DFOTO 07: visitado

 DFOTO-07-F

Poder visitar -en un mismo espacio-  42 galerías de arte, especializadas en fotografía, es ciertamente un lujo para cualquier profesional, coleccionista o interesado por la fotografía.

 

D07.Kursaal.B

 

Poder hacerlo en un punto céntrico y emblemático de una ciudad como San Sebastián o "Donostia", es la guinda sobre el pastel.
Y conste que cuando digo "punto emblemático" no estoy pensando en el famoso edificio del nuevo Kursaal, sino en el comienzo del "Paseo Nuevo"… pero eso es una historia personal.

D07.Escaleras.B

 

Otra cosa es procesar -digerir- toda la información recibida tras contemplar y evaluar la variopinta obra colgada en las 42 galerías internacionales participantes en DFOTO 2007.
Tras dos días dedicados exhaustivamente a una feria (podemos llamarle así) como DFOTO 2007, uno -tras evaluar esfuerzos y gastos- se plantea la pregunta: ¿ha valido la pena venir?. Y tras unas jornadas de reflexión, la respuesta es un rotundo "si".

D07.Fotoyrealidad.B

Por un lado, por una cuestión puramente profesional: si no acudes, quizá puedas "informar", merced al dossier proporcionado por la organización, pero difícilmente opinar, y ello sobre más de un aspecto.
Y también nos privaríamos de la ocasión de charlar con galeristas, fotógrafos y amigos coleccionistas.

Así, durante la visita, un apreciado coleccionista y experto en la impresión "con calidad de museo", me comentaba que -hasta donde había llegado su visita- todavía …"no había visto nada que le emocionase"…
Como continuación de la charla de pasillo, amplió muy interesantemente el concepto en el sentido de que la emoción que buscaba, es la que debería hacerle comprar esa obra en particular, y emocionarse, de nuevo, redescubriéndola quizá de vez en cuando entre lo presente en su despacho, "subiéndola" a una posición preferente, para gozarla -"to behold it"- durante un tiempo…
Lo mismo me había ocurrido a mi hasta ese mismo punto de la visita, y si acaso me había emocionado algo era negativamente, y sin embargo, más adelante….

 

D07.Mirando.B

 
Puede sonar un poco prepotente, pero hay que correr el riesgo, pues de lo contrario no se te oye alto y claro: en el mundo del arte en fotografía, si nos referimos a lo que muestran algunos galeristas y autores, bien hay un nivel de "cuento" extraordinario (eso que ahora se llama "morro" o si se prefiere, "merchandising"), bien una importante ignorancia del medio -tanto histórica como técnicamente- o bien ganas de pretender que algunos hemos nacido ayer, o, finalmente, una combinación de todos esos factores, y alguno más que no hemos comentado.
Y no estoy hablando únicamente de DFOTO 2007, sino de una situación general, incluyendo "ARCO".

Llevar algo más de medio siglo viendo y haciendo fotos, haber "descubierto" hace 20 o 30 años a bastantes de los autores que ahora se nos presentan en España "por primera vez" en macrofestivales de fotografía, ver a diario obras de los más avanzados alumnos/as de cursos superiores de las mejores escuelas de fotografía, exponer regularmente desde hace unos 20 años, ser un pionero del color en este País, comisariar alguna exposición que otra, ser jurado de algún premio que otro y estar en la Web y algunas cosillas más… curten y vacunan contra determinadas cuestiones. Por supuesto que uno puede no solo equivocarse, sino tener criterios discordantes con otras personas mucho más expertas y entendidas, pero puedo -ciertamente- opinar.
Y partiendo de este planteamiento, que entiendo que a algunos y a algunas que no me conozcan, pueda parecer poco modesto en incluso molestar, paso a comentar que debo adelantar que al término del segundo día de visita, ya si que me había emocionado positivamente, hasta el punto de realizar mi "compra virtual" de obras… sobre lo que hablaré al final. V.S.

