Magnum Contact Sheets – FOAM – Amsterdam

Contacto René Burri, Magnum PhotosLa exposición, que puede verse hasta el próximo 9 de diciembre, ofrece la poco habitual posibilidad para fotógrafos y amantes de la fotografía de analizar las hojas de contactos de algunas de las fotografías más icónicas de la historia del medio.

La legendaria agencia de fotógrafos Magnum Photos fue fundada en 1947 por Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, George Rodger y David Seymour “Chim”, con el objetivo de obtener mayor independencia y libertad en sus proyectos fotográficos, así como de garantizar un mayor control sobre las imágenes y su copyright.

Si bien ya existían las agencias de fotógrafos, Magnum aportó la novedad de configurarse como cooperativa de fotógrafos, forma jurídica que ha mantenido hasta la actualidad. Entre sus miembros figuran la mayoría de los fotógrafos más influyentes en la historia del fotoperiodismo, algunos de los cuales ya no pertenecen a Magnum y han fundado su propia agencia, como Sebastiao Salgado.

Tras la entrada de Martin Parr en Magnum, la cual gereró agrias discusiones y protestas por parte de alguno de los miembros históricos, la agencia ha abierto el espectro del tipo de fotografía y fotógrafos que pueden solicitar ser miembros. El proceso sigue los siguientes pasos: una serie de fotógrafos son nominados por votación por los actuales miembros. Tras ser nombrado “nominee” los fotógrafos deben generar nuevos trabajos, que son evaluados por los miembros hasta llegar a convertirse en miembro con todos los derechos.
En este club exclusivo y selecto de fotógrafos solamente figura un representante español, Cristina García Rodero, quien entró en Magnum en 2005 como nominada y consiguió ser miembro de pleno derecho en 2009. En la actual exposición en Foam Amsterdam, no está representada, al igual que otros fotógrafos de la agencia, como Carl de Keyzer o David Alan Harvey, suponemos que por limitación del espacio expositivo de la sala. En la exposición que tuvo lugar en el C/O Berlin este mismo año, si tuvimos la oportunidad de ver sus fotografías y contactos junto a la de los históricos fundadores y demás miembros de la agencia.

Las hojas de contacto, a partir del negativo, comenzaron a utilizarse tras la revolución que supuso para el medio fotográfico la invención de la primera cámara de 35 mm producida en gran serie, la Leica, en la década de los años 20. Anteriormente los fotógrafos de prensa utilizaban cámaras de placas y se positivaba y reencuadraba por contacto directo para su publicación en los diferentes medios impresos. Con la aparición del formato 24×36 mm sobre película cinematográfica de 35mm y su menor tamaño se hizo necesario el uso de ampliadoras para positivar los negativos. La firma alemana Leitz, inventora de la cámara Leica, también diseñó y comercializó sus propias ampliadoras.

Para la edición de las fotografías se hizo necesario positivar por contacto los negativos de 35mm y ese fue el origen de la hoja de contacto como medio de edición, hasta la aparición de la fotografía digital. En la actualidad muchos estudiantes de fotografía casi nunca han disparado con película ni conocen las posibilidades y limitaciones de la fotografía analógica, aunque paradojicamente sigue siendo un formato bastante utilizado aún por muchos de los fotógrafos más prestigiosos, algunos de los cuales de hecho sólo fotografían en analógico.

/Ernesto 'Che' Guevara. Havana, Cuba, 1963. Contact Sheet © Rene Burri / Magnum Photos
Ernesto ‘Che’ Guevara. Havana, Cuba, 1963. Contact Sheet © Rene Burri / Magnum Photos

La diferencia fundamental entre los dos medios de edición fotográfica es que al editar las fotografías tomadas con película, las hojas de contacto nos permiten visualizar cronologicamente todas y cada una de las tomas realizadas. No se eliminan archivos como en la fotografía digital. La hoja de contacto se convierte en una especie de diario en el que todo queda plasmado, incluso la manera en la que el fotógrafo se aproxima a la escena a fotografiar. Por esta misma razón la mayoría de los fotógrafos siempre han sido reacios a mostrar sus hojas de contacto, ya que en ellas no sólo podemos ver los aciertos –la fotografía que devendrá en icónica– sino que también revelan los fallos del fotógrafo y las potenciales buenas fotografías perdidas debido a una mala decisión, un ángulo o una exposición errónea.
Los contactos se mantienen generalmente en la privacidad del fotógrafo y nunca ven la luz pública, por ello la presente exposición supone una oportunidad única de revisar el antes y el después de algunas de las fotografías más icónicas de la historia de la fotografía. No solamente podemos observar el proceso y las decisiones tomadas por los fotógrafos de Magnum hasta llegar a la fotografía buena, sino que además la exposición incluye interesantes datos históricos y comentarios de cada uno de los fotógrafos sobre las condiciones y el contexto en las que las fotografías fueron tomadas.

