El pasado fin de semana tuvo lugar la 22ª edición de Paris Photo, quizás una de las ferias de arte más destacables e interesantes sobre fotografía –en sus múltiples soportes y formatos de difusión– con un nutrido elenco de representaciones clásicas y contemporáneas.

Vista general de las editoriales y librerías. © Duna Riera

Dirigida por Florence Bourgeois, este año han participado 168 galerías y 31 editoriales internacionales repartidas en cinco secciones. De éstas, en el apartado principal orientado a las galerías encontramos nombres como Juana de Aizpuru o Joan Prats, en el área editorial, percibimos la participación de RM como única editorial española. La sección Prismes mostró los grandes formatos y series y el apartado Films con un interesante programa de proyecciones. Finalmente, como novedad, Paris Photo estrena Curiosa, sección temática que este año explora el cuerpo erotizado. El programa oficial también ofrece las propuestas expositivas de las colecciones privadas que han participado en esta edición como J.P. Morgan o McEvoy Family Collection.

Catherine Henriette -serie Conte d’hiver 2012-2013- Galería Sit Down. © Duna Riera
Anaïs Boudot. Sans titre (diptyque pierre#1) Serie La noche oscura, 2017. Galería Binome © Duna Riera
Sayuki Inque. I can’t recall my first light. 2013-2018. © Duna Riera

Si podemos destacar algo importante en la feria de este año es que la presencia de las mujeres fotógrafas se ha visto reforzada políticamente por la concienciación de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres. En contrapartida con lo sucedido en Les Rencontres d’Arles, donde sólo participaron un 20% de mujeres, una dinámica que además se repite en cada festival, este año, la paridad se ha convertido en una apuesta importante en esta edición de Paris Photo.

Fatima Mazmouz. Serie Casablanca, Mon Amour-Bouzbir. Galerie 127 © Duna Riera
Andrea Torres Balaguer. The unknown, 2018. In camera galerie. © Duna Riera

Dentro del programa La Plataforma, un foro experimental donde se producen diferentes conversaciones entre distintos artistas, el colectivo #LaPartDesFemmes leyó, durante la sesión del jueves 8 de noviembre, su Manifeste pour la photographie, en el auditorio de Paris Photo donde se enviaba un mensaje bastante claro de la situación de invisibilidad y menosprecio que a lo largo de la historia de la fotografía han recibido y continúan recibiendo las mujeres fotógrafas. Un manifiesto amable e inclusivo dirigido al círculo del arte y la fotografía, pero en especial a los directores de festivales, los compradores o también a los comisionados de exposiciones, para que tomen conciencia en un cambio de dinámica que es absolutamente urgente y necesaria.

Renate Bertlmann. Serie Top U 29, 2005. Galerie Steinek. © Duna Riera

En la misma sintonía se ha presentado Elle x Paris Photo, en colaboración con el ministerio de cultura francés, una propuesta que pretende promover la presencia expositiva de las mujeres artistas y fotógrafas. “Alrededor del 60% de los estudiantes en las escuelas de arte son mujeres, sin embargo, en nuestros museos solo el 20% del trabajo es de mujeres”, dice la directora de la feria Florence Bourgeois.

Comisariada por la curadora independiente Fannie Escoulen, Elle x Paris Photo es una selección 100 obras de grandes fotógrafas elegidas entre las distintas galerías que participan en la feria. Una revisión de la historia de la fotografía a través sus fotógrafas, comenzando por la mítica Julia Margaret Cameron y haciendo un recorrido por las distintas etapas históricas. Una selección donde destacamos la interesantísima representación de las artistas feministas de los años 70, tales como Renate Bertlman, Ulrike Rosenbach, Linder Sterling o Arlene Gottfried, pero también las más  clásicas como Dorothea Lange y Lisette Model o las archiconocidas Cindy Sherman y Francesca Woodman.

Visitantes delante de la obra de Moyra Davey. © Duna Riera

Las fotografías seleccionadas para Elle x Paris Photo se encontraban distribuidas entre las diferentes secciones, desde las galerías centrales como las galerías que participan en las secciones de Prismes o Curiosa, señaladas con un cartel rojo que las diferenciaba, dando mayor énfasis y visibilidad a la presencia de fotógrafas por toda la feria.

El fotolibro On Abortion de Laia Abril, ganador del premio al mejor fotolibro del año. © Dèbora Martínez

El viernes 9 de noviembre se dio a conocer los Premios de la Fundación Paris Photo-Aperture donde la fotógrafa catalana Laia Abril ha sido galardonada con el fotolibro del año por su trabajo On Abortion publicado por la editorial inglesa Dewi Lewis Publishing. Un trabajo intenso que reflexiona en torno al control y negación de los derechos reproductivos de las mujeres.

