«Carry me, Ohio» de Matt Eich

De todos es sabido que la crisis económica tiene consecuencias. En algunos casos más palpables y en otros intangibles. El caso del estado de Ohio es de los primeros. Una ciudad cuyo motor industrial fue un tremendo impulsor de la economía local gracias a la abundancia de trabajo en minería, agricultura o siderurgia, pero que ahora es sólo una sombra de lo que en un tiempo fue. El fotógrafo Matt Eich –Virginia, EEUU, 1986– ha querido contar esa historia a través de su último libro, «Carry me, Ohio«, con la intención de retratar una sociedad en decadencia cuyos ingresos se han visto mermados desde el inicio de la crisis económica.

La relación de amistad de Eich con la familia Sellers le permitió acompañarles a multitud de eventos. © Matt Eich
La relación de amistad de Eich con la familia Sellers le permitió acompañarles a multitud de eventos. © Matt Eich

En 2009, en pleno apogeo de una feroz recesión y con una situación de emergencia social, Eich comenzó su viaje por estos terrenos del midwest. Un momento difícil en América, que coincidía con el atasco de su ejército en Irak o el comienzo de las ejecuciones hipotecarias. A Matt Eich, que en aquellas fechas estudiaba fotografía en Ohio, le interesaba lo que quedaba de lo que un día fue uno de los estados más prolíficos de EEUU. Y lo vivió de primera mano porque consiguió entablar una relación de amistad con muchos de sus retratados; logró meterse en sus casas, en sus locales de entretenimiento, y en definitiva, en sus vidas.

La pobreza local, protagonista en "Carry me, Ohio". © Matt Eich
La pobreza local, protagonista en «Carry me, Ohio». © Matt Eich

Gran parte de sus fotografías de la región que se recogen en este libro muestran en su mayoría escenas de pobreza y desafección. Eich supo identificar a un grupo de gente al que el país parecía haber olvidado y fotografiarlo en su día a día, acompañándolos a partidos de la Little League de baseball, a sus reuniones en la iglesia o a los famosos «Destruction Derby«. Pero no todas las imágenes del proyecto son sombrías. De hecho, la relación que mantuvo con una de las familias locales le llevó a fotografiar escenas envueltas en un halo de costumbrismo y positividad en las que los niños de la familia son los protagonistas; en ocasiones jugando con hurones salvajes, otras con columpios o mostrando –llenos de orgullo– sus trofeos deportivos.

Las actividades locales como la caza también aparecen retratadas en "Carry me, Ohio" © Matt Eich
Las actividades locales como la caza también aparecen retratadas en «Carry me, Ohio» © Matt Eich

Si bien Donald Trump ha ganado buena prensa con su discurso acerca de la protección del ciudadano local en detrimento de los extranjeros, este proyecto retrata este drama social de la recesión desde el punto de vista del que sabe que la felicidad individual se antepone a la riqueza. Podemos ver las imágenes que conforman el trabajo en la web del autor.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.