La exposición está estructurada de forma cronológica por décadas, comenzando por la década 1930-1949 hasta llegar a la década de 2000-2010 y se muestran aproximadamente 100 hojas de contactos en diferentes formatos, 35mm, formato medio y placas, aunque también está presente el formato digital, representado por Mikhael Subotzky.

1930-1949

La muestra comienza con una de las fotografías tomadas por Henri Cartier-Breson en Sevilla en su primer viaje a España en 1933, en el que visitó Ávila, Madrid, Córdoba, Sevilla, el Marruecos Español, Granada, Alicante y Valencia. Posteriormente Cartier-Bresson regresaría a España durante la Guerra Civil para producir varios documentales para recabar apoyo internacional para la causa de La República. Cartier-Bresson hizo esta afirmación sobre el proceso de edición analógico: “Sacar una fotografía de una hoja de contactos es como bajar al sótano para buscar una botella de buen vino para compartir” .

La siguiente fotografía, tomada por David Seymour “Chim”, es una de las más icónicas de la Guerra Civil Española. “Woman in the Crowd, Extremadura, Spain, May 1936” fue tomada en 1936, y se publicó en Regards en un reportaje titulado: “60000 Paysans d´Extremadure occupent les terres”. La fotografía muestra a una mujer amamantando a un hijo durante un mitin en una localidad cercana a Badajoz. Su mirada y toda su atención se dirigen a las palabras pronunciadas por el dirigente socialista local. La luz lateral del atardecer acentúa los rasgos de un rostro marcado por las difíciles condiciones de vida del campesinado de la época.

/Examinando el reverso de la copia vintage tomada por Chim en Extremadura © David Fonfría
Examinando el reverso de la copia vintage tomada por Chim en Extremadura © David Fonfría

Tras la Guerra Civil Española estalla la Segunda Guerra Mundial. Unas fotografías de dos de los fundadores de Magnum, George Rodger y Robert Capa ilustran este periodo. La primera muestra a un soldado frente a la tumba de un teniente inglés en el norte de África –Egipto o Libia– con un avión derribabo al fondo.

Las fotografías de Robert Capa del desembarco de Normandía son leyenda del fotoperiodismo. Capa desembarcó el “D-Day”, 6 de junio de 1944, en la denominada “Omaha Beach” junto a las tropas aliadas y armado unicamente con sus cámaras. En el fragor del combate logró exponer cuatro rollos de película antes de retirarse para poner a salvo su vida y los rollos. Afortunadamente todo salió bien, pero paradojicamente la tragedia sobrevino cuando una vez revelados los films el asistente de laboratorio introdujo los rollos de película revelados en la secadora. Por despiste, la alta temperatura alcanzada para secar los negativos y positivarlos cuanto antes, derritió la emulsión fotográfica. De los cuatro carretes sólo 11 fotogramas pudieron salvarse. Las fotos que sobrevivieron al desastre muestran como nunca antes en la historia lo que significa encontrarse en el centro de la batalla, y cómo un reportero de guerra con su Leica o –como fue el caso de las tomas del desembarco– su Contax de 24×36 mm, es capaz de transportarnos a aquel infierno. Diez de las fotografías que se salvaron fueron publicadas por Life el 19 de junio de 1944.

/Fotografías tomadas por Robert Capa en el Desembarco de Normandía © David Fonfría
Aspecto de las fotografías tomadas por Robert Capa en el Desembarco de Normandía © David Fonfría

La siguiente década de Magnum está representada por contactos y fotografías de Werner Bischof, Erich Lessing, Elliot Erwitt con su fotografía del encuentro del vicepresidente Richard Nixon con Nikita Khrushev en Moscú, Burt Glinn y las fotos de la entrada de Fidel Castro en La Habana, Inge Morath y Marc Riboud con su fotografía de los pintores en la Torre Eiffel.

