número indeterminado de entre catorce a dieciséis volúmenes contenía una imagen que rápidamente llamó la atención de Francisco Alcántara, lo cual hizo que profundizase en la historia de ese misterioso retrato.
Unas líneas más allá Poleró explicaba el origen de dicho lienzo, adquirido en un anticuario que se encontraba  en torno  el número 28 de la Carrera de San Jerónimo, desde allí lo llevó a su estudio y se dispuso a restaurarlo.

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía
¿Quién era el hombre del retrato?

Una vez acicalado surgió  la duda ¿quién era aquel retratado? Hizo falta que apareciese por su taller el célebre pintor Federico Madrazo para aclarar el asunto pues aquel enigmático rostro era José Ramos Zapetti, un antiguo compañero suyo que cómo él y el pintor Carlos Luis de Ribera había sido becado en Roma en la década de 1830.

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía
Carlos Luis Ribera y Federico Madrazo a los pocos años de su estancia en Roma

José Ramos Zapetti era zaragozano, pero pocos datos más aporta Poleró de lo que le contó Madrazo, tan solo que era un tipo afable aunque presionado por las estrecheces económicas de una beca muy modesta.
Esta falta de dinero le convertía en un tipo bohemio que acompañado de su perro Maestrino, habitaba en el taller, dormitorio y cocina en los que se repartía la mísera estancia donde vivía y que Poleró describía del siguiente modo:

“Un catre, dos sillas y un mal caballete, lienzos rollados y otros con pinturas en las paredes. Pero lo que más en estima tenía, era un armario lleno de botellas y frasquitos con líquidos, que comunicaban al ambiente de la pobre estancia cierto olor a botica. Sus compañeros le llamaban el nigromántico, pues siempre que iban a verle encontrábanle ocupado en sus experimentos.”

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía
Escena costumbrista de los pintores en Roma, pintada Constantin Hansen el año en el que Ramos Zapetti, Madrazo y Ribera estaban en becados.

 

Y es que como afirmaban aquellas páginas Ramos Zapetti había nacido para científico más que para pintor. Su gusto por la pintura, además de su afición por la química en un ambiente precario donde por ejemplo el contrato de modelos le era inalcanzable hizo que el pintor zaragozano hiciese de la necesidad virtud logrando un avance asombroso del que advirtió a los jóvenes pintores Madrazo y Ribera.

«Asegurábales Ramos cuantas veces se encontraban que muy pronto había de darles a conocer los admirables resultados obtenidos con su cámara oscura, que redundarían en beneficio de todos y muy especialmente de los artistas sus compañeros que podían ahorrarse el modelo y maniquí. «

Finalmente el experimento funcionó y Federico Madrazo y Carlos Luis Ribera vieron asombrados una figura y parte del estudio reflejados en una plancha de cobre que el zaragozano les mostraba. Era 1837 y hubo quien quiso comprar a Ramos el invento, topándose con la negativa del pintor que finalmente murió cuatro años después de su descubrimiento.

Sus últimos años de vida, no debieron ser muy agradables, sobre todo cuando dos años después de haber realizado su invento hubo de ver como la academia de las ciencias de Paris presentaba ese mismo sistema bautizado con el nombre de su nuevo descubridor: Louis Daguerre.

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía,
Daguerre presentando su invento en la academia de París

Ramos Zapetti sigue siendo un enigma histórico difícil de rastrear. Más allá del artículo escrito por Francisco Alcántara en el Madrid Científico pocas son las noticias que de él nos llegan haciendo lógicamente que surjan preguntas tales como: ¿Sería todo una fábula del reportero? ¿Se lo inventaría Vicente Poleró en su biografía? ¿O le habrían engañado Madrazo y Ribera fanfarroneando sobre su juventud?  Todo ello podría ser, ahora bien… ¿Y si fuera todo cierto?

/Vicente Poleró, zaragozano fotografo inventor, origen de la fotografía,
Federico Madrazo ¿Testigo de la primera fotografía?
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.