Fujifilm GFX – ¿Formato medio para fotoperiodismo y fotografía documental?

    El fotoperiodismo ha sido siempre una disciplina muy exigente para los equipos fotográficos. Retratar una historia o un acontecimiento in situ no da margen, habitualmente, para una fotografía tan pausada o preparada como en un estudio. Es necesario encontrar un delicado compromiso entre tamaño y prestaciones, que varía según el escenario concreto donde se desarrolla la acción.

    De forma similar, el auge de la fotografía documental y su entrada por la puerta grande en galerías y espacios artísticos, requiere de una calidad de imagen asociada normalmente a equipos de grandes dimensiones, a lo que se añade el inconveniente de depender de trípodes u otros accesorios.

    Equilibrio entre tamaño y ergonomía

    En este contexto, la llegada –a finales del año pasado– de la Fujifilm GFX 50S supuso un cambio de paradigma, pues posibilitaba el uso del formato medio digital para este tipo de proyectos en exteriores a la vez que minimiza las desventajas asociadas a este tipo de formato.

    En efecto, la eliminación del espejo trae consigo una considerable reducción de su volumen, que permite adentrarse en terrenos hasta ahora vetados para este tipo de cámaras. Aunque existen soluciones mirrorless similares, el sistema GFX de Fujifilm hereda los rasgos más característicos de la Serie X de la firma, con un diseño pensado para este tipo de actividades, que toma como punto de partida el mismo ADN que encontramos en las mirrorless de formato APS-C de la firma. Los usuarios acostumbrados a cámaras como la Fujifilm X-T2 reconocerán, en el sistema GFX, un cierto grado de familiaridad. En este sentido, la marca no ha buscado romper con el pasado, sino establecer una evolución congruente con el mismo.

    Su estructura 'sin espejo' permite reducir su tamaño, pero al mismo tiempo se mantiene un equilibro para ofrecer una ergonomía convincente © Albedo Media
    Su estructura ‘sin espejo’ permite reducir su tamaño, pero al mismo tiempo se mantiene un equilibro para ofrecer una ergonomía convincente © Albedo Media

    Si bien hubiera sido posible una reducción de volumen aún más extrema, Fujifilm ha optado por ofrecer una ergonomía acorde a las necesidades típicas de los usuarios de formato medio –un campo en el cual la compañía japonesa dispone de una reputada experiencia, derivada de la fotografía fílmica–. La GFX 50S busca ese equilibrio entre tamaño y manejabilidad, que invita a salir de los espacios confinados a los cuales suelen estar reservados estos equipos. ¿Una decisión acertada?

    De la teoría a la práctica

    Concebir y diseñar un sistema no es tarea fácil. Llevarlo a la práctica aún menos. No hay mejor forma de probar la aptitud de un sistema que llevando a cabo proyectos concretos y contrastando sus resultados. ¿Un equipo de formato medio para fotoperiodismo y fotografía documental? 

    La Fujifilm GFX 50S, con su objetivo de kit Fujinon 63 mm f/2,8 tiene un peso equivalente al de equipos réflex equivalentes, con sensores más pequeños © Albedo Media
    La Fujifilm GFX 50S, con su objetivo de kit Fujinon 63 mm f/2,8 tiene un peso equivalente al de equipos réflex equivalentes, con sensores más pequeños © Albedo Media

    Fernando Moleres Pedro Armestre, son dos fotógrafos han utilizado la GFX 50S para llevar a cabo sus proyectos. En los making of de los mismos, nos explican cuáles han sido los aspectos clave que han hecho posible trabajar con este tipo de equipo y que les han permitido solventar sus particulares condiciones.

    Fernando Moleres y el festival hinduista Holi

    El Holi, también conocido como el festival de primavera o de los colores, o la fiesta del amor, es una antigua festividad religiosa de origen hindú, pero que ahora se ha extendido a otras regiones, más allá de las originales India y Nepal. Se despide el invierno y se celebra la llegada de la primavera, con polvos de pinturas de todos los colores, que le confieren un carácter inconfundible.

    Tal como destaca Fernando Moleres, disponer de un equipo ligero a la vez que manejable, sin por ello renunciar a una gran calidad de imagen, es fundamental para documentar este tipo de festivales. Con unas dimensiones parecidas a las de otras cámaras más comunes al territorio del fotoperiodismo, la mirrorless de Fujifilm incorpora un sensor de 51,4 Mpx de 44×33 mm, una superficie fotosensible dos tercios mayor que la de los sensores de “formato completo” (24×36 mm), que permiten alcanzar cotas de hasta 4.700 líneas/v, una resolución fuera del abasto de los captores más pequeños.