La hoja de contactos de Marc Riboud muestra perfectamente las condiciones en las que trabajó y aquellas decisiones que tomó el fotógrafo para conseguir plasmar en el negativo el instante decisivo, como lo denominó Henri Cartier-Bresson. Riboud nos cuenta la historia de esta fotografía: “En 1953 dejé Lyon para trasladarme a Paris, eran mis primeros pasos en la capital y en la fotografía. Con mi Leica y sólo un rollo de película me paseo por las inmediaciones de la Torre Eiffel, de repente me di cuenta de los pintores colgando de la torre y decido subir para verlos más de cerca. Sólo tengo un 50 mm y un rollo de película, así que la única opción posible es la del instante decisivo. Estas restricciones, estos medios limitados, fueron mi buena suerte. La selección de la mejor foto fue fácil, la foto elegida enseguida capta la atención en la hoja de contactos”

1960 – 1969

La década de los 60 supuso la consolidación de la revolución en Cuba, y como consecuencia de ello, una escalada en la Guerra Fría, comenzada tras la Segunda Guerra Mundial. Esta década será testigo del estallido de importantes protestas estudiantiles, mayo del 68, del nacimiento de movimientos sociales, como el “Civil Rights Movement” en EEUU, del movimiento hippie y la música como fenómeno de masas, la Guerra de Vietnam y el asesinato de Kennedy, y al otro lado del Telón de Acero la invasión de Checoslovaquia por tropas del Pacto de Varsovia.

En la exposición cada una de las hojas de contactos y fotografías van acompañadas de un comentario del autor sobre el momento en el que las fotografías fueron tomadas. Algunos de los marcos de las fotos se pueden girar para ver las anotaciones al dorso de la foto. El suizo René Burri, fallecido a la edad de 81 el pasado año, cuenta cómo fue su encuentro con el Che, quien en el momento de la entrevista ostentaba los cargos de Ministro de Industria y Presidente del Banco Nacional de Cuba. Dos años más tarde el Che, reconocido internacionalmente como un gran estadista y revolucionario, hizo su última aparición pública en Argelia, tras la cual renunció formalmente a sus cargos y desapareció de la escena pública para mantener su paradero en secreto y poder llevar la revolución a otras tierras.

/Ernesto 'Che' Guevara. Havana, Cuba, 1963 © Rene Burri / Magnum Photos
Ernesto ‘Che’ Guevara. Havana, Cuba, 1963 © Rene Burri / Magnum Photos

“Llegué con la reportera norteamericana de Life Laura Berquist. Inmediatamente me di cuenta de que las persianas estaban bajadas y que este hecho suponía algunas dificultades técnicas para tomar las fotos. Le pregunté al Che si podía abrirlas, a lo que me respondió que no era nenesario. Sólo posteriormente me di cuenta de que estaba tan concentrado en lo que estaba haciendo que no deseaba ser distraido por la visión del exterior. La entrevista comenzó enseguida e inmediatamente fui ignorado durante las dos horas en las que transcurrió la entrevista. Durante este tiempo me moví alrededor del Che fotografiando, sin que en ningún momento se distrayera o mirase a cámara”. En la hoja de contactos no hay ni una sóla toma en la que el Che mire a cámara o pose para un retrato.

Las fotografías fueron publicadas por Life en abril de 1963. La película utilizada por René Burri fue la Kodak Tri-X Pan y la hoja de negativos lleva la numeración BUR 63001 W 00074.

El protocolo de la Agencia Magnum para la identificación de fotografías y hojas de contacto sigue estas reglas: Las primeras tres letras hacen referencia a las dos primeras letras del apellido y a la inicial del nombre (existen excepciones como HCB para designar a Henri Cartier-Bresson o BOB para Robert Capa). A continuación, el año en el que la foto fue tomada, seguido del número que identifica la historia a la que la foto u hoja de contactos hace referencia. La siguiente letra denota el tipo de película utilizado, W significa blanco y negro y para concluir, el número de hoja de contacto. En el caso de René Burri, parece que no hace diferencia entre historias y el contacto del Che es el número 74 del año 1963.

La década de los años 60 fue muy intensa en cuanto a acontecimientos y la exposición lo refleja con los contactos y fotografías de Eve Arnold y su retrato de Malcom X, Leonard Freed con su fotografía de Martin Luther King adorado por sus seguidores, las fotografías de mayo del 68 de Bruno Barbey, Paul Fusco y sus diapositivas tomadas desde el tren funebre que llevó el cuerpo de Kennedy a través de los EEUU, Philip Jones Griffiths en la Guerra de Vietman y Josef Koudelka con sus fotografías de la invasión de Praga.

