Compartir

Las cámaras duales están de moda. Los fabricantes de smartphones se apoyan en ellas para ofrecer nuevos argumentos con lo que convencer a sus compradores. El Huawei P9 con su doble óptica firmada por Leica o el más reciente iPhone 7 Plus con dos focales distintas –que permiten acercar la fotografía de “retrato” a la fotografía móvil– son dos de las apuestas más persuasivas, pero no son las únicas. Ni las primeras.

iPhone 7 Plus © Apple
El iPhone 7 Plus ha supuesto el despegue definitivo de las cámaras duales en los smartphones © Apple

¿Por qué cámara duales?

El declive de las cámaras compactas –al menos las más sencillas– es un claro indicador del uso de las cámaras en los smartphones. A pesar de ello, los fabricantes de teléfonos móviles deben lidiar con las limitaciones de espacio inherentes a sus dispositivos. Mientras en las cámaras convencionales –incluso en una compacta– hay espacio para un sensor de generosas dimensiones o un objetivo con un esquema óptico considerable, los smartphones se encuentran ante un oxímoron; conseguir una cámara de calidad sin aumentar las dimensiones físicas del teléfono.

P9 © Huawei
Los problemas de espacio no juegan a favor de las limitaciones físicas inherentes a la óptica © Huawei

Por supuesto, los módulos de cámara han ido evolucionando, ofreciendo sensores con resoluciones mayores o algoritmos cada vez más sofisticados para el control de ruido, pero existen límites infranqueables, como los problemas derivados de la difracción. Por este motivo, era necesario explorar nuevas soluciones y las cámaras duales parecen ser una de ellas. Duplicar módulos de cámara permite añadir “redundancia” –de ópticas/sensores– sin tener que aumentar forzosamente el grosor del teléfono, y la redundancia de información, bien utilizada, permite mejorar la calidad de imagen final.

Un poco de historia

A pesar del reciente interés por las cámaras duales, su historia no es tan nueva. Smartphones como el LG Optimus 3D o el HTC Evo 3D ya incorporaron dos cámaras en sus paneles posteriores, pero con otro propósito al usado hoy en día, tal como deja entrever claramente su nombre. Ambos modelos, de principios 2011, disponían de dos sensores de 5 Mpx para realizar fotos y vídeos 3D, que luego podían reproducir en sus pantallas 3D estereoscópicas, sin la ayuda de gafas.

Optimus 3D © LG
El LG Optimus 3D disponía de dos cámaras para crear contenido 3D estereoscópico © LG

El impacto de estos teléfonos fue mitigado, en parte por la falta de soporte y las deficiencias del software, pero sobre todo porque el 3D nunca acabó de cosechar el éxito que se esperaba de él. Sin embargo, supusieron un primer intento en la implantación de las cámaras duales.

Evo 3D © HTC
El HTC Evo 3D intentó seguir la senda abierta con el LG pero sin cosechar el éxito esperado © HTC

Dos años más tarde, el HTC One se convertía en el teléfono móvil más fotográfico del MWC 2013. Disponía solo de una única cámara, pero una muy especial, dotada de un sensor con unos autodenominados ultrapíxeles. Mientras que los demás fabricantes optaban por sensores de mayor resolución, HTC proponía un sensor de apenas 4 Mpx. pero con unos píxeles –fotodiodos– mucho más grandes –4 µm– lo que, sumado a un abertura máxima más luminosa, prometía redundar en una cámara de mayor calidad.

Sin embargo, la cámara dual llegaría a principios de 2014 con el HTC One M8, que incorporaba una cámara ultrapíxel de 4 Mpx como la del primer HTC One (M7), pero esta vez apoyada por una cámara secundaria con un sensor de 2 Mpx encargada de capturar datos extra que sirvieran para trabajar con el control de la profundidad de campo.

v
El HTC One M8 incorporaba dos cámaras para jugar con la profundidad de campo © HTC

Gracias a esta cámara dual, pues, se podía crear un mapa de profundidad y jugar así con el bokeh, los fondos desenfocados –que permitían crear esos “efectos” que normalmente solo estaban al abasto de cámaras convencionales con mayores sensores– o incluso con el “refocus”, es decir, la capacidad de poder enfocar después de la toma.

Sin embargo, los HTC One con sensores de ultrapíxeles, de excelente diseño y construcción, no llegaron a triunfar. Los 4 Mpx de la cámara principal fueron percibidos como insuficientes, al no aportar –desde el punto de vista de los consumidores– una diferencia sustancial respecto los competidores, y ello a pesar de sus fotocélulas más grandes y su mayor luminosidad.

One M8 © HTC
A pesar de su interesante concepción, los 4 Mpx de la cámara principal del HTC One M8 supusieron un lastre © HTC

HTC sucumbiría finalmente a la presión de los megapíxeles y, en 2015, para desconsuelo de muchos, abandonaría su sensor ultrapíxel para su cámara principal. Así pues, el HTC One M9+ vendría equipado con una cámara dual pero esta vez con sensores de 20 Mpx y, por tanto, con fotodiodos mucho más pequeños; el sensor ultrapíxel quedaría relegado a la cámara frontal secundaria. La Duo Camera del One M9+ estaba orientada –como en el One M8– en jugar con la profundidad de campo y sus efectos derivados.

One M9+ © HTC
El HTC One M9+ retomaría el concepto de cámara dual pero abandonaría el sensor ultrapíxel © HTC

Entre tanto, una pequeña compañía conocida con el nombre de Core Photonics se hacía eco de su tecnología Dual Camera Optics y sus módulos de cámaras duales que ya despertaron interés durante MWC 2014. Su objetivo era facilitar a los fabricantes de smartphones la implementación de estos módulos, gracias a la integración conjunta del hardwaresoftware, y popularizar así las soluciones de cámaras duales.

Y efectivamente, las cámaras duales se iban a poner de moda, en distintas formas y con diferentes funciones, pero lamentablemente para Core Photonics, no se iba a hacer solo mediante el uso de módulos de terceros. Se había abierto una veda muy fructífera –sobre todo desde un punto de vista comercial–, y algunos fabricantes estaban dispuestos a implantar sus propias soluciones que les permitieran destacar entre el resto. Pero eso lo veremos ya en la próxima entrega…

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.