Compartir

“Yo estaba durmiendo cuando él murió”. De esta manera inicia Patti Smith el recuerdo de su relación con el fotógrafo Robert Mapplethorpe en su libro de memorias Éramos unos niños. Tras conocerse en julio del año 1967, los dos se instalaron en la habitación 1017 del mítico Chelsea Hotel y pronto se convirtieron en protagonistas del movimiento artístico de Nueva York, junto a grandes figuras como Andy Warhol, el poeta Alan Ginsberg y las estrellas del movimiento punk Richard Hell y Tom Verlaine.

Durante más de veinte años fueron amigos, amantes, cómplices y fuente de inspiración mutua hasta la muerte del gran fotógrafo en 1989 a causa del SIDA. Patti Smith trabajaba en la librería Scribner de la Quinta Avenida y ganaba un dinero extra posando desnuda para los estudiantes del Pratt Institute of Art, donde conoció al fotógrafo del escándalo y la sexualidad, Robert Mapplethorpe. Cuenta, también, que para posar para su amigo se inspiraba en los retratos que Stieglitz realizó a su mujer O’Keeffe a lo largo de su vida. La portada del álbum Horses de 1975, una fotografía realizada por Mapplethorpe, se ha convertido en uno de los retratos más icónicos de Patti Smith.

Aparte de escritora y poeta del rock, la cantante norteamericana se ha definido así: “Soy una fotógrafa aficionada y una guitarrista aficionada”. En su reciente libro M Train vemos que los capítulos se encabezan con una Polaroid, una práctica fotográfica que le ha acompañado desde que adquirió su cámara Land. “La atmósfera de la Polaroid es muy especial”, comenta en una entrevista. “Las misteriosas fugas de luz y otros accidentes dan la impresión de que ‘la cámara tiene un espíritu propio’. Y remata: “Esto me fascina”.

Patti Smith ha escrito un poema intitulado for Piotr y en él se acerca de una forma muy íntima al trabajo del fotógrafo polonés Piotr Zbierski. En los primeros versos podemos leer: “Tus ojos recuerdan / en el sueño mudable / incipientes sombras / que los ojos no pueden ver”.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016
Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016
Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

Parece dar de lleno en la clave para leer e interpretar el lenguaje visual de Piotr Zbierski. Recuerdos, sombras y el sueño vago de la existencia. El poema está incluido en el fotolibro Push the sky away y funciona como una suerte de introducción a su trabajo. Nacido en el año 1987, Zbierski estudió en la Escuela Nacional de Cine y en el 2012 ganó el prestigioso premio para jóvenes fotógrafos Leica Oscar Barnack Newcomer Award. Su obra ha sido nominada al Deutsche Börse Photography Prize. Sus fotografías han sido mostradas en el Festival de Arles de 2012 y forman parte de la colección del Kiyosato Museum of Photographic Arts.

Este ambicioso libro, Push the sky away, recoge su título del nombre de una canción y de álbum de Nick Cave, otro poeta oscuro del rock, y presenta una especie de trilogía conformada por las series Dream of whites elephants, Love has to be reinvented y Stones were lost from the base.

Sus fotografías son unívocamente emocionales. Él mismo comenta: “para mí la fotografía es un medio íntimo. Me ayuda a expresarme, además, me permite estar más cerca de la vida y de la gente, permitiéndome mirarles directamente a los ojos. En fotografía no hay que tratar de ser original sino auténtico”.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

Cuando observamos el cuerpo de su trabajo, enseguida nos apercibimos del uso de distintas cámaras para la creación de sus fotografías que van desde el formato rectangular del negativo de 35 mm al formato cuadrado de las cámaras de “juguete” tipo Holga o la nueva cámara instantánea de The Impossible Project. Hay una concepción pictórica en el desarrollo de su lenguaje visual que mezcla sin problemas un blanco y negro de fuertes contrastes y un color desvaído, a veces un tanto irreal, casi lisérgico en sus púrpuras, amarillos y azules.

Se advierte, también, cierta predilección por las cámaras y procesos técnicos que distorsionan y dañan la imagen. Esta querencia por el error y lo imperfecto se palpa en las entradas de luz que queman el negativo e impresionan la marca de la emulsión Kodak Tri-X como parte integrante del resultado, el grano grueso y abultado, las manchas causadas por el revelado y, finalmente, unos escaneados aparentemente descuidados que evidencian las irritantes motas de polvo y los anillos de Newton que se superponen creando una nueva textura superpuesta.

