Christenberry, Ruff y Vilariño (III)

Finalizando un largo paseo por Madrid
Después de Christenberry y Ruff, un pequeño descanso y en Tabacalera / Espacio Promoción de Artes, otro de esos espacios expositivos potentes con que cuenta la capital, nos espera Manuel Vilariño, nuestra última etapa de esta semana, con Seda de caballo.

Confieso que de los distintos espacios industriales reconvertidos en salas de exposiciones con que cuenta Madrid- Canal de Isabel II, Matadero, Tabacalera…- es sin duda este último el que menos me gusta. No obstante y a pesar de esa sensación de abandono y suciedad, el trabajo de Manuel Vilariño aguanta bien el tipo.

Entrada masiva de jóvenes a la antológica de Manuel Vilariño en Tabacalera © BG

Ha llovido bastante desde aquel mayo de 1985, en el que el Círculo de Bellas Artes presentaba FOCO-85, muestra de fotografía contemporánea que pretendía dar a conocer a un público más amplio lo que la fotografía representaba entonces en el mundo, en un claro primer intento de convertirse en el mes de la fotografía en Madrid. Entre sus 13 exposiciones, nacionales e internacionales, Fotografía Gallega Actual recogía el trabajo de veinticinco fotógrafos gallegos, la mayoría de los cuales empezaban a despuntar por aquellos años.

De ellos, sólo una decena pasaba la criba correspondiente y formaba parte unos años más tarde de Cuatro Direcciones. Fotografía Contemporánea Española. 1970-1990, la gran exposición en el Reina Sofía, que, con un criterio completamente distinto, añadía otros seis, entre ellos Vari Caramés, extraña ausencia inicial de quien acabamos de hablar hace unos días con motivo de la concesión del premio Pilar Citoler.

Y ya al comieno del milenio, en 100 fotógrafos españoles, la selección de Rosa Olivares en Exit, aparte de incorporar a Victoria Diehl (A Coruña, 1978), perteneciente a otra generación, de aquellos gallegos inicales sólo quedan Vari Caramés y Manuel Vilariño. Y no, el mérito no radica sólo en haber resistido.

Les gustará más o menos, pero Manuel Vilariño (La Coruña, 1952), Premio Nacional de Fotografía 2007, es otro de los grandes de los 80, siempre al margen de modas y tendencias. La Tabacalera, de la mano del comisario Fernando Castro Flórez, nos ofrece en esta ocasión una gran antológica de su obra bajo el nombre de Seda de caballo, un título precioso que remite a esa escultura del mismo nombre, realizada en 2002, una esfera de madera recubierta de pelo de caballo, situada junto a una pantalla en la que van apareciendo algunos de los versos del Vilariño poeta. Poeta fotógrafo o fotógrafo poeta, porque como él mismo afirma, Mi foto no existiría si no existiera la poesía, porque es un todo indivisible.

La exposición recoge un centenar de obras, que abarcan desde los inicios en 1981 hasta el presente, y que abren con las que considero algunas de sus mejores series Los pájaros (1981-1989), compuesta por 12 imágenes montadas en marco negro de aproximadamente 130×130 cms y, sobre todo, Bestiario, veinte imágenes, esta vez enmarcadas en madera clara, del mismo tamaño.

Detalle del montaje de Los Pájaros © BG
Vista general de la serie Bestiario © BG
Sula Bassana, 1985 © Manuel Vilariño

Después, en un largo y tranquilo recorrido, Cabezas-Sueños (1981-1989), Paraíso Fragmentario (1999-2003), Bodegones -otra de mis series favoritas- de cirios, calaveras, granadas, membrillos o escarabajos…, y Paisajes (1999-2011),…  para terminar con tres breves proyecciones de vídeo con sus andanzas por el bosque -pájaro él mismo- o el mar. Es posiblemente en ese intermedio de sus imágenes de los 90, cuando introduce el color y la simbología religiosa y donde se hace más barroco, mediante naturalezas muertas escenificadas en exceso para mi gusto, cuando menos le entiendo. Pero me quedo con lo anterior y con un gran respeto hacia el trabajo bien hecho. Mención especial a las copias realizadas por Juan Manuel Castro Prieto, Movol Color Digital y Galicia Color. Ah, y hay catálogo, que no tuve la posibilidad de hojear, editado por el Ministerio de Cultura.

Paraíso Fragmentado, 1999-2003 Hahnemühle sobre alumininio, 330×550 cm (15 elementos de 110×110 cm)
 © Manuel Vilariño.VEGAP. Madrid 2013
El despertar 1, 2001 (detalle) Ilfochrome 120×360 cm (3 elementos, 120×120 cm)
© Manuel Vilariño. VEGAP. Madrid 2013
 Bodegón con membrillos, 2005 © Manuel Vilariño. VEGAP. Madrid, 2013
Cruz de luz partida, 1999 Cibachrome sobre aluminio 240×120 cm (2 elementos 120×120 cm)
© Manuel Vilariño. VEGAP. Madrid 2013
Al despertar, 2011 Hahnemühle sobre aluminio, 150×150 cm. © Manuel Vilariño. VEGAP. Madrid 2013
Imagen de uno de los vídeos


Casi treinta años separan estas dos portadas


Manuel Vilariño
Seda de caballo
Tabacalera / Espacio Promoción de Arte
c/ Embajadores, 51
Hasta el 24 de noviembre
De martes a viernes, de 12 a 20 h.
Sábados, domingos y festivos, de 11 a 20 h.
Entrada gratuita

Ver: Exposición de William Christenberry

Ver: Exposición de Thomas Ruff

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.