/Prague Invasion. Czeschoslovakia, August 1968 © Josef Koudelka / Magnum Photos
Prague Invasion. Czeschoslovakia,  August 1968 © Josef Koudelka / Magnum Photos

/Prague_Invasion_Czeschoslovakia_August_1968_Contact_Sheet_Josef_Koudelka
Prague Invasion. Czeschoslovakia, August 1968. Contact Sheet © Josef Koudelka / Magnum Photos

 

1970 – 1979

La década de 1970-1979 está representada en la muestra entre otros por Raghu Rai “Mother Theresa. Calcutta. India. March 1970”, Abbas “Armed Militants Outside The US Embassy. Tehran. Iran. Nov 1979″ y Susan Meiselas con su trabajo “Carnival Strippers”, que comenzó en película de 35 mm para posteriormente utilizar también el formato medio y aprovechar las ventajas que este ofrece para los retratos.

1980 – 1989

Entre las fotografías de esta época destaca el retrato de Margaret Thatcher realizado por Peter Marlow en 1981. El gobierno de la “Dama de Hierro” estuvo caracterizado por las políticas neoliberales que practicó, así como por las privatizaciones del sector público británico, los conflictos laborales, la Guerra de las Malvinas y el conflicto de Irlanda del Norte.

/Margaret Thatcher. Blackpool, England. 1981. Contact Sheet © Peter Marlow / Magnum Photos
Margaret Thatcher. Blackpool, England. 1981. Contact Sheet © Peter Marlow / Magnum Photos

Otros fotógrafos de Magnum representados en esta década son Richard Kalvar, Steve McCurry, Martin Parr, Jean Gaumy, Ian Berry, Gueorgui Pinkhassov y Stuart Franklin, presidente de Magnum entre 2006 y 2009, con sus simbólicas fotografías de las revueltas de la Plaza de Tianannmen en junio de 1989. No es una hoja de contactos en si misma, sino las diapositivas tomadas, la mañana del 4 de julio de 1989, desde la terraza del Hotel Beijing en orden cronológico. La fotografía del manifestante desafiando al tanque se convirtió en todo un símbolo tras su publicación. Esta fotografía contradice la máxima de Robert Capa “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas, es que no estás lo suficientemente cerca”.

/Diapositivas de Stuart Franklin de la Plaza de Tianannmen, Beijing © David Fonfría
Diapositivas de Stuart Franklin de la Plaza de Tianannmen, Beijing © David Fonfría

 

1990 – 1999

La última década del siglo XX estuvo marcada por la caida del Muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética, lo que supondría el fin de la “Guerra Fría”. Este nuevo escenario político, en el que EEUU se configura como la única superpotencia a escala mundial, no trajo la ansiada paz y prosperidad a nivel global en la que tantas esperanzas se habían puesto. La década comenzó con la reunificación de Alemania y la disolución del Pacto de Varsovia, que auguraba un esperanzador futuro para el mundo. La Guerra del Golfo, con la “Operación Tormenta del Desierto” y la desintegración y posterior guerra civil en Yugoslavia, trajeron de nuevo la guerra a Europa y a Oriente Medio. En 1996 se instaura el régimen de los talibanes en Afganistán y todavía a finales de la década continúan los conflictos en los Balcanes con la Guerra de Kosovo.

En este inesperado y desolador panorama, tuvo lugar una buena noticia, el fin del “Apartheid”. Sudáfrica, a finales del siglo XX, era único pais en el mundo en el su sistema político y jurídico estaba basado en la segregación racial y en la supremacía de la raza blanca frente a las demás. Este sistema estuvo en vigor en Sudáfrica desde 1948, gracias al apoyo incondicional de EEUU y Gran Bretaña y comenzó a desmoronarse con la elección del presidente De Clerk en 1989 y la liberación de Nelson Mandela, lider del Congreso Nacional Africano.
En este contexto, el fotógrafo francés de la agencia Magnum, Patrick Zachmann, se encontraba en Ciudad del Cabo cuando Nelson Mandela fue liberado. Zachmann tomó la fotografía “Police Violence. Cape Town. South Africa. Feb 1990” y narra así su experiencia:
“El comienzo de la hoja de contacto muestra a la multitud congregándose en la plaza donde estaba previsto que Nelson Mandela diese el primer discurso tras su liberación. En el negativo número 11 ya es evidente la situación caótica que se estaba desarrollando, en la siguiente toma, la única desenfocada y la última que pude tomar de los incidentes, un policia blanco estaba disparándome. Fuí alcanzado y caí al suelo cubierto de sangre. Siempre me pregunto a mi mismo si tomar una fotografía justifica el riesgo de que te maten o de meterte en serios problemas. También aprendí a tener compasión por las personas que se encuentran al otro lado del objetivo (…) Durante 3 meses estuve inmovilizado y sin percibir ningún ingreso. Cuando eres enviado por encargo de una publicación, es probable que estes asegurado, pero cuando vas por tu propia cuenta, asumes todos los riesgos. Esta experiencia me enseñó a evaluar mejor los riesgos y a ser más cuidadoso sobre el terreno”

