‘Yolocaust’ – Cuando el respeto se pierde

Uno de los grandes errores del ser humano es precisamente olvidarse de que esos errores se han cometido. Ante una grave falta de respeto, la ironía suele ser un buen método para responder, y en una sociedad como la nuestra, con acceso directo a la información a golpe de clic, posiblemente haga falta –en muchos casos– una lección de convivencia general. Más aún, si cabe, si a los que les estamos faltando el respeto es a las víctimas de uno de los mayores genocidios de la historia de la humanidad; el holocausto nazi.

A la izquierda, la imagen original que utilizó Shapira para su fotomontaje. A la derecha, el resultado © Shahak Shapira
A la izquierda, la imagen original que utilizó Shapira para su fotomontaje. A la derecha, el resultado © Shahak Shapira

El artista y cómico israelí Shahak Shapira ha emprendido un proyecto que pretende denunciar estos comportamientos. Ayudándose de internet para obtener imágenes de turistas en el Holocaust Memorial de Berlín, Shapira ha efectuado montajes fotográficos que sitúan a los turistas protagonistas de la fotografía en escenas reales del holocausto. Una buena –e impactante–  manera de poner en valor que el respeto ante las víctimas debe prevalecer ante todo, por mucho tiempo que pase.

Shapira pone a los fotografiados en las situaciones más lúgubres del holocausto © Shahak Shapira
Shapira pone a los fotografiados en las situaciones más lúgubres del holocausto © Shahak Shapira

El proyecto, bajo el acertado nombre de «Yolocaust«, juega con la idea del «You Only Live Once«, y está formado por unas imágenes a las que Shapira no pone nombre, sino que lejos de querer humillar, pretenden concienciar de la importancia del respeto a las víctimas. Sin duda, una buena bofetada de memoria histórica entre tanto selfie, millenial y falta de respeto. Se puede ver al completo en la web oficial del proyecto.

5 Comentarios

  1. Y para cuando un «trabajito» de éstos con el holocausto Armenio, por ejemplo, es que desde que los de la estrella de David se quedaron con «jolibud», ademas de con con la banca Americana, con lo que ello significa, no han parado.

    Que haga algo sobre la extinción programada de Europa…………. hay material en abundancia…….¡¡ y calentito!!.

    • Estimado Juan, desde luego que sería interesante ver trabajos que denuncien las «malas praxis» de algunos colectivos de religión judía, igual que de otros muchos errores humanos que se han cometido a lo largo de la historia y no han tenido reflejo -o ha sido mínimo- en la actividad artística. ¡Muchas gracias por tus palabras!

  2. Cierto todo. Pero si esa misma falta de respeto se produce en una iglesia o ante simbolos crisitianos, no es deplorable, es una encomiable libertad de expresion, incluso artística. Esto es lo de siempre; pero con otros nuevos tabús. Ahora es la blasfemia contra el «holocausto» y otros dogmas actuales. Seguimos siendo esclavos, pero de nuevos paradigmas-dogmas. Hay que respetar lo que respetar TODO lo que es sagrado para otros.

    • Estimado Jrs, muchas gracias por tu comentario. Sin duda, este tipo de faltas de respeto son repudiables a todos los niveles. Cada caso tiene sus particularidades. En concreto, lo que se critica desde «Yolocaust» es la falta de empatía de los turistas con las víctimas en un espacio como el Holocaust Memorial de Berlín con el mero fin de tener «la foto». Quizá si estos turistas estuviesen reivindicando algo más allá del selfie, algo más cercano a otras lides como la lucha por la igualdad de género u otros derechos sociales, hablaríamos más concretamente de libertad de expresión o de performances artísticas si las hubiera.
      Gracias por su comentario.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.