 

De entre las reflexiones ante algunos aspectos de las obras presentadas, puedo materializar las siguientes:

• Aquí y ahora, prácticamente nadie, o al menos ni galeristas ni autores, se plantean aparentemente temas de conservación. Me pregunto si los compradores lo hacen, pero estimo que no, puesto que al parecer se vende lo que se expone.

DF07.plasticframe.B
La obra, de Daniele Fuchs, en la Flatland Galerie, es magnífica, y el marco de plástico blando forma parte muy importante de la obra en sí, que refleja muñecos igualmente de plástico.
 
D07.CornelieTollensI.A
En la misma galería Flatland (Holanda), una de nuestras obras preferidas "I am here", de Cornelie Tollens (2006)

Imágenes pegadas, material variopinto, marcos de plástico "de baño" en contacto con la imagen, etc., "todo a 15.000, 7.500 o 1.800 euros". Uno ironizando, se pregunta si en el precio irá incluido el mantenimiento…  o sea, cambiar el marco cuando a los dos años amarillee, por ejemplo. O la obra entera, cuando se deslamine del soporte. Claro que los galeristas podrán ofrecer un servicio aparte mantenimiento.

• Lo que prima es "ande o no ande, caballo grande". Siempre he pensado que algo que un fotógrafo ("aunque sea artista, y no fotógrafo) tiene que controlar, es la relación entre los límites de su "archivo" original (analógico o digital) y el tamaño máximo al que puede ampliar su obra. Resulta patético ver cómo se amplían hasta límites obscenos archivos plagados de defectos de aberración cromática, o de un grano que se rompe, bien por el tamaño del original, bien por un escaneado mediocre. Tal es el caso, por ejemplo, de las obras de Ángela Ferreira o Helena Almeida, de la galería Filomena Soares. Y pueden estar seguros, de que sabemos distinguir entre una aplicación digamos… creativa, de esos efectos y cuando lo que falta es simplemente oficio y/o conocimiento por parte de los involucrados. Como para "vender" (véase, "ser admitido") hay que hacer tamaños grandes, pues ¡hala!

• Como en los peores trabajos de fin de curso, hay que tratar de colar "el concepto".
La cosa no se sujeta ni con cianocrilato, pero en algunos casos, si viene firmada por una artista reconocida, imágenes que serían consideradas descartes sobrantes de trabajos de encargo, por sobreexposición y mal control de la luz… cuelan. Claro… si viene firmado por ejemplo por Cándida Höfer…
Trabajos para "suspenso y septiembre", a las paredes de galeristas y coleccionistas poco avisados.

• El blanco y negro tradicional, en baritado, a los formatos de aproximadamente 50 x 50 cm, esto es, lo que permitía la tecnología manual a muchos fotógrafos hasta la aparición del baritado Ilford para máquinas Lambda (hasta más de 1,20 metros de ancho), es algo de presencia marginal, una rareza poco interesante. Claro: son formatos tan pequeños que no son "ornamentales", "decorativos".

CF.appelt-fleck.C

Dieter Appelt: „ Der Fleck auf dem Spiegel, den der Atemhauch schafft“, 1977, e.a., Gelatine-silver-print, 50 X 60 cm
Un bello baritado de pequeño tamaño
Galería Clairefontaine 

 
 

No deja de ser curioso que no se hayan presentado prácticamente trabajos a gran formato por medio de la alternativa citada. ¿Falta de tiempo, o es que no interesa?

Cubo-Azul-Jose-Ferrero.B
José Ferrero. Espacio, velocidad, ¿tiempo? Galería Cubo Azul 
D07.ferrero.C
José, nos explica personalmente aspectos de su obra 

José Ferrero Villares (Galería Cubo Azul), demuestra que es posible utilizar un material noble como el papel en blanco y negro tradicional, y sin embargo, darle un tratamiento original e innovador,  a gran tamaño. Pero es que Ferrero, además de artista, es fotógrafo, y conoce el oficio.

