Helmut Newton: Permanent Loan Selection

Cuando Helmut Newton estableció su fundación, en otoño de 2003, seleccionó alrededor de 500 fotografías originales, las cuales fueron donadas a su fundación, recayendo la tarea de la conservación a manos del “Prusian Cultural Heritage”.

Con motivo del décimo aniversario de la Helmut Newton Foundation, se inauguró la exposición: “HELMUT NEWTON: PERMANENT LOAN SELECTION” con una selección de cerca 200 fotografías originales provenientes del mencionado archivo, la mayoría de las cuales nunca han sido expuestas.
DSLR Magazine asistió a la rueda de prensa que June Newton, Presidenta de la Helmut Newton Foundation, Manfred Heiting, Director de la Helmut Newton Foundation y Matthias Harder, comisario de la Helmut Newton Foundation ofrecieron el pasado miércoles 26 de noviembre en Berlín.

Matthias Harder, June Newton y Manfred Heiting en la rueda de prensa © David Fonfría
Matthias Harder, June Newton y Manfred Heiting en la rueda de prensa © David Fonfría

La exposición, como el propio Manfred Heiting mencionó en la rueda de prensa, se articula en tres ejes que representan los tres géneros principales que el fotógrafo berlinés trabajó: moda, retratos y desnudos, expuestos cada uno de ellos en una sala independiente.

David Lynch and Isabella Rossellini © Helmut Newton Estate
David Lynch and Isabella Rossellini © Helmut Newton Estate

La exposición comienza con la sala dedicada a los retratos de Helmut Newton, proveniente de una selección del fondo mencionado anteriormente. Es realmente impresionante, no sólo por la calidad de los retratos expuestos, de la que ninguno de nuestros lectores podrá tener duda, sino además por la enorme cantidad de “celebrities” y personalidades que fotografió el fotógrafo berlinés a lo largo de su carrera. La selección incluye retratos bien conocidos como los de Paloma Picasso, David Lynch e Isabela Rossellini, o Sigourney Weaver, pero también magníficos retratos no expuestos anteriormente y desconocidos para el gran público. La mayoría de las fotografías son en blanco y negro, al igual que la sección dedicada al desnudo o la moda, lo cual muestra una clara predilección del fotógrafo, que no siempre coincidía con las preferencias de las diferentes revistas para las que trabajó.

Sigourney Weaver, Los Angeles, 1983 © Helmut Newton Estate
Sigourney Weaver, Los Angeles, 1983 © Helmut Newton Estate

Newton fotografió a los personajes que más admiraba y a los más notorios, siempre fue un provocador. Personalidades del mundo del cine: Elisabeth Taylor, Jack Nicholson, Francis Ford Coppola, de la música: Mick Jagger, David Bowie, Luciano Pavarotti, del mundo de la moda: Karl Lagerfeld, Yves Saint Laurent o Manolo Blanik con zapatos de tacón, son tan sólo un puñado de ejemplos de entre todos los retratos que se pueden disfrutar en la exposición.
También nos encontramos con una entrañable serie dedicada a otros colegas fotógrafos, Bill Brandt, Peter Beard, Eikoh Hosoe, Ralph Gibson y Don McCullin y algún que otro curioso retrato como el de Jeff Koons y Ciciolina besándose en Italia.
Helmut Newton fotografió a estas personalidades siempre como él quiso. Todo el mundo quería posar para él, pero debían aceptar sus reglas. Si no se adaptaban a los dictados del fotógrafo, el retrato no funcionaba. Incluso el dirigente ultraderechista francés Jean Marie Le Pen, a quien no le sirvió de nada negarse a posar con sus dos dobermans, tuvo que ceder. Si no aceptaba no había foto, así era Helmut.
Solamente la irrupción de la figura del asistente de imagen de las “celebrities” hizo que decayera su interés por el retrato. Se convirtieron en una molesta interferencia entre él y la persona retratada, coartando su libertad creativa.

