Miradme

Si os incomoda mi imagen, mi presencia, mi cuerpo, sois vosotros los que debéis cambiar la forma de mirar. Sois vosotros y vuestros prejuicios los que me desvisten y me convierten en objeto de censura. Sois voyeurs porque no sabéis ser espectadores. Aprended, y entonces… miradme.

Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.
Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.

No es mi cuerpo, es vuestra doctrina. No es la ropa resbalando de mi piel nívea, es vuestra pose y vuestra vergüenza. Miradme. No soy yo, que reflejo las luces y no tengo donde esconderme. Sois vosotros, con vuestros trajes oscuros y peinados asépticos y pupilas furtivas. Sois vosotros los que hacéis que mi honestidad se torne en crimen, en una suerte de tentación que os negáis, no vaya a ser que caigáis en ella, que me imitéis y os despojéis de esas armaduras de algodón.

Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.
Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.

No hay nada más inocente y frágil que un cuerpo desnudo. No hay nada más culpable y pétreo que el rechazo dogmático. Apartáis la mirada, improvisáis conversaciones para callar voces que sólo suenan en vuestras corruptas cabezas, apostáis el dinero que no tenéis en juegos de cartas que no domináis, sólo para sentiros tranquilos entre los de vuestra especie. Hacéis lo posible para no observarme sin tapujos, sin miedos, sin escrúpulos. Miradme.

Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.
Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.

Sólo soy una mujer desnuda ante vosotros, tan modernos y tan poco contemporáneos, que no sabéis reaccionar antes unos pezones, ante un pubis, ante unos labios carnosos, ante mi silueta derramada en un suelo de madera al que le falta barniz. Luego os masturbaréis mirando pantallas, o protegidos por un cristal, o en vuestra intimidad mientras imagináis lo que no sois capaces de hacer ni de decir. Y a mí, que no me oculto, me aisláis. Porque no concibo la doble moral ni me asusto de lo que soy. Miradme. Una mujer en un entorno hostil. Hostil porque así queréis que sea. Porque así lo elegís. Porque no sois capaces de espantar la incomodidad que os da mirar sin más, sin pretensiones ni lascivia.

Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.
Serie Miradme, © Juan Ude, asistente Pablo Herrera. Maquillaje, estilismo y peluquería Carolina Lebrun.

Os convertís en voyeurs porque no sabéis ser espectadores. Porque nunca seréis protagonistas, sino sombras, vampiros temerosos de la luz que atrapa mi cuerpo desnudo. Aunque ansiéis mi sangre, del color de mi boca. Miradme.

Fotos – Juan Ude
Texto – Julio Teruel Sánchez-Vegazo

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.