• Pensamos que no está mal que una galería cuelgue, en un acontecimiento como DFOTO, una muestra de la obra de varios de los artistas de la galería, pero -sin llegar a un monográfico- también pensamos que debe haber una línea, un cierto concepto.
La selección de algunas galerías nos recuerda un poco a la mala selección fotos para un "book" que tienden a realizar los fotógrafos más noveles: una foto "de cada cosa", sin una línea propia de la galería. Ese podría ser -por pner u ejemplo- el acao de No es el caso de La Fábrica Galería, que al lado de algunos destellos afortunados, como los de Araki, suma errores como el gorila de Richard Billingham.

• Un fenómeno curioso es de una de las obras de José Luis Santalla, en la galería Ad hoc. Este fotógrafo muestra -lado a lado- diversas fotografías de su serie "Closed" (Cerrado). Son retratos de personajes con los ojos cerrados, y uno de ellos -el correspondiente a Alberto García Alix- ha sido elegido por la fundación COFF, como imagen para la edición 2007 de la feria internacional de fotografía, DFOTO.

DF07.GA.puntos.B

Pues bien: en el momento de abandonar nosostros la feria, 6 puntos rojos acreditaban otras tantas ventas de esta obra, ni mejor ni peor que los retratos que la flanqueaban (de Ciuco Gutiérrez, por ejemplo), de numero de ventas muy inferior. Interesante: ¿se compra la "posesión" del personaje, la obra, o "la foto del cartel"?

D07Sobreelsuelo.A
 Galería Clairefontaine, vista parcial

 

• Suponemos que no es casualidad precisamente que la galería Clairefontaine (Luxemburgo), detente el que probablemente es el espacio preferente de DFOTO, al menos en el 2007.
Este es el ejemplo contrario al anterior. Las distintas líneas de la galería están claras y cada autor bien representado. Por si fuera poco, la atención al público es
exquisita. No es menos cierto, que el amplio espacio "reservado" (€€) les permitía diferenciar bien los temas y autores.

CF.Scena21.Giacomo-Costa.B
Giacomo Costa Scena 21.

Así, si en la zona frontal destacaban los paisajes fantásticos de Giacomo Costa, y los distintos montajes retroiluminados, en otra zona no menos noble, Clairefontaine es una de las pocas galerías que "se atrevía" también con fotos encuadrables en el concepto de "reportaje", colgando nada más y nada menos que a  James Nachtwey.

 

CF.nachtwey-08-JN-O8.B
James Nachtwey 

Dieter Appelt, Gabriele Basilico, Máximo Vitali y Meter Bialobrzeski, al lado de Steichen y Gisèle Freund, son parte de los pesos "pesados" de esta impresionante galería.
En Clairefontaine realizamos algunas de nuestras "compras virtuales", como se puede leer más adelante.

• Imposible citar a todas las Galerías, pero al lado de Clairefontaine, podríamos poner a "Les files du Calvaire, espacio también, de algunas de nuestras "compras".

Gilbert-Garcin.isatisfac.B

Gilbert Garcin, l'insatisfaccion

 

Ellen-Kooi.Adam-honden.B
Ellen Kooi, Adam-honden

Los irónicos, sanamente conceptuales y deliciosos baritados a pequeño tamaño (para lo que se lleva)  de Gilbert Garcin, nos cautivaron, así como los perros de Adam, de Ellen Kooi.

 

• Igualmente, en la galería Salvador Díaz, acabaron interesándonos, "pasada tras pasada", las obras de "Aes+f", unas muy digitalmente elaboradas puestas en escena, que no podían sino recordarnos a la obra literearia "El señor de las moscas".

Last-Riot-Bridge.B

Aes+f, "Last Riot 2, bridge 2006

Last-Riot-Tondo

Aes+f, Last Riot 2, Tondo 2006 

Ya no cabe, a estas alturas de la feria, discutir lo que "es fotografía" y lo que no, y ello, no nos parece malo.

• En otro orden de cosas, hemos conocido más de un articulista, de medios muy reconocidos, que escribía sus "informes" (por ejemplo sobre Photokina) sin haber asistido al "evento" en si.