Laia Abril documenta desde un recorrido histórico, entre el pasado y el presente, de los riesgos físicos que sufren las mujeres que no pueden acceder a un aborto legal, On Abortion documenta toda la instrumentación de los abortos ilegales, relatos de mujeres, noticias documentadas de periódicos, juicios morales y políticos y sobre todo muerte, cada año mueren 47.000 mujeres a causa de abortos caseros o realizados de forma ilegal e insalubre. Laia Abril comienza así una trilogía que compondrá A history of Misogyny, donde la mujer es protagonista, cada vez menos invisible.

On Abortion, de Laia Abril. ©Laia Abril
On Abortion, de Laia Abril. ©Laia Abril

Un amplio y jurado compuestos por profesionales del mundo de la curatoría y el museo han seleccionado a los ganadores de las diferentes modalidades de entre casi 1.000 títulos. En la categoría al Mejor primer fotolibro el premio es para el trabajo One Wall a Web de Stanley Wolukau-Wanambwa, un libro complejo que mezcla texto, retratos, paisajes e imágenes apropiadas para desde el archivo, entre el presente y el pasado, trazar un relato que parte de cuestionar la violencia contra los negros y de género.

El premio al Catálogo Fotográfico del Año es para The Land in Between de Ursula Schulz-Dornburg. Y la Mención Especial del Jurado es para Pixy Liao por Experimental Relationship Vol.1.

Galerista explicando la obra expuesta de Builder Levy ©Duna Riera

Los 35 libros premiados y finalistas estaban expuestos y podían ser consultados por los visitantes de la feria, destacando también Mamá del gallego Nacho Caravia donde la fotografía se establece como un elemento que permite no sólo retratar a su madre y su inercia compulsiva de acumular objetos, sino también como una manera de ayudarla y entenderla. Se forja una relación particular en un libro sencillo pero con unas imágenes que trabajan entre el desasosiego y cierto aire de esperanza.

Mamá de Nacho Caravia. ©Nacho Caravia

Llama la atención también My Birth de Carmen Winant donde muestra, a través de imágenes anónimas, el proceso de nacimiento con todo su esplendor y crudeza. Las imágenes viscerales de Carmen Winant sorprenden por su extrema naturalidad, este libro forma parte de una exposición donde las imágenes de parturientas forman enormes murales y que ha sido expuesto en el Moma.

My Birth de Carmen Winant ©Carmen Winant

En la sección dedicada a las editoriales y librerías, algunas tan representativas como Aperture, Filigranes, Harper’s, Komiyama, RM o Taschen donde se presentaban las últimas novedades, firmas de libros por parte de los autores y una representación muy amplia de los mejores libros del año. En el estand de la editorial RM pudimos ver Aura, el último libro de David Jiménez, donde la visión introspectiva y onírica particular del autor desarrolla un nuevo universo hipnótico y ambiguo, entre lo narrativo y lo poético.

Doble página del libro Aura de David Jiménez. ©Dèbora Martínez

Comisariada por Martha Kirszenbaun, Curiosa, en su temática de este año, reúne imágenes eróticas que trabajan el cuerpo desde el fetiche, la dominación y las cuestiones de género. Con una interesantísima relación de obras expuestas, donde podemos encontrar autores como Kenji Ishiguro, Edouard Taufenbach, Antoine D’Agata, Robert  Mapplethorpe o Natalia LL entre otros.

Natalia LL. Consume Art, 1972. Galería Lokal_30. ©Duna Riera
Linder Sterling. Pretty Girls 1977/2007. ©Duna Riera

En Prismes pudimos admirar los desafectados paisajes de Axel Hüte, así como la serie Metamorfosis de Isabel Muñoz o la instalación de Daido Moriyama. Grandes series e instalaciones que hacen esta sección de visita indispensable.

Fragmento de la instalación de Daido Moriyama. ©Duna Riera

De las galerías situadas en el sector principal podemos destacar el bello y delicado trabajo de Albaran-Cabrera expuesto en el stand de la galería Esther Woerdehoff o la serie Voyage de Israel Ariño en la galería Vu, unas imágenes coloreadas sobre papel japonés Kozo, siguiendo ese imaginario entre inquietante y a la vez sosegado muy representativas de Ariño.

Albarrán Cabrera. Galería Esther Woerdehoff. ©Duna Riera
©Duna Riera

Los grandes clásicos continúan siendo tradicionalmente protagonistas una edición más de Paris Photo. Desde una cianotipia de Anna Atkins, pasando por los grandes retratos de Richard Avedon, Robert Frank o Diane Arbus. Una feria muy plural que de una manera u otra sabe contentar a todos los gustos.

Nadar, un gran clásico que no podía faltar en Paris Photo. ©Duna Riera

Paris Photo, la feria internacional dedicada en exclusiva a la narrativa fotográfica cierra de esta manera su 22ª edición ofreciendo un espacio plural, más igualitario y femenino. Un espacio permeable y sensible al largo recorrido que aún queda por trazar en este terreno artístico. Bienvenido sea cada paso realizado en este aspecto, nos encantará seguir su evolución en la próxima edición.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos.