Nuevo Máster Internacional de Fotografía y Gestión de Proyectos en EFTI

    El Centro Internacional de Fotografía y Cine EFTI ofrece su nuevo Máster Internacional en Fotografía y Gestión de Proyectos, con una duración de 665 horas lectivas durante 15 meses.

    El Centro Internacional de Fotografía y Cine EFTI abre, por primera vez, la convocatoria de un nuevo máster –fechada para el 19 de septiembre– dentro de su programa educativo, el Máster Internacional de Fotografía y Gestión de Proyectos, dirigido por María Santoyo y coordinado por Juan Valbuena y Beatriz Martínez.

    El nuevo Máster en Fotografía y Gestión de Proyectos de EFTI promete ofrecer las pautas necesarias para llevar a cabo como es debido un proyecto audiovisual © Gisela Volá
    El nuevo Máster en Fotografía y Gestión de Proyectos de EFTI promete ofrecer las pautas necesarias para llevar a cabo como es debido un proyecto audiovisual © Gisela Volá

    Con una duración de 665 horas lectivas repartidas a lo largo de 15 meses, el máster ofrece una formación teórica y práctica muy completa y divide su contenido en dos grandes bloques: El Fotógrafo Como Creador y El Fotógrafo Como Profesional.

    El primero de ellos está orientado a la formación creativa y técnica del alumno, ofreciéndole todas las herramientas necesarias para poder desarrollar sus proyectos personales, y tendrá asignaturas que analizarán desde las prácticas artísticas feministas hasta los discursos visuales en la era post-internet. También hará hincapié en la importancia del desarrollo de su pensamiento crítico, y ayudará a que el alumno despliegue todo su potencial en el proyecto final del curso, fechado para julio de 2019.

    El Máster se dividirá en dos grandes bloques: 'El fotógrafo como creador' y 'El fotógrafo como profesional' © Alejandría Cinque y Laura San-Segundo
    El Máster se dividirá en dos grandes bloques: ‘El fotógrafo como creador’ y ‘El fotógrafo como profesional’ © Alejandría Cinque y Laura San-Segundo

    En el segundo bloque –que contará con profesores de la talla de Nerea Ubieto o Carlos Spottorno–, los alumnos recibirán las pautas necesarias para la conformación y posterior difusión de sus proyectos creativos, analizando los diferentes entornos expositivos en los que estos proyectos puedan ver la luz, como fotolibros, exposiciones, formatos multimedia, etc.

    Además, también habrá una parte específicamente dedicada a desarrollar las estrategias profesionales –en cuanto a posicionamiento y promoción– necesarias para que un proyecto audiovisual triunfe, teniendo en cuenta las vicisitudes del entorno laboral audiovisual de hoy en día.

    'Autorished Images' © Daniel Mayrit
    ‘Autorished Images’ © Daniel Mayrit

    Todo esto irá acompañado de las actividades culturales habituales en EFTI a las que los alumnos tendrán acceso gratuito, entre las que destacan conferencias, workshops, talleres de creación y debates, además de la posibilidad de organizar un viaje guiado a un festival de fotografía en Europa.

    Más información en la página oficial de EFTI.

    2 Comentarios

    1. Otro máster para millonarios, que no dudo será interesante, pero que demuestra que el negocio de la fotografía está en este tipo de certámenes y en las academias que los imparten, un oasis también para los fotógrafos que gracias a la docencia pueden seguir en la rueda de la profesión o lo que queda de ella, luego los docentes, que suelen ser los mismos, en un corporativismo descarado se dan autobombo entre ellos y así suma y sigue hasta el infinito. Esta academia es buena, pero muuuy cara. No es de recibo el precio de estos másteres, ni el sentido, en vista de como está la profesión, un oficio que agoniza. Sólo lo veo por diversión o por gusto, es decir, para ricos o gente con mucha “pasta”.

      • Hola Prometeo,
        Sin ánimo de defender ninguna estructura, dado que no es aquí nuestro rol, nuestra opinión al respecto se sitúa en un campo intermedio, dado que conocemos bien la dos caras que lo componen. Lamentablemente creemos que tienes razón en una cosa, la docencia se está usando como “bote salvavidas” para muchos profesionales que no han logrado superar las diferentes presiones laborares del sector, un entorno que como sabes cada vez exige más por menos. Obviamente es lícito y recomendable que un profesional difunda su experiencia a otros, siempre y cuando además de ser un experto en su materia, lo sea también en explicarla, cosa que no siempre ocurre.

        Mismo ejemplo podríamos dar con la oferta docente de las distintas escuelas y entidades, todas ellas con sus mal llamados “Másters” marcando unos precios solo aptos para un perfil de gran poder adquisitivo o gran capacidad de endeudamiento.

        En el otro lado de la moneda, tendríamos que contemplar la caída paulatina de matriculaciones a tenor de este exceso de oferta y falta de confianza por el alumnado, al no saber discernir la estrecha línea que confunde una escuela de prestigio respecto a otra de menor calado con “Másters” de precios similares. No olvidemos la dificultad intrínseca de mantener unas instalaciones no especialmente baratas y una plantilla cualificada, remunerada en idéntica proporción. Otro punto clave para separar buenas y malas praxis en el campo docente.

        En el caso que nos ocupa, nos consta que el ejercicio de planificación es importante y el encaje entre profesionales muy lícito al estar la mayoría en activo. Sobre el precio final, habría que hacer bien los números para establecer –con las dos caras de la moneda visibles– que es caro o barato en este formato. Saludos

    Dejar una respuesta

    ¡Por favor, introduce tu comentario!
    Por favor, introduce aquí tu nombre

    Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.