 

01LasventanasB
Ciuco Gutierrez: de la serie expuesta 
Bac.Ciuco-el-explorador.B
Ciuco Gutiérrez: foto de prensa 

 

En el caso de DFOTO 2007, si lo hiciésemos de esa forma, en base al -excelente- material gráfico entregado por los galeristas, las fotos "de prensa", en un 85% de los casos, lo comentado no tendría nada que ver… ¡con lo visto! Y afortunadamente, lo que podía verse expuesto era de un nivel mayor.

 

• Parece claro que una de las tendencias es que, al menos para la fotografía en color, para que sean "vendibles", las obras han de mostrar un cierto caráctr ornamental. ¿Está ello reñido con el concepto de "obra de autor" y/o "de arte"?

 DF07.helados.B

No en nuestra opinión. Una de las piezas que más nos interesó de DFOTO 07 es el tríptico de Abigail O' Brian de la galería Rubicon (se vendian también las obras por separado ), en la que -en nuestra modesta opinión– el concepto, contenido y continente, estaban plenamente armonizados. 

 

 

• Siempre desde un punto de vista personal, el nivel de la organización nos pareció excelente, tanto en general como en atención a la prensa (*). El montaje e iluminación de las galerías, era de primer orden, y los "pequeños" detalles, tales como las delicadas flores en cada mesa, hablan de gusto por lo sutilmente exquisito.

 

 

D07.tulipanesenpaisaje.B
© Emilia Valencia 
D07tulipanesymov.B
Dos detalles intimistas de las mesas, en las galerías 

En lo que respecta a los galeristas, todos los que -desde nuestro equipo- "pusimos a prueba", mostraron un excelente talante, y ello tanto a nivel de información -verbal y en forma de dossiers- como de amabilidad y encanto.

DFOTO.07.MUJESC.A
© Emilia Valencia 

Un detalle a tener en cuenta es que los planos están para algo, y el que ofrece la organización de la planta de DFOTO 2007 es también magnífico, pero si no lo llevamos a mano y lo consultamos, la distribución y el elevado numero de distintos accesos a los diversos espacios, hace que nos despistemos con una cierta facilidad: hay que usar el plano.

D07.Escalera.B
En DFOTO: la iluminación, siempre en su punto 

En lo que se refiere a las galerías, y a pesar de las cartelas identificadoras, un punto favorable, como es el que los espacios no sean excesivamente lineales, puede ser un inconveniente a la hora de reconocer dónde comienza y dónde acaba el espacio de cada galería.

D07.Libreriacolores.A
D07libreri2.B

Otro acierto de organizadores y participantes, es la inclusión de una librería especializada en fotografía como Railowsky. El espacio, era magnífico por bello, original y bien ubicado, y la selección de fondos soberbia.

 

DF07.artemasarte.B

• Para algunos galeristas, no haber previsto cartelas para las obras de sus autores representados, no supone mayor problema: la solución empleada se podrá descubrir con más facilidad "clicando" sobre la foto.  Claro que a lo mejor, forma parte del "concepto"…

En conjunto, en nuestra opinión, visitar detenidamente DFOTO -y esperemos que exista DFOTO 2008- es algo imprescindible, una cita ineludible para todos los que deseen, no solo comprar, sino mantenerse al tanto de tendencias en el sentido de lo que los fotógrafos quieren, mostrar, y lo que las galerías se atreven a colgar. Si eso refleja o no una tendencia que se deba seguir "a pies juntillas", es otra cuestión. En nuestra opinión, hace falta una buena dosis de criterio bien consolidado, si no queremos caer, una y otra vez en la admiración por "las nuevas vestimentas del emperador". DFOTO es un magnífico escenario para, al que se lo permita su presupuesto, comprar, punto en el que, según Carolina Martínez el éxito de ventas ha sido absoluto.