Aspecto de una de las salas dedicadas a los retratos de Helmut Newton © David Fonfría
Aspecto de una de las salas dedicadas a los retratos de Helmut Newton © David Fonfría

Algo similar sucedió con la fotografía de moda. El propio Newton explica en el documental “Frames From The Edge, 1988”, que puede verse en la exposición, como se sintió hastiado de las ilimitaciones a su creatividad que los diseñadores le imponían a la hora de fotografiar y documentar una colección. Habiendo trabajado por más de cuatro décadas para las más prestigiosas publicaciones de moda, Vogue, Elle, etc., en la década de los noventa se distanciará de ellas y de la moda, pero nunca del todo, ya que como el mismo confiesa en el documental, le hubiera apartado de una valiosa fuente de bellas mujeres para sus fotografías personales.
En muchas ocasiones cuando realizaba un trabajo para una determinada publicación, aprovechaba al peluquero, las modelos y las localizaciones para realizar fotos para él. También comenzó a ofrecer sus propias ideas para realizar trabajos con alguna de las revistas para las que colaboraba, como por ejemplo para Playboy, para la que trabajó desde la década de los setenta hasta el final de su carrera, y en la que se sentía realmente cómodo, hasta el punto de exigir poder trabajar con ellos a pesar del contrato de exclusividad firmado con Condé Nast.
Newton asistió con frecuencia a las fiestas que Hugh Hefner organizó en la “Playboy Mansion” y realizó algunas de sus fotografías más conocidas para la revista, algunas de las cuales pueden verse en la exposición, como los retratos de Charlotte Rampling, Natassie Kinski, o “Projection room of Hugh Hefner, Beberly Hills, 1986”.

US Vogue, Monaco 1996 © Helmut Newton Estate
US Vogue, Monaco 1996 © Helmut Newton Estate

Helmut Newton figura entre los grandes de la fotografía de moda, junto a Cecil Beaton o Guy Bourdin, con quien también comparte una idea transgresora de la foto de moda, pero el genero que sin duda le reportó mayor popularidad es, sin duda, la fotografía de desnudo. La elegancia y erotismo de sus fotografías le hicieron acreedor del calificativo “King of the kink”, además de levantar más de una polémica entre círculos feministas y conservadores. Los más de 50 años de matrimonio con June Newton nunca fueron un obstáculo o una limitación creativa para Helmut. Por el contrario Mrs. Newton actuó siempre como un constante apoyo para su fotografía y su creatividad, y no lo olvidemos, como comisaria de sus exposiciones y editora de todos y cada uno de sus libros.

Helmut Newton publicó más de 30 libros y catálogos en vida. Al comienzo principalmente con la editorial Schirmer/Mosel, con la cual publicó “Big Nudes” en 1981, hasta que en 1999 publicara con la editorial Taschen su monumental “Sumo”. 10.000 copias numeradas y firmadas, 50×70 cm, 464 páginas y 30 kg de peso. “Sumo” ha marcado un hito al convertirse en el primer libro de fotografía de esas características. “Sumo” significó un enorme éxito para Helmut Newton y para la editorial Taschen, con la cual establecería una fructífera relación.

Las fotografías más conocidas de la serie “Big Nudes” , expuestas de forma permanente en la Helmut Newton Foundation © David Fonfría

En la portada de “Sumo” aparece Henrietta, quien no sólo fue una de sus modelos favoritas, sino probablemente la modelo que más fotografió. Es una de las fotografías más conocidas de la serie “Big Nudes” realizada a comienzo de la década de los ochenta en Paris. La inspiración surge de unas fotografías a tamaño natural de los integrantes del “RAF – Rote Armee Fraktion” que el fotógrafo vio en una comisaría de policía en la República Federal de Alemania. Su creatividad hizo que se imaginara que aspecto tendrían unas fotografías de desnudo a tamaño natural y se puso “manos a la obra” para crear algunas de las imágenes más icónicas de su carrera.

Entre las fotografías de desnudo de la exposición destacan unas fotografías poco conocidas de la misma serie realizadas con posterioridad, a principios de los años noventa, principalmente en Paris y Monte Carlo.

