Duane Michals en Barcelona

Desde hoy hasta el 10 de septiembre podemos disfrutar de una retrospectiva del fotógrafo en la sala Fundación Casa Garriga de la fundación Mapfre Barcelona.

These are the photographs that changed my life” (“Estas son las fotografías que han cambiado mi vida”), así comienza el recorrido de la retrospectiva que le dedica la Fundación Mapfre al artista y fotógrafo americano, Duane Michals (McKeesport,1932).

Una cita manuscrita en la pared nos introduce no sólo en la exposición, sino también en el primer contacto de Michals con la fotografía: un viaje turístico a la antigua Unión Soviética, en 1958, con una cámara prestada por un amigo, donde realiza una serie de retratos que se convertirán en su propia epifanía, “Sentí que era el medio perfecto para expresarme a mí mismo”.

Duane Michals
Duane Michals bromea posando delante de una de sus imágenes de la exposición © Dèbora Martínez

Duane Michals revoluciona la fotografía al cuestionarla como documento de la realidad, en una época donde el auge del fotoperiodismo se imponía. “Yo no quería entrar en la fotografía convencional, no quería ser Cartier Bresson ni Robert Frank“, para Duane Michals la fotografía le permitía explorar el mundo de otra manera, alejándose de la apariencia superficial de las cosas, “creo en la imaginación, lo que yo no puedo ver es infinitamente más importante que lo que puedo ver“.

De esta manera, Duane Michals se atreve a cambiar el discurso de lo fotográfico, jugando con lo narrativo y generando secuencias que obligan al espectador a ser partícipe y cómplice de su comprensión. La secuencia fue una liberación del instante decisivo, de la imagen fija y en gran manera un cambio paradigmático de entender la fotografía. Es famosa la anécdota de la huida de Garry Winogrand de la primera exposición de Michals en la galería Underground en 1963, mientras gritaba “Eso no es fotografía“.

Duane Michals
Duane Michals en la entrada de la exposición © Dèbora Martínez

“creo en la imaginación, lo que yo no puedo ver es infinitamente más importante que lo que puedo ver“.

Duane Michals, Boy in Leningrad, 1958 [Chico en Leningrado] Copia en gelatina de plata 20,32 × 25,40 cm Duane Michals. Cortesía de DC Moore Gallery, Nueva York © Duane Michals
Duane Michals, Boy in Leningrad, 1958 –Chico en Leningrado–Copia en gelatina de plata 20,32 × 25,40 cm Duane Michals. Cortesía de DC Moore Gallery, Nueva York © Duane Michals

Pero a Duane Michals no le para nada, un autodidacta que aprendió por su propio empeño, “yo me he entrenado a mí mismo para ser mi propio profesor y debes equivocarte, la poesía está en tus errores, en tus defectos, en la parte dolorosa de uno mismo”.

Desde lo existencial a lo metafísico, pasando por lo político y con el humor, esa continua ironía que se desprende en gran parte de su obra y que conforma el gran bastión del talento de Duane Michals. Es lo que podremos ver en esta impresionante muestra compuesta por 175 obras que han sido distribuidas en doce secciones, que conforman un recorrido por la trayectoria expresiva de Duane Michals. Y donde encontraremos, entre otros trabajos, los retratos que realizó a los tres pintores que más influenciaron en su trabajo artístico y desde donde se desprende su relación con lo onírico: Balthus, René Magritte y Giorgio de Chirico; la soledad de Empty New York; pasando por su amplia obra comercial, que ha generado una riquísima colección de retratos de personalidades del mundo del arte y la cultura. Y además sus últimas obras, entre ellas, una serie de cortometrajes en formato de vídeo.

Duane Michals Exposición
© Dèbora Martínez

La inauguración contó con la presencia de la comisaria de la exposición, Enrica Viganó; el director de Cultura de la Fundación Mapfre, Pablo Jiménez y el fotógrafo Duane Michals. Esta gran retrospectiva podrá verse hasta el 10 de septiembre, en la Casa Garriga i Nogués –calle Diputación 250– Fundación Mapfre de Barcelona.

Dèbora Martínez
Licenciada en Bellas Artes, es Profesora de fotografía en la Universidad de Barcelona. Interesada por la docencia y enamorada de la fotografía hasta tal punto que después de dirigir un espacio fotográfico durante años, ahora forma parte de otro, La Perversa, que dará mucho que hablar.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.