Fotogenio 2014 – Crónica, Parte I: Estética

Mazarrón ha sido, una vez más, escenario del «mayor encuentro de fotógrafos de España». La octava edición de Fotogenio ha contado con la presencia de nombres del prestigio de Sebastião Salgado o Eugenio Recuenco, entre muchos otros, que durante tres días han ofrecido todo tipo de ponencias y actividades a aquellos que han decidido acercarse este año a la pequeña localidad murciana. Les contamos, en esta primera parte de la crónica, nuestra visión sobre los aspectos relacionados con la estética de la imagen.

Como ya avanzamos en su momento, la participación del célebre fotógrafo brasileño en Fotogenio 2014 suponía «un hito para este certamen, ya que disfrutar de la presencia de Salgado será un hecho único e irrepetible en nuestro país”, como comentaba Juan S. Calventus, director del encuentro. Efectivamente, para bien o para mal, la ponencia de Salgado eclipsó gran parte de la programación del festival.

El cartel de Fotogenio 2014 centró su apuesta en el emblemático Sebastião Salgado
El cartel de Fotogenio 2014 centró su apuesta en el emblemático Sebastião Salgado
© 

Fotogenio es, a día de hoy, uno de la mayores eventos fotográficos del país, que ha ido incrementando su repercusión desde sus inicios allá en 2006, sobre todo durante la pasada edición, en Fotogenio 2013, donde participaron  fotógrafos de renombre como Chema Madoz, Cristina García Rodero o Gervasio Sánchez. En palabras del director, «se puede estar en el mundo desde un sitio tan pequeño como Mazarrón.»

En Fotogenio 2014 decidieron centrar toda la atención en Sebastião Salgado; el propio cartel del festival no dejó lugar a dudas. Y es que, como bien señalaban los responsables del encuentro, era la única cita fotográfica en la que el fotógrafo tenía previsto participar en nuestro país, algo que no hacía desde hace 23 años, si exceptuamos la reciente inauguración de su trabajo Génesis en CaixaForum Madrid.

Exceptuando la próxima edición de Fotogenio 2014, Salgado sólo ha participado, en nuestro país, en la pasada inauguración de «Génesis» en Caixa Forum Madrid 
© Fotogenio

Ya durante la rueda de prensa se generó una gran expectación alrededor del Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1998), a la que asistieron los máximos responsables del encuentro, el alcalde de Mazarrón y conocidos fotoperiodistas como Gervasio Sánchez, ponente en la pasada edición.

Gran expectación en la rueda de prensa de Sebastião Salgado a su llegada a Fotogenio, acompañado del alcalde de Mazarrón y Juan S. Calventus © Albedo Media S.L.
Gran expectación en la rueda de prensa de Sebastião Salgado a su llegada a Fotogenio, acompañado del alcalde de Mazarrón y Juan S. Calventus © Albedo Media S.L.

Fotoperiodista y fotógrafo sociodocumental, aunque no se defina así en ocasiones, Salgado es considerando por algunos como una de las personalidades fotográficas más influyentes del s.XXI; el fotógrafo americano Hal Gould, conocido por sus esfuerzos en asemejar la fotografía a las bellas artes en un tiempo donde no era reconocida como tal, presentó los trabajos de Salgado en su famosa galería Cámara Oscura, donde también pasaron fotógrafos del calibre de Ansel Adams o Annie Leibovitz.

Sebastião Salgado en un momento de la rueda de prensa que dio en Fotogenio 2014
Sebastião Salgado en un momento de la rueda de prensa que dio en Fotogenio 2014
© Albedo Media S.L.

Con su voz tranquila y sosegada, Salgado, curtido en sus innumerables viajes y experiencias vitales, reconoce la importancia de la pasión y el placer en el acto fotográfico: «trabajar como fotógrafo necesita de un gran sacrificio; para ser fotógrafo se ha de sentir un gran placer». La vertiente social de su obra queda reflejada, según Salgado, en aquello que busca, pues «para dar sentido a la fotografía es necesario comprender el mundo y la sociedad en el que vives, su geopolítica»; «la fotografía es la imagen, la edición, la preparación, la historia…»

Fotogenio «colgó» el cartel de completo durante la ponencia de Sebastião Salgado, a la que acudieron más de mil personas © Albedo Media S.L.

Su ponencia en Fotogenio, dedicada a Génesis y sus trabajos anteriores, se centró en dar a conocer sus inicios como fotógrafo. Economista de carrera, decidió dedicarse a la fotografía de forma autodidacta cuando ve por primera vez a través del visor de una cámara  – la de su mujer, Lélia Wanick –, momento a partir del cual descubre una nueva forma de ver el mundo que le rodea: «con el tiempo me di cuenta de que la fotografía me daba mucho más placer que la economía».

Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
durante su ponencia en Fotogenio 2014 © Albedo Media S.L.