 “Big Nudes” de la década de los 90 – Verina, Dschingis Khans daughter, Violeta with Monocle, Yuko y Eva   © David Fonfría

Aunque las fotografías de la serie “Big Nudes” fueron realizadas en estudio, la mayoría de sus fotografías fueron realizadas en localizaciones, utilizando con frecuencia iluminación natural. Desde siempre tuvo predilección por los grandes hoteles y mansiones impregnados de misterio e historia, aunque también piscinas, la calle, su propia casa o la de sus modelos fueron localizaciones donde le gustaba fotografiar. Su infancia y juventud en Berlín moldearon sus gustos. Opinaba que alejarse más de dos kilómetros del hotel no tenía ningún sentido para él. Su “economía de medios” y su talento para dirigir a sus modelos puede observarse en el documental “Helmut at work” de más de ocho horas de duración, por lo que para visionarlo en su totalidad son necesarias más de una visita a la fundación.

Filmado por June Newton de manera “amateur” y sin complejos, la edición del video ni siquiera intenta eliminar las tomas trepidadas o con mala iluminación, no tiene mayor pretensión que mostrar lo que el propio título indica, cómo trabajaba Helmut Newton, y ahí es donde reside el principal interés del documental.

Arielle after a haircut, Paris, 1982 © Helmut Newton Estate
Arielle after a haircut, Paris, 1982 © Helmut Newton Estate

Como viene siendo habitual, la “June´s Room”, sala que Helmut Newton decidió dedicar cuando proyectó la fundación a su esposa y también fotógrafa June, muestra algo diferente. En esta ocasión se exponen una serie de hojas de contactos ampliadas. Un periodista preguntó en la rueda de prensa si ella había seleccionado los contactos, a lo que Mrs. Newton bromeando al respecto respondió: “es culpa de Mr. Harder”.

La selección que el comisario Matthias Harder es argumentable desde el punto de vista de que la mitad de los contactos mostrados y ampliados pertenecen a unas sesiones denominadas: “Newton´s Photo Machine, Paris 1973”. Helmut ideó un automatismo que conectado a la cámara con motor y al flash dispararía las 36 exposiciones del carrete a un mismo intervalo de tiempo, más rápido o lento, a elección del modelo. Junto a la cámara situó un espejo para que los modelos pudiera controlar la pose. En estas sesiones Helmut y June aparecen interactuando con los retratados en poses divertidas y aparentemente sin mayores pretensiones, lo cual no aporta más información al visitante que la de saber que ambos se lo pasaban muy bien, o que, como dato anecdótico, Brassai participó en alguna de ellas.

June´s Room y “Newton´s Photo Machine, Paris 1973” © David Fonfría
June´s Room y “Newton´s Photo Machine, Paris 1973” © David Fonfría

Como todos conocemos, la mayoría de los fotógrafos suelen ser reacios a mostrar sus hojas de contactos, que por lo general nunca salen de la esfera privada. Teniendo en cuenta, además, que Newton siempre trabajó con película, nunca en digital, y el visionado de las hojas de contacto suponía una parte fundamental de su flujo de trabajo, lo que convierte ambos hechos en suficientemente relevantes para haber aprovechado la ocasión y mostrar más contactos de trabajos más significativos del fotógrafo.

Como el propio Newton reconoce en su documental de la serie “Contacts”, inspeccionar la hoja de contactos era siempre un momento excitante. William Klein afirma en la misma serie: “.. Se leen como un texto, son el diario del fotógrafo, ves lo mismo que el fotógrafo vio en aquel momento a través del visor, sus dudas, sus aciertos, sus fallos, su elección (…) Raramente ves los contactos de un fotógrafo, sólo ves la foto elegida, no ves el antes o el después, como puede verse en una hoja de pruebas (…) Porque una foto es tomada en vez de otra y porque una foto es elegida en vez de otra.”

Esto mismo es exactamente lo que podemos observar analizando, por ejemplo, un par de contactos de la serie “Domestic Nudes”, realizada en la década de los 90. Vemos como evoluciona la sesión y la pose de la modelo, incluso podemos intentar localizar el fotograma elegido como la “toma buena”, como en “The Redhead, Sherman Oaks, California, 1992”, incluida en su libro “Sex and Landscapes, Taschen, 2004” o “Domestic Nude, In My Kitchen, 1992” en el que queda patente el estilo de Newton. Tiene muy claro la fotografía que quiere tomar y dirige a la modelo con instrucciones precisas. Tan sólo observamos unas sutiles variaciones en el ángulo que forma el brazo de la modelo y probablemente utilizara un solo carrete para obtener la toma que buscaba.