    'Making of' del reportaje de Fernando Moleres © Fujifilm
    ‘Making of’ del reportaje de Fernando Moleres © Fujifilm

    En efecto, la GFX 50S pesa apenas 920 g sobre la balanza, con la tarjeta de memoria y la batería incluidas, así como con el visor electrónico incorporado. Un peso similar al de, por ejemplo, la Canon 5Ds R –930 g–, con una resolución equivalente. Junto con el objetivo de kit Fujinon 63 mm f/2,8 R WR, el conjunto pesa 1,35 kg, y con el teleobjetivo Fujinon GF 110 mm f/2 R LM WR que utiliza Moleres para la gran mayoría de sus tomas, el peso asciende hasta los 1,93 kg; cifras muy razonables si tenemos en cuenta sus características.

    Otra característica que Moleres pone en relieve es el carácter sellado del equipo, no solo del cuerpo, sino también de los objetivos Fujinon que le acompañan, y que le permiten fotografiar en estas difíciles condiciones y evitar que el omnipresente polvo dañe el equipo.

     

    Pedro Armestre y el Río Cahabón de Guatemala

    “Más de 29.000 indígenas quekchí en Alta Verapaz (Guatemala) ven cada día cómo el Río Cahabón, junto al que viven, está perdiendo peligrosamente su caudal a causa de la construcción del complejo hidroeléctrico Renace. Son cinco fases a lo largo de unos 30 kilómetros de su cauce. Tras una amplia investigación que ha durado dos años, Alianza por la Solidaridad, la organización para la que realizó este proyecto, ha constatado los graves impactos en el medio ambiente y en los derechos de las comunidades que viven en las orillas del río, así como la criminalización de los opositores al proyecto. La empresa española ACS colabora con la Hidroeléctrica Renace en estos proyectos en Guatemala que colapsan el 80% del cauce del sagrado Río Cahabón.”

    En 2014, Pedro Armestre ya estuvo trabajando en el Proyecto “derecho Humano al agua”, desarrollado para Alianza por la Solidaridad e incluido en su proyecto personal “Cuatro Elementos”. En dicha ocasión, se puso a disposición del público el trabajo realizado en Guatemala, Nicaragua y El Salvador, donde se destacaba, para cada país, los retos y problemas a los que se enfrentan las sociedades por la falta de un elemento esencial para la vida.

    'Making of' del reportaje de Pedro Armestre © Fujifilm
    ‘Making of’ del reportaje de Pedro Armestre © Fujifilm

    En este caso, Pedro Armestre se ha centrado en Guatemala, con los mismos protagonistas y problemas que antaño, pero tres años después. El objetivo es sensibilizar, con una gran exposición, conferencias y la presentación de piezas documentales en vídeo, a la sociedad europea de los problemas que allí están sufriendo. “No debemos ver lejanos aquellos problemas ya que habitamos un mismo planeta y cualquier cambio acabará afectando a toda la población mundial”, recalca el fotógrafo.

    Para realizar este proyecto, Pedro Armestre necesitaba de un equipo de alta resolución capaz de proporcionar un alto grado de nitidez, para poder realizar grandes ampliaciones que servirían para las posteriores exposiciones. Su portabilidad y ergonomía son también aquí destacadas por el fotógrafo, pues el trabajo en localizaciones requería adaptarse a todo tipo de situaciones, además de acarrear el equipo en una pequeña mochila para pasar desapercibido. La construcción sellada es de nuevo destacada, debido a las cambiantes condiciones temporales del entorno.

     

    Este artículo promocional ha sido elaborado como resultado de un acuerdo comercial con Fujifilm España; dicho acuerdo no conlleva ninguna exigencia relativa al contenido del mismo, así como a las opiniones en él incluidas.

    1 Comentario

    1. Buen trabajo de campo a modo de publicidad el modelo de Fuji el realizado por este profesional. Creo de todas formas, que la cámara, cualquiera como tal, es ante todo una herramienta de trabajo, se utiliza una u otra dependiendo de las necesidades del proyecto y la que mejor se adapte al fotográfo según presupuesto, gustos e incluso manías. Recuerdo cuando se ulizaban las fuji de 6×4,5 de la serie GA de rollo 120, una gozada, su rapidez y calidad de imagen, todavía se pueden encontrar, sin embargo la fuji digital que habla el artículo no me parece la más adecuada, sirve, claro, pero por su alto precio sería arriesgado utlilizarla en entornos como el mostrado, so pena que tuviera que utlizarse por motivos extraordinarios, creo sinceramente que hay otras cámaras que se pueden utlizar para este tipo de reportajes o documentales y que dan una extraordiaria calidad por mucho menos dinero y en fotografía digital, y cada día más, casi todo, es una cuestión de dinero.

    Dejar una respuesta

    ¡Por favor, introduce tu comentario!
    Por favor, introduce aquí tu nombre

           

    Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.