Google consigue efectos de ‘cámara dual’ con una única cámara en sus Pixel 2 y Pixel 2 XL

Google ha anunciado sus nuevos smartphones de alta gama, el Pixel 2 y Pixel 2 XL, dotados de un módulo de cámara no dual que utiliza algoritmos de fotografía computacional para obtener efectos similares a los conseguidos por las cámaras duales.

Google Pixel 2 y Pixel 2 XL © Google
Google Pixel 2 y Pixel 2 XL © Google

Hace justamente un año, Google abandonaba la denominación Nexus para sus terminales móviles para abrazar los Pixel, un cambio que –más allá del nombre en sí mismo– representaba una clara intención de competir con los mejores del mercado, sobre todo en el apartado de la fotografía móvil. Dicho y hecho: el Google Pixel alcanzaba la mayor puntuación de un smartphone en DXOMark –89 puntos–, superando los Galaxy S7 Edge de Samsung y el iPhone 7 de Apple –por entonces la web francesa no disponía de un sistema para evaluar los dispositivos con cámaras duales, a diferencia de ahora como anunció el mes pasado–.

Ahora, con su nuevos Pixel 2 lo ha vuelto a hacer. Al momento de anunciar las novedades desde la conferencia que mantuvo hace unas horas en San Francisco, Google reveló que su nuevo smartphone se situaba, con 98 puntos, de nuevo en lo más alto del podio, superando a los iPhone 8 Plus y Samsung Galaxy Note 8, que compartían hasta el momento el primer puesto. Por supuesto, los resultados de «laboratorio» de DXOMark deben ser valorados en su justa medida y contrastados con pruebas en entornos reales, pero no dejan de ser un claro indicador de las intenciones de la compañía californiana.

Valoración del Google Pixel 2 en DXOMark © Google
Valoración del Google Pixel 2 en DXOMark © Google

¿Cómo ha conseguido Google alcanzar estas cuotas tan altas? La clave de los nuevos productos de la compañía está en el software, más que en el hardware. En efecto, el Google Pixel 2 equipa un sensor de tipo 1/2,55″ –ligeramente más pequeño que el del Google Pixel original, de 1/2,3″– con una resolución de 12,2 Mpx, acompañada de una óptica de apertura de f/1,8 –contra f/2 en la primera versión–. Se trata, pues, de características similares a las que encontramos en otros smartphones de alta gama, pero que no destacan en ningún aspecto concreto.

Sin embargo, Google se las ha ingeniado para conseguir algunos de los efectos típicos que encontramos en los terminales móviles equipados con cámaras duales –como el «modo retrato» con fondo desenfocado– pero haciendo uso de una única cámara. Para ello ha utilizado la separación de píxeles izquierda/derecha de su sistema de autoenfoque Dual Pixel para obtener esa diversidad necesaria que permite crear un mapa de profundidad y separar el fondo del primer plano. Ello se combina con algoritmos software de fotografía computacional, donde el procesado de datos prima sobre los procesos ópticos.

 

Un única cámara principal de 12 Mpx para los Pixel 2 © Google
Un única cámara principal de 12 Mpx para los Pixel 2 © Google

Está claro que Google es una de las empresas mejor posicionadas para sacar partido de este tipo de fotografía computacional, pues a pesar de tener productos de hardware, su núcleo de negocio es el software. Aun así, habrá que esperar para ver cómo se comporta este sistema en la práctica, y sobre todo cómo se compara con los smartphones equipados con cámara duales, pues todos los procesos de software traen consigo latencias más o menos significativos en función de la complejidad de las mismas, mientras que los procesos puramente ópticos son «instantáneos».

Por otro lado, Google también ha incluido importantes mejoras en el sistema de estabilización, donde ahora se combinan, al mismo tiempo, la estabilización óptica y electrónica para mejorar el rendimiento en grabación de vídeo. Este se limita por cierto a una resolución 4K a 30 fps, contra los 60 fps que encontramos, por ejemplo, en los últimos iPhone.

Los algoritmos de fotografía computacional son la clave de los nuevos Pixel © Google
Los algoritmos de fotografía computacional son la clave de los nuevos Pixel © Google

En cuanto a la cámara frontal, esta se conforma con una resolución menor, de 8 Mpx, pero comparte el mismo tamaño de píxel de 1,4 µm que la cámara principal, lo cual redundará positivamente en la calidad de imagen de los selfies. La apertura de la óptica asociada es, eso sí, de solo f/2,7, aproximadamente un paso menos luminosa que la principal.

La diferencia entre los modelos Pixel 2 y Pixel 2 XL se encuentra, básicamente, en el tamaño de pantalla. Mientras la primera dispone de una pantalla AMOLED de 5″ con una cobertura del 93% del espacio de color DCI-P3, el XL adopta una pantalla pOLED de 6″ con una cobertura del 100%. En ambos casos se trata de pantallas que ocupan prácticamente todo el frontal del terminal, sin bordes, tal como marcan las tendencias actuales.

Pantalla prácticamente sin bordes para los nuevos Pixel © Google
Pantalla prácticamente sin bordes para los nuevos Pixel © Google

El resto de características son similares a las que podemos esperar de un terminal móvil de alta gama, con un procesador Snapdragon 835 de Qualcomm, 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento base. Viene equipado con un puerto USB-C compatible con USB 3.1 (Gen 1) y Bluetooth 5.0, además de Wi-Fi operando en la banda de 2,4 GHz. En cuanto al sistema operativo, incluye –como era de esperar– el último Android 8.0 «Oreo».

El Google Pixel 2 XL ya se puede reservar a un precio de 960 € (64 GB), y estará disponible en España a finales de año. De momento se desconoce la disponibilidad y precio de la versión estándar.

Más información en el comunicado oficial y en la página de producto del Google Pixel 2.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.