Certamen de Guadarrama

Recientemente ha tenido lugar el Certamen de Fotografía Guadarrama 2008, celebrado con el patrocinio de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de dicha ciudad, y todavía resultar posible visitar la exposición de la selección correspondiente de 25 fotografías, hasta el próximo 24 de abril, y hemos podemos conocer interesantes detalles de un certamen que figura ya en la agenda de muchos fotógrafos nacionales como de segura participación.

Así es: la excelente organización, la libertad de las bases en cuanto por ejemplo tamaños (de hasta 100 x 100 cm), libertad de técnicas y una mayor dotación que la media en lo que se refiere a premios hacen especialmente atractiva la participación en este concurso.

A esta edición de 208 se presentaron más de 215 fotografías en la categoría nacional, y 25 en la categoría local.

Las categorías por las que podían optar los participantes eran las de colecciones u obra individual, además de la ya comentada categoría local.


Durante una larga mañana, los miembros del jurado tuvieron ocasión de examinar detenidamente todas y cada una de las obras, y ello en gran parte gracias al gran trabajo previo llevado a cabo por los miembros de la organización que, ya tradicionalmente clasifican distribuyen y las fotografías por categorías y colecciones en el patio de butacas del auditorio de la Casa de Cultura de Guadarrama.



Un protocolo bien experimentado da pie a una evaluación ponderada, justa y sobre todo bien discutida por parte del jurado, al tiempo que la presentación de las obras bajo plicas, reserva siempre la sorpresa final al los miembros del mismo acerca de la autoría de las obras.

Como detalle final, el jurado debe pronunciarse por escrito acerca de justificación del fallo emitido:

Para el Jurado, El premio a la mejor colección recae en la serie Amanece, obra de D. Emilio Muñoz Blanco atendiendo a sus valores estéticos y técnicos.
Para este jurado, la colección de Emilio Muñoz Blanco es una obra llena de dobleces, de apariciones y falsas apariencias. Parece una imagen de arquitectura y sin embargo sólo lo es en cuanto tiene una construcción interior. Parece, así nos lo dice el autor, que habla del amanecer. Pero no lo vemos.
Parece también, y ahí está lo más curioso, que el fondo blanco como si de una pantalla de proyección se tratara, es el límite último delante del cual se desarrolla la escena y, sin embargo, es detrás, donde el ojo no llega, donde encontramos el centro de interés. Pero también en ese centro se encuentra un exquisito juego de indefiniciones: una mancha indeterminada que transmuta, se pliega y se despliega, hasta convertirse en una apariencia sin sustancia.




El jurado ha visto en estas imágenes una reconsideración de uno de los grandes mitos de la Fotografía: el imperio del referente, la dura presencia de lo real. En este sentido, más que señalar al espectador dónde y qué mirar, la obra de Emilio Muñoz invoca, sugiere y deja que el índice, el documento gráfico, se convierta en metáfora.
¿Pero, metáfora de qué? La colección, en realidad, es una secuencia temporal y el tiempo en la fotografía sólo se manifiesta en el espacio de un instante. Pero el instante no es nada, es algo invisible, en definitiva. Y es quizá esta invisibilidad lo que llama más la atención en la colección de Emilio Muñoz.
Todo esto, el autor lo realiza con una impecable factura técnica donde el jurado ha destacado el sutil, delicado y envolvente contraluz, muy cercano a los ambientes lumínicos de uno de los grandes magos de lo invisible y el vacío: Sugimoto.


El 1º premio individual recae en D. Oscar Mulet Rincón
En esta imagen, el Jurado ha encontrado una prodigiosa simetría. Simetría de colores y de formas… rota sin embargo por la irrupción de una figura humana que parece correr o huir y así lo confirma el título Por amor al comercio.


El segundo Premio individual recae en D. Juan Ramón Llavori Rincón
El jurado ha premiado esta fotografía dando así cabida a la fotografía de reportaje dentro del Concurso. Pero además en ella este jurado encuentra una jugosa ironía que se demuestra no sólo en la extraña unión de los personajes, que el autor bendice con su título, Amén sino, sobre todo, en la paradójica indisciplina de la mirada.

El Premio local recae en Dña. Bárbara Traver López de Ayala con la Fotografía Me gusta el sexo a todo color.
En esta imagen, a la que se otorga el premio local, el jurado reconoce a una potencial artista que no mira al mundo sino al interior, construyendo un interesante mundo de imágenes a partir de su biografía. Sin embargo, el jurado también considera que dicho potencial necesita de cierta disciplina en la técnica para que la autora madure como fotógrafa.

Sus imágenes de gran intensidad visual la acercan de algún modo a una hipotética Fotografía de la experiencia.
Una vez abiertas las plicas, el jurado comprueba que…. conoce a la autora, Bárbara Traver, que …. desde que hace tres años gana implacablemente el premio a la mejor Fotografía local. Ese descubrimiento refuerza y afirma, con cierta satisfacción la apuesta del jurado por la fotografía premiada.

El jurado estuvo compuesto por Dña. Sara Villa Ruiz (concejal del Ayto. de Guadarrama),  Dn. José Luís de la Vega de Orduña (organizador del Certamen junto con Dn. Javier Montaña Florido, técnico de Juventud), Juan Alcalá Ortiz (ganador de la edición anterior), Domingo Martín Antoranz (fotógrafo), Kiyoshi Yamaoka (artista plástico afincado en España) y Valentin Sama (profesor, y editor de DSLR Magazine).

El Certamen estuvo supervisado por Dn. Donato Barba Prieto, Director del Patronato de Cultura de Guadarrama.

Todas las fotografías del transcurso del fallo: © José Luís de la Vega de Orduña

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.