Filtro polarizador B+W, paisaje con rocas, agua y efectoPublirreportaje – Los filtros polarizadores B+W HTC de tipo Käsemann representan el tope de gama en polarización, estando disponibles en versiones HTC XS-Pro y HTC F-Pro. Pero podremos entender mejor las razones para ello si profundizamos en determinados aspectos de su estructura.

 

/Filtro polarizador B+W, paisaje con nubes y efecto

La existencia de sustancias polarizadoras es conocida desde la antigüedad pero puede afirmarse que su utilización para aplicaciones fotográficas de consumo se hace posible merced a la invención y desarrollo de las láminas polarizadoras sintéticas por parte de Edwin Land bajo el nombre de Polaroid. (*)

Estas láminas son una variante sintética de la Herapatita (sulfato de iodoquinina), que se obtienen actualmente en un complejo proceso de estiramiento controlado de láminas de alcohol polivinílico (PVA). El arte de ese estiramiento radica en hacerlo de forma direccional, de tal forma que las moléculas de PVA –de cadena muy larga– queden alineadas en forma de una retícula a modo de “verja invisible”.

/Esquema de filtro polarizador, © Bob Mellish

Esquema de funcionamiento de un filtro polarizador. En el caso de los «reflejos» en superficies brillantes no metálicas, la luz viene ya oscilando en una dirección preferente en lugar de en múltiples, y según la orientación de nuestro «filtro rejilla», la dejaremos pasar… o la bloquearemos. Bajo licencia CC © Bob Mellish

Es esa verja invisible la que nos permitirá bloquear o dejar pasar –según la orientación del filtro en su montura giratoria– la luz reflejada en las superficies brillantes no metálicas, que no es sino –a su vez– luz polarizada, esto es, luz que oscila en una dirección preferente.
Dicho de forma muy simplificada: según la orientación del filtro dejaremos que la luz reflejada “se cuele” o no a través de ese colador en rejilla invisible.

Pero una vez inventada la lámina polarizadora, sintética, nos quedan al menos dos problemas por resolver:
• Uno de ellos es conseguir que este filtro que hemos creado “polarice” la luz a ser posible por igual para todas las longitudes de onda (el espectro visible de 400 a 700 nm) y para ello tenemos que añadir sustancias y dar tratamientos a esas láminas “estiradas” de PVA… y el resultado es ese tono gris característico de los filtros polarizadores, con la consiguiente absorción de luz. (**)

• El segundo, y no menos importante, es que tenemos entre manos un filtro sintético muy delgado, que no resistiría un trato normal diario por parte del usuario fotógrafo y además relativamente flexible, por lo que sus propiedades ópticas no serían las ideales.
Se impone por tanto laminar, ese filtro de PVA entre dos láminas planoparalelas de vidrio óptico. Ahora bien, esa laminación no implica que el “sándwich” resultante quede sellado por los bordes…

Como nuestros lectores habrán podido deducir ya, existen muchos puntos en la fabricación de estos filtros en los que se pueden aplicar mejoras que conduzcan a un filtro polarizador de calidad y rendimiento superior… y eso es lo que son los filtros polarizadores   B+W HTC Käsemann, significando el acrónimo HTC “High Transmision Circular”, esto es, polarizador circular de alta transmisión de luz.

/Filtro polarizador B+W, HTC y tradicional

Los polarizadores B+W HTC Käsemann absorben mucha menos luz merced a su proceso de elaboración, si mermar su potencia polarizadora.

B+W HTC: una mayor transmisión de luz

Debido a los materiales base elegidos y al tratamiento “ecualizador” para las distintas longitudes de onda (colores) los filtros B+W HTC Käsemann absorben mucha menos luz que los convencionales, aún dentro de los de más alta calidad B+W: donde un filtro polarizador absorbe por promedio (***) tres puntos de luz, los B+W HTC Käsemann absorben tan solo la mitad, del orden de 1 a 1,5 puntos.
Además, los B+W HTC Käsemann son los que ofrecen un color más neutro, dentro de su labor de polarización, a diferencia de otros polarizadores de calidad inferior, que tienden a producir tonalidades verdosas.

/alt
© Albedo Media, S.L.
Un ejemplo de polarizador – a diferencia de un B+W HTC Käsemann– sin un cementado de sellado contra la montura: a pesar de su buena calidad, tras 30 años de uso en ambientes húmedos se hace visible un deterioro periférico invasivo de la capa de Herapatita sintética polarizadora.

