Eleanor Callahan – Primer aniversario

Eleanor Callahan, la musa fotográfica por excelencia, falleció el 28 de febrero del pasado año, bisiesto, a los 95 años, mientras la National Gallery of Art de Washington exhibía la retrospectiva Harry Callahan at 100, para celebrar el centenario de su nacimiento.
Me enteré tarde, a través de un buen amigo, como siempre, pero pienso que no importa, que este primer aniversario es una buena ocasión de rendirle homenaje a uno de los grandes fotógrafos del siglo pasado, Harry Callahan (1912-1999), a su musa y, también, de paso, a las sufridas novias y mujeres de los artistas, muy a menudo modelos ocasionales.

La noticia no tuvo mucha repercusión, que yo sepa; solo he encontrado una referencia en El Mundo del 1 de marzo; por ahí, bueno, desde luego The New York Times se hacía eco de la noticia y comparaba las fotos de Eleanor realizadas por Harry Callahan con las que Alfred Stieglitz realizó en su día de Georgia O’Keeffe. También podía haber hablado de las de Charis Wilson realizadas por Edward Weston.

La verdad es que durante los años 1940s, 50s y 60s, Eleanor, casada con Callahan desde 1936, se convirtió en su tema más habitual. Las imágenes de Eleanor abarcan todo tipo de situaciones, lugares y hasta técnicas. Más que retratos, constituyen un diario visual de su relación, así como de la relación de Callahan con la fotografía. Como dijo alguien, el motivo era siempre Eleanor, pero siempre existían nuevas formas de verla.

En sus propias palabras: Simplemente le gustaba hacerme fotos, comentó en una entrevista en 2008. En cualquier pose. Con lluvia o con sol. Sin importar lo que estuviera haciendo. Tanto si estaba fregando los platos, como si estaba medio dormida. Y él sabía que nunca diría que no. Siempre estaba allí para él. Porque sabía que Harry haría solo lo correcto.

Las fotografías de Eleanor han sido publicadas en una buena colección de libros de Callahan. Entre los más asequibles, Eleanor:Photographs by Harry Callahan, editado por The Friends of Photography, Carmel, California (grupo formado en 1967 por Ansel Adams, entre otros. Tras la muerte de Adams en 1984, el grupo se trasladó a San Francisco). El libro se editó con motivo de la exposición organizada por el Center for Creative Photography, de Tucson, Arizona, en 1984, exposición que viajó por diversas ciudades de EEUU, y que incluye todas las imágenes que presentamos.

Pero hay muchos más. El editado por Aperture en 1976 con introducción de John Szarkowski; el primero del MoMA de 1967…
Y el más caro, Water’s Edge, Photographs by Harry Callahan, edición de lujo, Callaway Editions, 1980. Al parecer, la edición estaba dividida en cuatro series (I-IV), cada una de las cuales incluía además una copia diferente. El ejemplar que hemos encontrado a la venta por 5.348€ (sin incluir gastos de envío) corresponde la serie I, Cape Cod, 1972, y representa un pequeño velero cerca de la playa. Tanto la copia como el libro están firmados y numerados por Callahan.

Por lo que respecta a nuestro país, anécdotas aparte, la fundación La Caixa editó en 2000 el catálogo correspondiente a la exposición de Callahan incluida en la tercera edición de PHotoEspaña, celebrada en 2000, y que aún se puede conseguir por ahí.

Y, mira por donde, parece que Callahan también estará en la próxima edición de PHotoEspaña, que, a partir del 5 de junio, girará en torno al Cuerpo. Eros y políticas. Harry Callahan ocupará sin duda un lugar destacado, junto a Edward Weston, gracias a la exposición El, ella, ello, que se presentará en el Círculo de Bellas Artes.

Y siguen las buenas noticias en este año estupendo en lo fotográfico.

Detroit, c 1942
Chicago, c 1947

Chicago, c 1947
Chicago, c 1948


Chicago, c 1949


Lago Michigan, c 1949


Chicago, c 1950


Chicago, c 1951


Chicago, c 1952


Lago Michigan, c 1953

Diversas portadas de libros de Harry Callahan; la más pequeña corresponde al catálogo de la exposición de 1984
       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.