Juan Manuel Castro Prieto presenta «Cespedosa»

Cespedosa de Tormes es una pequeña localidad española perteneciente a la provincia de Salamanca que tan sólo cuenta con 544 habitantes censados. Pero también se trata del lugar de nacimiento y vida de los progenitores de Juan Manuel Castro Prieto, Premio Nacional de Fotografía 2015. La Tabacalera de Madrid albergará a partir del 15 de septiembre una exposición centrada en este pequeño pueblo, y que nos permitirá conocer de forma gráfica el trayecto de este autor en sus 39 años de carrera.

La memoria del agua, 2015. © Juan Manuel Castro Prieto
La memoria del agua, 2015. © Juan Manuel Castro Prieto

Una carrera que ha sido tan prolífica como exitosa. Castro Prieto comenzó su trabajo como positivador desde joven y, tras destacar en el positivado de blanco y negro, son muchos los fotógrafos que contaron con sus servicios. Chema Madoz, Cristina García Rodero y Alberto García-Alix son algunos ejemplos de fotógrafos que encargaban el positivado de sus copias al salmantino. La muestra, que comparte nombre con el pueblo, recoge alrededor de 200 imágenes del fotógrafo español agrupadas en seis apartados y complementadas por tres vídeos. En ellas el fotógrafo charro explora su propia memoria a través de la consecución de imágenes, rememorando etapas de la infancia y a la vez descubriendo la experiencia fotográfica a lo largo de todos estos años, mostrando diferentes técnicas para la toma de sus imágenes. Castro Prieto domina la técnica fotográfica a la perfección, sobre todo en cuanto a la iluminación se refiere, pero también veremos influencias de otros artistas en sus trabajos.

Abuelo Isidoro, 1977. © Juan Manuel Castro Prieto
Abuelo Isidoro, 1977. © Juan Manuel Castro Prieto

Lejos de posicionarse como una exposición documentalista, aquí el autor nos muestra cómo a través de su creatividad y pericia técnica, puede plasmar en imágenes sus ensoñaciones y actividades creativas. Así, interactuando con las gentes del pueblo y utilizando los objetos cotidianos que allí puede encontrar, esta exposición nos hará saber que la originalidad y la creatividad no dependen de tecnologías, sino que aluden más a las experiencias y a las sensaciones. La cotidianidad no supone repetición, es la idea quien hace que lo cotidiano se torne en extraordinario.

Juan y Almudena, 1996. © Juan Manuel Castro Prieto
Juan y Almudena, 1996. © Juan Manuel Castro Prieto

En la calle Embajadores 51 de Madrid, el público podrá visitar la obra de Castro Prieto, que se alojará en la Sala Principal del edificio Tabacalera.

1 Comentario

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.