B+W HTC: un sellado integral

Los filtros B+W HTC Käsemann llevan un sellado integral en relación con la propia montura del filtro, mediante un encolado especial a la misma. Ello garantiza una mayor durabilidad a lo largo del tiempo y bajo las condiciones más duras de uso, al evitar la entrada de humedad entre las láminas de vidrio óptico y la lámina de Herapatita sintética.
Por su parte, esa montura XS-Pro es más fina que la estándar, y reduce el riesgo de viñeteado con focales angulares. Al mismo tiempo evita tensiones sobre la lámina óptica, al ser dimensionalmente estable.

B+W HTC: propiedades ópticas impecables

Al igual que todos los filtros B+W los B+W HTC Käsemann se tratan con el mismo cuidado, atención y precisión con el que se elaboran en la fábrica las afamadas ópticas Schneider-Kreuznach, en las fases de tallado, pulido, cementado y tratamiento de superficies.

/Gráfica de nivel de luz parásita por reflejos

Gráfica de nivel de luz parásita por reflejos. En el eje inferior, para las distintas longitudes de onda (espectro visible de 400 a 700 nm) y en el eje vertical según tratamientos.

B+W HTC: revestimientos de alta tecnología

Durante décadas, por razones técnicas, los filtros polarizadores no se servían con capas antirreflejantes, y sin embargo, para sus filtros B+W HTC Käsemann la firma ofrece el estado del arte en ese tipo de tratamiento.
Los revestimientos B+W MRC o “Multi Resistant Coating” –de 7 + 1 capas– reducen a un mínimo la luz parásita y además ofrecen una superficie resistente a los arañazos y que repele la humedad y el polvo, haciendo así mismo más fácil su limpieza.

Por su parte, el revestimiento multicapas B+W MRC Nano, aplicado en los filtros B+W de la serie XS-Pro, es por nanotecnología y ofrece una capacidad de reducción de luz parásita que es específica para el ángulo de incidencia de la luz, alcanzando así una efectividad máxima, especialmente con angulares y situaciones límite de iluminación.

Además de ello, la tecnología Nano hace que –llegado el caso– las gotas de agua que puedan incidir sobre la superficie se fragmenten en partículas de mucho menor tamaño, que se deslizan hacia los bordes del filtro y disminuyen su efecto degradante sobre la imagen.

/Filtro polarizador B+W, con efecto sobre un escaparate

Insustituibles

El efecto de los filtros polarizadores no puede emularse por software de tratamiento de imagen, y por ello son –hoy por hoy– insustituibles.
Controlan los reflejos sobre superficies brillantes no metálicas, aumentando la saturación de color, y permiten oscurecer los cielos azules selectivamente, sin alterar la temperatura de color.
Para saber más acerca del empleo de filtros polarizadores.

/Grupo de filtros B+W, tamaños

La línea HTC F-Pro incorpora el tratamiento MRC y está disponible en diámetros de rosca, 37; 40,5; 43; 46; 49; 52; 55; 58; 60; 62; 67; 72; 77; 82; 86; 95; 105 y 112 mm.

Por su parte, la línea HTC XS-Pro, que incorpora el tratamiento antirreflejos MRC Nano, emplea una montura más delgada que la F-Pro y –tal como hemos comentado– reduce el riesgo de viñeteado con focales angulares. A pesar de ello, incorpora rosca en la parte anterior, por lo que admite filtros adicionales, parasoles y accesorios compatibles, como por ejemplo las cómodas tapas normales «snap on». Está disponible en diámetros de rosca, 37; 40,5; 43; 46; 49; 52; 55; 58; 60; 62; 67; 72; 77 y 82 mm.

Finalmente, comentar que no tiene nada que ver el concepto de «polarizador o polarización circular» con el hecho de que los filtros tengan una montura… circular. Pero ese es… tema para otro día.

Ver: catálogo de filtros B+W
Ver: filtros B+W Käsemann
Los filtros B+W son unos de los productos distribuidos en España por Disefoto, S.A.

(*) La comercialización se inició en 1937
(**) La ecualización de absorción nunca es perfecta al 100% y normalmente “ se escapa” un pico de luz azul.
(***) La absorción de luz de un filtro polarizador varía con su ángulo de giro en la montura y las condiciones de iluminación de la escena

Publirreportaje

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.