La caída del pueblo de Flint, por Matt Black

El pueblo de Flint (Michigan) saltó a los periódicos de todo el mundo en 2014 cuando se conoció la noticia de que sus habitantes estaban consumiendo agua contaminada debido a la pésima gestión de su administración. La que fue la sede de General Motors se convirtió tras la crisis del automóvil en una de las ciudades más pobres y conflictivas de Estados Unidos.

En un intento por ahorrar dinero, las autoridades locales crearon un nuevo plan de suministro de agua basado en la extracción de aguas del río Flint. Esta agua contenía altísimos niveles de plomo y otras sustancias tóxicas, y sus habitantes empezaron pronto a sufrir las consecuencias.

Flint, Michigan
The Flint River, downtown. © Matt Black

Dos años después el problema continúa. Los vecinos de Flint no pueden beber agua del grifo pero tampoco lavarse, cocinar o limpiar con ella. Los costes del agua embotellada son demasiado altos para una comunidad deprimida como esta y su población se ve afectada cada día por los estragos de la contaminación: enfermedades de la piel, alopecia, defectos en el desarrollo infantil y una epidemia de legionella que ya ha causado la muerte de varias personas.

LaToya Jordan
LaToya Jordan at home. © Matt Black

El fotógrafo de la agencia Magnum Matt Black quiso contar la historia de Flint e incluirla en su proyecto “The Geography of Poverty” que le ha llevado por más de treinta ciudades norteamericanas retratando a los más desfavorecidos. En 2015 Black se desplazó a Flint para retratar la dura realidad de sus habitantes: la pobreza, la enfermedad y la desolación de una comunidad azotada por la crisis. Pasó una semana en la ciudad visitando los hogares de algunos de los afectados y recogiendo sus desgarradores testimonios. La serie resultante, The Fall Of Flint se compone de poderosas imágenes en blanco y negro. Por un lado los rostros de las personas afectadas dramáticamente iluminados, por otro, instantáneas que muestran las calles desiertas de una ciudad fantasma. El vacío de los paisajes en contraste con la humanidad de los retratos expresa el dolor de una comunidad cuyos habitantes reclaman ser escuchados.

Bonnie Hammond
Bonnie Hammond, 87, bathes the infection of her legs © Matt Black

Black reconoce que lo que más le marcó al realizar esta serie fue que no sólo encontró pobreza, también un pueblo engañado y traicionado luchando por sobrevivir. Todos ellos coinciden en que el abandono que están sufriendo por parte de las instituciones les está matando. “Si esta comunidad no fuera 60% negra y 40% pobre este problema ya se habría arreglado” dice Darnell Ishmel, director de la ONG local Flint H2O.

Deborah Hayma
Deborah Hayma © Matt Black

El problema de agua Flint es a día de hoy uno de los principales temas de debate entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos que incluso se han desplazado a la localidad para estudiar el problema. Sin embargo la grave crisis sanitaria continúa azotando a una comunidad cuyo futuro es cada día más incierto, para muestra las desgarradoras palabras de Deborah Hayma, una de las retratadas por Black: “¿Sabes cuál es mi mayor miedo? Que la gente se va a olvidar de nosotros”.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.