VOM IV – Gunnhuver y Myvatn. El Fuego

Compartir

Una vez explicado en anteriores artículos los preliminares del trabajo y la metodología, os mostraremos algunas imágenes finales, su interés científico y planteamiento fotográfico. En este artículo veremos dos localizaciones distintas, unidas por el fuego.

 

GUNNHUVER

Comenzaremos por una fotografía realizada en la zona de Gunnhuver, cerca del campo Geotermal de Reykjanes, al suroeste de Islandia, volcánicamente muy activa y próxima a la falla de la dorsal meso-atlántica, que divide la placa Euroasiática de la Europea. Este lugar está localizado muy cerca de la capital, a poco más de una hora y de fácil acceso. Esta zona imponente y desolada de lava gris y negra, de campos humeantes y lagunas azules sin duda dejará huella en el espectador que se acerque hasta allí, sobre todo si visita la atracción turística más importante de toda Islandia, el “Blue Lagoon”.

 El “Blue Lagoon”, balneario termal situado encima del campo de lava de Gríndavik. Sus templadas aguas (40ºC) son ricas en minerales de Sílice y Azufre. Al fondo puede apreciarse la planta de energía geotérmica de Svartsengi. El agua caliente utilizada para mover sus turbinas termina en esta piscina artificial. Sin duda es el destino más visitado en Islandia aunque no el más interesante.

A menos de un kilómetro de la laguna se encuentra la planta geotérmica. La semi-esfera naranja, a modo de instalación, representa el sol. En la carretera, dispersos a lo largo de kilómetros hasta llegar allí, están los planetas, a escala y proporción de cómo se encuentran en nuestro sistema solar. Todo esto en su conjunto parece un pequeño “hábitat” de la NASA en algún planeta lejano. Absoluto contraste con  la ebullición de vida de la foto anterior.

El interés científico para fotografiar en esta zona es evidente. Se cree que la vida comenzó en el agua de los océanos pero, ¿cómo se formaron estos? ¿de dónde proviene el agua en la tierra? Los científicos plantean dos principales teorías.
La teoría más reciente nos habla de un agua de origen extraterrestre, aportada en forma de hielo en el interior de numerosos meteoritos que golpearon la tierra Otra teoría plantea el origen volcánico, aportando éstos, a través de sus erupciones, gran cantidad de vapor de agua a la atmósfera, que después se condensó y volvió a la tierra, llenando los océanos.

 

Las fumarolas “frías” (o sulfhídricas) alcanzan unas cuantas decenas de grados y contienen  esencialmente vapor de agua con un pequeño porcentaje de anhídrido carbónico y sulfuros. Puede apreciarse una pasarela destruida, vestigio de algún camino turístico ahora intransitable.

Buscando el lugar adecuado entre fumarolas y pozas de barro hirviente cerca de Gunnhuver.

 Foto en alta resolución. En este lugar “hipertemófilo” viven bacterias como la Sulfolobus sp. Afortunadamente no se aprecia el hedor a huevo podrido que existe en la zona.

A nivel fotográfico la zona es muy interesante, la paleta de ocres y verdes son tamizados por el vapor de agua y en conjunto la imagen adquiere algo de etéreo. En otras tomas podemos apreciar la vegetación que rodea a las pozas, quizá no esperada en lugares como este.

 Dos fotografías más de la misma zona. Hay que andar con cuidado de no acercarse mucho a barro humeante, cercano a los 100ºC al algunas zonas.

MIVATN.

Si pudiéramos seguir la falla de la dorsal meso-atlántica hacia el noreste nos encontraríamos con el lago Myvatn y su espectacular entorno, lunar en muchos sentidos. Un imponente lago de origen volcánico preside cercano al volcán Krafla. El lugar es geológicamente muy activo, con numerosos fumarolas y cráteres.

 
Si  no fuera porque aquí tenemos atmósfera podríamos definir este paisaje como “lunar”
 Nubes del cielo y nubes del corazón de la tierra, el agua común y generadora de vida. El video de esta imagen lo pudísteis ver en el capítulo anterior.

En este capítulo hemos intentado representar metafóricamente la formación de los océanos a  través del fuego. En el próximo capítulo reflexionaremos sobre el mar.

©Fotos: Fernando Marcos y Cristina Moreno de Acevedo.

Compartir

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.