Seis años más tarde, en 1979, entró a trabajar en Magnum Photos, que abandonará 15 años después para formar su propia agencia, Amazon Images. Durante la ponencia, mostró parte de sus trabajos anteriores realizados principalmente en África (en la región del Sahel) y América Latina. El público asistente pudo, de hecho, quedó fascinado por la fuerza de sus imágenes; especialmente impactantes son sus fotografías de las minas de oro de Serra Pelada, en Brasil, pertenecientes a su serie «Workers» (trabajadores).


Fotografías de Serra Pelada (Brasil), Sebastião Salgado
Fotografías de Serra Pelada (Brasil), Sebastião Salgado
©

Salgado, sin embargo, tampoco ha estado exento de críticas. La escritora americana Susan Sontag reconoció que el fotógrafo brasileño conseguía exponer de forma bella situaciones dramáticas, lo que podía provocar, en cierto modo, limitaciones a la veracidad y autenticidad de su trabajo.

Cierto es que esos primeros trabajos centrados muchos ellos en el drama humano llevaron a Salgado a una profunda sensación de desilusión con la humanidad en sí, cuya su crueldad quedaba reflejada una y otra vez en sus fotografías. Este fue uno de los motivos que le hizo abandonar la fotografía durante un tiempo, y dar un giro importante a su visión del mundo. De vuelta con su mujer Lélia a su país natal, Brasil, se dedica a reconstruir la flora de unas tierras familiares que hereda, lo que le lleva a  recuperar la ilusión y las ganas de volver a fotografiar, pero esta vez desde una perspectiva diferente, más positiva, que busca fotografiar la naturaleza del planeta desde otro punto de vista: nace su proyecto Génesis.

Fotografía de Génesis, Sebastião Salgado
Fotografía de Génesis, Sebastião Salgado
©

Salgado reconoce que «somos parte de la naturaleza» y Génesis le ha permitido volver a encontrar la paz. Paciencia y observación han sido dos factores clave y, por encima de todo, una cuestión de respeto y dignidad con respecto hacia la naturaleza y todo lo que nos rodea; un gran contraste con sus trabajos iniciales y la brutalidad humana.

Desde un punto de vista técnico, Salgado suele trabajar básicamente en blanco y negro; respecto el hecho de fotografiar en color reconoce (con ironía) que le gusta por la cantidad de grises que es capaz de ofrecer. Admite que él no es fotógrafo de color, le parece «demasiado evidente». Además, piensa que el flujo del trabajo del negativo en blanco y negro (en tiras) le permite seguir la «continuidad» de las tomas, algo que no tenía cuando trabajaba en diapositiva color, donde revisaba las tomas de una en una en la mesa de luz, perdiendo esa «continuidad» o historia de sus imágenes.

Sebastião Salgado
Sebastião Salgado
durante su ponencia en Fotogenio 2014  © Albedo Media S.L.

Añade que suele utilizar aperturas muy cerradas (hasta f/32) para conseguir grandes profundidades de campo, y que no suele casi nunca utilizar aperturas abiertas.

La mayoría de sus primeras imágenes están tomadas en Leica 35mm, un formato pequeño dice él para el nivel de ampliación mostrado: «se ha de exponer muy bien (y revelar) para conseguir tal calidad». Gran parte de su trabajo está realizado en el laboratorio, revelando las copias de sus negativos – muchos de ellos de la famosa película Tri-X –, aunque confiesa que a partir del 2008 ha utilizado indistintamente el digital – nos cuenta los problemas que tuvo con los rayos x en los aeropuertos con los negativos –, mediante el uso de un proceso por el cual obtiene un negativo a partir de un archivo RAW. «Ahora con el digital obtengo más calidad que con el negativo», sentencia. 

Sebastião Salgado no se lo dejó fácil a José Maria Mellado, que le sucedía justo después con su ponencia sobre la gramática de la fotografía, donde explicó la importancia de dominar el lenguaje fotográfico para mejorar la captura de imágenes, ya que, como en todo lenguaje, el conocimiento de la gramática y sus reglas permite realizar un mejor uso del mismo.

J.M. Mellado presentado por Juan S. Calventus, máximo responsable de Fotogenio © Albedo Media S.L.
J.M. Mellado presentado por Juan S. Calventus, máximo responsable de Fotogenio © Albedo Media S.L.

«El lenguaje visual es el más directo que existe, no requiere de traducción como otros tipos de lenguajes» y, sin embargo, es un lenguaje cuyas reglas no solemos aprender en la escuela, reconocía Mellado, «es un lenguaje que no nos han enseñado, pero si lo trabajamos mejoraremos nuestras fotos». Añade que «el fotógrafo, generalmente, domina la técnica, pero no la gramática».

De esa gramática, para Mellado, forman parte tanto la composición en la toma como la posterior edición de la imagen, ya que «la fotografía es un lenguaje visual que va directo al subconsciente». Dedicó gran parte de su ponencia a recordar algunas reglas básicas de composición – evitar formatos muy extremos, crear puntos de interés, dejar aire en la toma, jugar con el espacio negativo – y mostró algunos de sus trabajos, en los que busca «una foto de alta calidad que tenga dos lecturas; de cerca y de lejos», copias de gran tamaño que pueden apreciarse a diferentes distancias.

Más éxito tuvo Eugenio Recuenco en sus dos ponencias sobre «Más allá del momento capturado«. Ganador de numerosos premios, el fotógrafo madrileño licenciado en bellas artes ha combinado su ciudad natal con París, en donde ha realizado gran parte de sus trabajos.

Eugenio Recuenco en su ponencia «Más allá del momento capturado» © Albedo Media S.L.

La primera ponencia la dedicó a contar como surgió su interés por la imagen en movimiento. Viniendo él del mundo de la moda, Recuenco estaba acostumbrado a utilizar cámaras con ráfagas rápidas y disparar muchas fotos consecutivas y, visualizando atrás y adelante las tomas capturadas, se dio cuenta del potencial que aquello tenía. Esa idea permaneció latente durante algún tiempo, hasta que decidió llevarla a cabo. Nacieron así sus diversos cortos y creaciones de vídeo-arte. Su lista de clientes es considerable: Nina Ricci, Mango, Yves Saint Laurent, Vogue, Vanity Fair…

Los trabajos que Recuenco mostró no dejaron indiferente a un público entusiasmado con sus creaciones, que consiguen una estética diferente y muy personal: «hay quien dice que tengo un estilo pictórico, quien cinematográfico, quien un estilo oscuro; hay que aplicar la lógica en cada momento y saber qué utilizar teniendo claro la historia que queremos contar». Recuenco insistió en que «el estilo lo marca la honestidad, haciendo lo que se necesita para transmitir en cada momento» y que «copiarte a ti mismo es lo peor de todo».
 

<img class="size-full wp-image-128474" src="https://www.albedomedia.com/wp-content/uploads/2014/05/Eugenio-Recuenco_Videoclip-Bebe.jpg" alt="Eugenio Recuenco muestra su trabajo del videoclip de Bebe, donde utilizó 9 iPhones para rodarlo ©» width=»739″ height=»370″ /> Eugenio Recuenco muestra su trabajo del videoclip de Bebe, donde utilizó 9 iPhones para rodarlo ©

Explicó también las dificultades técnicas y logísticas que hay detrás de estas creaciones, y aunque algunas de sus estas se realizan con grandes medios, otras, sin embargo, han sido llevadas a cabo con «simples» teléfonos móviles, como es el caso del videoclip de Bebe. «Todo es válido mientras me sirva para controlar lo que quiero contar», nos recuerda Recuenco. Aunque, «hacer algo estético por hacer algo estético no tiene interés». En todo caso, concluye que en el «fashion art» el vídeo es cada vez más importante.

Su segunda ponencia de «Más allá del momento capturado» se centró en «cómo en un mundo tan comercial y competitivo se puede encontrar y desarrollar un estilo, y una mirada personal», en la que Recuenco buscó transmitir su experiencia en el desarrollo de una estética y un estilo personal.

Eugenio Recuenco explica cómo desarrollar un estilo personal en su segunda ponencia en Fotogenio © Albedo Media S.L.
Eugenio Recuenco explica cómo desarrollar un estilo personal en su segunda ponencia en Fotogenio © Albedo Media S.L.

Recuenco reconoce que, en un mundo tan competitivo como el de la moda y la publicidad, no es fácil conseguir mantener un estilo propio en contra a veces de las exigencias de cliente, aunque lo más importante pasa por desarrollar una estética propia que sea reconocible fácilmente: «los clientes malos son los que me han agudizado el genio… dando vueltas de cómo transformar sus exigencias con tu propia interpretación… es un compromiso difícil, pero hay que trabajarlo».

Eugenio Recuenco muestra una de sus creaciones fotográficas © Albedo Media S.L.
Eugenio Recuenco muestra una de sus creaciones fotográficas © Albedo Media S.L.

Considera también clave no repetirse en sus trabajos, innovar continuamente probando diferentes métodos y puntos de vista, utilizando incluso técnicas ya desfasadas, como en su último trabajo con película Kodachrome caducada. De hecho, no se considera un gran fotógrafo en sí, sino alguien que busca su propia forma, y cuyo principal criterio es su satisfacción personal en todo aquello que crea.

<img class="size-medium wp-image-128489" src="https://www.albedomedia.com/wp-content/uploads/2014/05/Fotogenio-2014_Cronica_44_AA-1024×576.jpg" alt="La exposición itineratnte XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña hizo escala en Mazarrón aprovechando la celebración de Fotogenio » width=»1024″ height=»576″ /> La exposición itineratnte XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña hizo escala en Mazarrón aprovechando la celebración de Fotogenio © Albedo Media S.L.

Ver Fotogenio 2014 – Crónica, Parte II: Técnica

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.