La inestabilidad de la nueva película instantánea Impossible permite esta experimentación cromática. Zbierski explica que deja que la temperatura y las condiciones naturales de la ubicación distorsionen y destruyan la imagen. “Para mí es una prioridad que la naturaleza se convierta en co-creadora de la estética de las imágenes”. La temperatura ambiente, el frío o el calor, en la que se desenvuelve la toma afecta tanto al color final como al propio proceso del revelado. Las manchas de color y el velo que impide que la imagen aparezca en su totalidad, funcionan como trazos abstractos y expresionistas ocasionados por el azar. Las imágenes creadas y secuenciadas por Piotr Zbierski amplifican estos fallos visuales. El consiguiente desequilibrio y falta de control se utiliza como una estrategia llevar al espectador a un terreno puramente emocional.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

Sus instantáneas son recuerdos a un presente que quiere conectar con un pasado que se pierde en la noche de los tiempos. Los conceptos de mito y ritual dibujan la línea de flotación de un mundo poético que emerge de un mar abisal. Sus fotos no son un reflejo de la realidad, sino que son la respuesta a la realidad existente. Un mundo domesticado por el ser humano pero siempre desconocido, habitado por antiguas creencias y acosado por los peligros de la civilización.

Tomar fotografías es en sí una experiencia emocional, una manera de proyectar nuestro interior sobre el exterior. Sus imágenes son una forma de olvidar y recordar, una especie de diario personal y un libro de viajes. Una deriva por el Este de Europa y la India que diseña el mapa de una geografía propia, fuera del tiempo y del espacio. Él mismo lo aclara: “Mis fotografías han sido tomadas en diferentes lugares; están relacionadas entre sí no por el tiempo o un lugar concretos sino por el nivel de emoción y una cierta atmósfera común. Me imagino mi trabajo como una historia sobre el equilibrio entre estados y sentimientos inconsistentes. La fotografía es mi forma de comunicación, y con ella puedo construir una historia basada en los límites entre la imaginación, la fantasía y la realidad. Estoy mostrando la perspectiva de una vida que se transforma por las emociones y la nostalgia”

Y prosigue: “Eso es lo que más me interesa: un diálogo entre el tiempo mental y el tiempo común, así como la relación con el pasado. Vivimos en un momento en que el contacto con el origen de la aparición de las estructuras del lenguaje, la lógica, la cultura y la religión se está siendo reemplazado por híbridos modernos. Me interesan los procesos de superposición y erosión de estos espacios. Elijo lugares que fueron importantes para civilizaciones anteriores, como el observatorio astronómico medieval en Lituania, así como formas misteriosas que han surgido a través de las fuerzas de la naturaleza”.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

Según Cassirer en su estudio Filosofía de las formas simbólicas, la única realidad existente es la que registra la experiencia humana. Esta experiencia parte de la representación de la realidad en el sujeto humano, tal y como aparece directamente a sus cinco sentidos pero el origen del conocimiento no se cimenta en las formas pasivas de la sensibilidad, sino en las formas simbólicas creadas por el ser humano. El pensamiento interpreta la realidad y por tanto la crea. Los símbolos crean una realidad que es la realmente existente.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

Podríamos hacer cierto paralelismo y decir que las fotografías de Piotr Zbierski no son un reflejo de la realidad, sino que son una respuesta a la realidad existente creada por las formas simbólicas de la cultura humana. Para entender el trabajo en su complejidad, no se puede obviar el vínculo filosófico de la búsqueda del fotógrafo, la pregunta eterna sobre el significado de la existencia ni su relación con los códigos culturales, es decir, la relación entre la imaginación humana y la naturaleza: tradición, ritual y mito.

“Siempre me estoy fotografiando a través del retrato de otros y a través del estado de las cosas”, dice Zbierski. Hay una tensión física en la presencia del cuerpo humano. Sus retratos suelen mirar directamente a cámara y por tanto al espectador. Imágenes de niños, santones, cadáveres ardiendo en piras funerarias y cuerpos tomando el sol. La distinción entre personas y animales se vuelve difusa, el cadáver de un mono flotando a la orilla de un río, dos perros que parecen abrazarse, animales domesticados que conviven con el hombre. Incluso la naturaleza parece adquirir contornos humanos en algunos momentos.

Push the sky away y el resto de su obra perfilan un paseo por la vida y la muerte que busca sin demasiada fe alguna posibilidad de redención.

Push the sky away Piotr Zbierski © André Frère Éditions — 2016

“Jesús murió por los pecados de todo el mundo pero no por los míos” cantaba Patti Smith pero ahora Patti Smith duerme y sueña de nuevo con su amigo muerto y en su sueño aparecen las imágenes borrosas de Zbierski y le comenta al fotógrafo polaco: “tus dedos presionan el obturador a través de la niebla / la muerte descansa sobre la seda de una inocencia infernal”.

Compartir
Carles Mercader
Licenciado en Filología Hispánica, profesionalmente dedica su tiempo a la fotografía desde diversos ámbitos. Colabora actualmente con distintas publicaciones como El Magazine de La Vanguardia y la revista Altaïr donde ha publicado sus reportajes sobre grandes ciudades asiáticas como Tokio, Seúl y Beijing. La editorial alemana Die Nacht ha publicado su fotolibro 無.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.