Marianne Breslauer

Nunca antes se había traído el trabajo de Marianne Breslauer a nuestro país. Su obra ha sido expuesta en multitud de galerías europeas, en exposiciones individuales. Pero es ahora cuando, a partir del 26 de octubre, podremos ver una colección de sus mejores imágenes en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Annemarie Schwarzenbach, escritora y compañera de viajes de Breslauer. Foto: © Marianne Breslauer
Annemarie Schwarzenbach, escritora y compañera de viajes de Breslauer. Foto: © Marianne Breslauer

Y es que, pese a su corta carrera (tan sólo 11 años, comprendidos entre 1927 y 1938), Breslauer es uno de los iconos de la resistencia cultural femenina en tiempos del nacionalsocialismo. Despertó su interés por la fotografía en 1925, tras ser testigo de una exposición de Frieda Riess en la Galerie Flechtheimen de Düsseldorf, pero no fue hasta 1929 que, tras viajar a París y conocer a Man Ray, éste la convenciera de seguir su propia línea de trabajo, animándola a continuar sin ayuda de nadie. Fue perfilando su tono estilístico en la ciudad francesa, aproximándose al movimiento de la “Nueva Visión” que a la postre atraería la atención de la Bauhaus. Y al año siguiente decidió regresar a Berlín para trabajar en el estudio fotográfico “Ullstein”, donde aprendería a dominar la técnica del cuarto oscuro. Fue entonces cuando se embarcó en una gira por Palestina, y realizaría algunas de las imágenes que podemos admirar en la muestra.

El grueso de la exposición se centrará en el periplo de la autora por España, que visitaría en 1933 acompañada de la escritora Annemarie Schwarzenbach, amiga y compañera de trabajo en la agencia “Akademia”. Imágenes que, tras su vuelta a Berlín, no pudo publicar dado que habría de hacerlo bajo un pseudónimo –Breslauer era judía y el ascenso del partido nazi ya había sido notorio– y la fotógrafa alemana se negó.

breslauer_2
En la muestra destacan los retratos, punto fuerte de la fotógrafa alemana. Foto: © Marianne Breslauer.

Desgraciadamente, y tras los problemas que tuvo para publicar en su país (en Suiza pudo publicar firmando con su nombre sin mayor problema), decidió abandonar el mundo de la fotografía para emigrar a Holanda acompañada de su marido Walter Feilchenfeldt. Allí se establecería, renunciando a su actividad como fotógrafa profesional y sustituyendo esta profesión por la de marchante de arte.

El Museo Nacional de Arte de Cataluña acogerá esta exposición, comisariada por Mercedes Valdivieso, a partir del 26 de Octubre, recogiendo imágenes de la fotógrafa alemana que incluyen sus viajes por España, Alemania, Suiza y Palestina.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.