Otro de los contactos expuestos es “Henrietta in Seaweed, Saint Tropez, 1981”, una hoja de contactos en blanco y negro con 12 exposiciones de medio formato (6×6), probablemente utilizando su Hasselblad. El contacto muestra de nuevo a Henrietta, una de sus modelos favoritas, quien posa tumbada a la orilla del mar sobre una alfombra de algas. Es de noche y Newton ilumina la escena con flash. El contraste de la piel blanca de la modelo con las algas, las olas y la negritud de la noche son los elementos que el fotógrafo utiliza con maestría para crear una bellísima foto. En mi opinión no sólo es hermosa la foto seleccionada, sino que además el conjunto de las doce exposiciones en la hoja de contacto crea una nueva imagen que es aún más bella. Este contacto es significativo de uno de los hechos más comunes con los que se puede encontrar un fotógrafo revisando sus hojas de contactos a lo largo del tiempo. En una primera selección, en 1981, eligió el negativo número 7, pero en posteriores revisiones llegó a imprimir otras tomas diferentes, en 1984 y 1990. Tan satisfecho se sintió con aquella hoja de contacto que la mandó ampliar a tamaño gigante.

Con ocasión de la muestra no se ha realizado ningún catálogo de la exposición, hecho que a algún compañero periodista no le pasó desapercibido y se encargaría de recordarle a Mrs. Newton en la rueda de prensa, a lo que respondió con su habitual espontaneidad y sentido del humor: “es verdad, es una buena idea, ¿donde está el señor Taschen?”

June Newton y Manfred Heiting, presidenta y director de la Helmut Newton Foundation © David Fonfría
June Newton y Manfred Heiting, presidenta y director de la Helmut Newton Foundation © David Fonfría

Para finalizar, el director de la fundación, Manfred Heiting, quien atendió las preguntas de DSLR Magazine, nos desveló los futuros planes de la fundación: “La misión de la fundación es preservar, proteger y promover el trabajo de Helmut Newton, pero esto no significa que no podamos exhibir otros fotógrafos, por ejemplo, el próximo año exhibiremos el trabajo de Frank Horvat. Expondremos trabajos y autores que en nuestra opinión sean complementarios o en el espíritu de la obra de Helmut Newton. Así es como veo nuestro futuro y así espero que sea en los próximos diez años”.

Respecto a la selección de obras expuestas de Helmut Newton respondió: “Como regla general sólo exponemos fotografías que ya han sido previamente publicadas, reproducidas o expuestas en vida. No revisitamos su archivo ni hacemos copias póstumas. En ocasiones si hacemos copias para las exposiciones, pero sólo para nosotros. No estamos en el mercado, no vendemos obra, ni tampoco compramos. Tenemos todavía trabajos que aún no se han expuesto y puedo anticipar que en el futuro habrá otra selección proveniente del “Permanent Loan” y alguna que otra sorpresa. Helmut Newton nunca se consideró un artista, se consideraba un “gun for hire”. Así es como sintió su trabajo y así fue como falleció. Murió trabajando, y con él la fotografía convencional. Hoy en día el mundo de la fotografía es muy diferente.”

Helmut Newton Foundation
Jebenstrasse 2
D-10623 Berlín
Alemania

Del 27 de Noviembre al 17 de mayo de 2015
Martes a viernes: 10:00 – 18:00 h.
Jueves: 10:00 – 20:00 h.
Sábado, domingo: 11:00 – 18:00

Visitas guiadas: domingo: 16:00

Tel: +49 30 266 424 242
Web: www.helmutnewton.com
Email: info@helmut-newton-foundation.org

Ver: Helmut Newton en la Helmut Newton Foundation
Ver: Helmut Newton Polaroids–Berlín
Ver: Alice Springs, Fundación Helmut Newton–Berlín

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.