/La foto de Larry Towell, ganadora del World Press Photo “Kids With Toy Guns. Gaza. Spring 1993”
La foto de Larry Towell, ganadora del World Press Photo “Kids With Toy Guns. Gaza. Spring 1993”
© David Fonfría

Otros fotográfos representados en la exposición en esta década son: Nikos Economopoulos, Larry Towell y su foto ganadora del World Press Photo “Kids With Toy Guns. Gaza. Spring 1993”, Chris Steele Perkins, Bruce Gilden y su retrato de un miembro de la Yakuza japonesa, Chen-Chi Chang con su trabajo “The Chain” publicado por Trolley Books, Eli Reed y Alessandra Sanguinetti con su trabajo “On The Sixth Day” basado en las dos niñas preadolescentes Guillermina y su prima Belinda en Argentina.

2000 – 2010

La década decladada por la ONU “Decenio Internacional de una cultura de paz y no violencia para los niños del mundo” comienza con los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la guerra al terrorismo declarada por George W. Bush.
Desde entonces hasta los trágicos atentados de Madrid en 2004 y Paris el pasado 13 de noviembre, ha pasado suficiente tiempo como para poder hacer un balance de los éxitos y fracasos de la denominada “guerra contra el terrorismo” iniciada por el lider republicano, quien en una ocasión hizo esta “inteligente” afirmación: “lo mejor de los libros es que algunos de ellos contienen muy buenas fotografías”

El final de la década marca el comienzo de la crisis económica y financiera mundial que tuvo como origen las hipotecas «subprime» en EEUU en 2008, cuyas consecuencias aún continúan y ha llevado a paises de la Unión europea al borde de la bancarrota.

/Diapositivas y fotografías de Thomas Hoepker tras los atentados de Nueva York © David Fonfría
Diapositivas y fotografías de Thomas Hoepker tras los atentados de Nueva York © David Fonfría

De entre todas las fotógrafía que se tomaron de los atentados terroristas de las Torres Gemelas, hay una de ellas que sin haber sido tomada en las inmediaciones del denominado posteriormente “Ground Zero” ha generado bastante polémica y quizás destaque sobre el resto. Nos estamos refiriendo a la fotografía en la que unos jóvenes, parecen indiferentes a los graves sucesos que acababan de suceder, se relajan haciendo un picnic en la orilla del East River, mientras las Torres Gemelas ardían tras los ataques al World trade Center en la otra orilla.
Thomas Hoepker, disparó tres fotos en ese momento y rapidamente volvió a su coche para cruzar el puente de Manhattan y llegar lo más cerca posible a las inmediaciones de las Torres Gemelas. La policia, que ya había acordonado la zona se lo impidió. Al día siguiente al ver sobre la mesa las fotografías que sus colegas de Magnum habían realizado el día anterior tuvo la sensación de que en comparación había realizado un trabajo bastante mediocre. Solamente en 2005 revisando su trabajo para una exposición retrospectiva y un libro, descubrió la fotografía que hasta la fecha ha sido la más publicada de su carrera y la que más controversias a levantado.

/Diapositivas y fotografías de Thomas Hoepker tras los atentados de Nueva York © David Fonfría
Aspecto de la sala con los contactos y fotografías de la década 2000-2010 © David Fonfría

La década y la exposición finaliza con los contactos y fotos de Jonas Bendiksen, “Satellites”, Trent Parke, Jim Goldberg, Thomas Dworzak y sus fotos realizadas en película de color Fuji en la Guerra de Chechenia, Mikhael Subotzky, Donovan Wylie y su trabajo “The Maze” en la prisión de alta seguridad de Irlanda del Norte, Alec Soth, Mark Power, Paolo Pellegrín y Jacob Aue Sobol con su primer trabajo “Sabine”, realizado en un pequeño pueblo de Groenlandia, donde convivió cazando y pescando junto a la familia de su novia inuit. Solamente cuando regresó a Dinamarca pudo revelar las fotos y realizar las hojas de contacto. Para Jacob, estos contactos significaron algo más que una herramienta de edición de sus imágenes, para él son una especie de diario personal y de su relación con su exnovia Sabine.

Foam Photography Museum
Keizersgracht 609
1017 DS Amsterdam
www.foam.org

Lunes a miércoles 10:00 – 18:00
Jueves y viernes 10:00 – 21:00
Sábado y domingo 10:00 – 18:00

Admisión:

Adultos: 10.00 EUR
Estudiantes: 7.50 EUR

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.