 

Una compra virtual

A base de dar pasadas y pasadas, tal como hemos comentado, durante dos días, la cosa se decanta, y al final, realizamos el experimento de realizar una "compra virtual", de aquellas obras que estaríamos dispuestos a llevar a nuestra (bastante "virtual" también) colección particular.  No nos pusimos limitaciones de precio -ventajas de lo virtual- ni de soportes, permanencia ni tamaños: simplemente nos guiamos por la emoción.
Y esta fue nuestra selección.

(Imágenes, solo bien allí donde nos ha sido posible, bien en el texto anterior) 

  D07.atto9.G.Costa.comp.C

Galería Clairefontaine
Giacomo Costa. Atto 9, 2007
100 x 240 cm
15.000 euros

Galería Cubo Azul José Ferrero
Espacio, velocidad, ¿tiempo?
5.200 euros

 DF07pola.comp.C

Carter

Polaroid, 2005 1.500 euros

 

DF07map.comp.C

Robert Mapplethorpe

Galería Stefan Röpke

Andre, 1984 Silver gelatin print 15.000 euros

 

DF.07.helados.comp.C
Abigail O`Brian 141 x 101 x 3

Galería Rubicon

12.000 euros

  Df07sumerg.comp.C

Joana Pimentel
From Fluidos Series
Baudelaire
1.300 euros

 DF07estenop2.comp.C

Abelardo Morrell
Camara Oscura Imagen of San LuisArc in Bedroom
76,2 x 101,6 cm
9.600 euros

 

DF07humberto.comp.C

Humberto Rivas
Magda, 1986
60 x 80 cm
5.100 euros

Lawrence Demaison
De la serie Personne, 1995
28 x 48 cm
1.150 euros

 D07.melena.dorada.B

Dos jóvenes contemplan "nuestra compra" 

Luis Gómez Palma
El Canto después del Encuentro, 2004
Díptico, 55 x 55 cm
10.000 euros

Edgard Burtynsky
Manufactory Nº 4, 2005
60 x 96 x 93,8 cm
7.500 euros

Jitka Hanzllová
26,7 x 17,8 cm
C-Print
5.500 euros

VU´La Galerie
Lea Crespi
De la serie Linux, 2004
4.600 euros

Hiroto Fujimoto
Sans title, Islande
Abril 2004

3-I-Munoz.comp
Isabel Muñoz
De la serie, Surma, 2006

VU´La Galerie 8.500 euros

  DF07brocha.comp.C

Galería Les filles du calvarie
Gilbert Garcin
Autorretrato
2.900 euros

 

Ellen Kooi
Adam honden
8.000 euros

 D07.C.TollensI.comp.C

Galería Flatland
Cornelie Tollens 'I am here' 2006
10.000 euros

Total: 122.850 euros/20.440, 520 pesetas
Nota: los precios indicados, variaron muy ligeramente de un día  a otro, y pueden suponer, por tanto, pequeñas discrepancias respecto a los actuales.

D07.Conchadenoche.A
San Sebastián, de noche o de día, sigue siendo tan bonito como Donostia
 
La Fundación Ordóñez-Falcón -dentro del ámbito del Arte- se centra en el desarrollo y promoción de la Fotografía y la Vídeo-Creación. Es asimismo, la depositaria de la Colección Ordóñez-Falcón de Fotografía, una de las más importantes colecciones internacionales en manos privadas.
La Fundación, es la organizadora de DFOTO 07
La Fundación tiene entre sus fines: la promoción del coleccionismo y mecenazgo; organización de exposiciones; mecenazgo de proyectos fotográficos; conservación y restauración de materiales fotográficos; organización de jornadas divulgativas, y la edición de catálogos, principalmente.
Actualmente, su máxima aspiración consiste en la creación de un Centro Internacional de Fotografía y de la Imagen, con sede en Donostia – San Sebastián.
La Fundación está presidida y dirigida por Enrique Ordóñez y gestionada por Carolina Martínez.
Las oficinas se encuentran en San Sebastián, Guipúzcoa, en la Avda. de Tolosa, nº 5, 3ª planta, oficina nº 6.
 
Un informe elaborado por Valentin Sama y Emilia Valencia

 

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.