Compartir

Si bien en sus orígenes, los primeros terminales móviles con cámaras duales se centraron en el 3D, en la actualidad los últimos dispositivos anunciados por los más grandes fabricantes de smartphones se centran en incorporar ópticas con distintas distancias focales, ya sea de tipo ultra gran angular como el LG G5 o de tipo teleobjetivo como en el caso del iPhone 7 Plus.

En la actualidad

A principios de año, la compañía coreana sorprende con el LG G5 y su concepto de smartphone modular –que no nuevo–, que incluye además una interesante cámara dual y que, en este caso, permite escoger entre dos focales distintas. Se trata de un enfoque diferente al planteado casi dos años atrás, a principios de 2014, con la cámara dual del HTC M8, que se centraba en utilizar los dos sensores para jugar con la profundidad de campo y el desenfoque.

G5 © LG
El LG G5 permite jugar con dos focales distintas, una de ellas ultra gran angular © LG

Con un sensor principal de 16 Mpx y otro sensor secundario de 8 Mpx, esta último está acoplado a una óptica de cobertura extrema con un ángulo de visión de 135º. Esta doble óptica da lugar a una gran versatilidad, tal como pudimos comprobar durante nuestra prueba de campo.

LG G5, f/2,4 1/1200 s. ISO 50. Toma RAW convertida a JPG (valores por defecto) © Albedo Media
Imagen tomada con el LG G5 con la óptica de cobertura extrema de 135º © Albedo Media

Además, para disfrutar de una experiencia más “fotográfica”, el LG G5 puede ser acompañado del módulo de cámara opcional LG Cam Plus, que añade una empuñadura y mejora la ergonomía general del smartphone.

LG G5 © Albedo Media
El versátil LG G5 con el módulo opcional LG Cam Plus © Albedo Media

Dos meses más tarde, en abril de 2016, Huawei contraataca con su Huawei P9 y su cámara dual con óptica firmada por Leica; una apuesta seria dentro del mercado de los smartphones con orientaciones fotográficas pues, en esta ocasión, se trataba de utilizar ambos módulos de forma conjunta para mejorar la calidad de imagen.

Huawei P9 © Albedo Media
El Huawei P9 y su doble óptica firmada por Leica © Albedo Media

En este caso, uno de los sensores es monocromático, por lo que es capaz de aprovechar mejor la luz incidente que un sensor RGB clásico basado en una pauta de Bayer, pues no debe realizar ningún tipo de interpolación para generar la información de color. El otro sensor –que sí es un RGB– utiliza la información del monocromático para obtener una fotografía de mayor calidad. Además, todo ello coronado por una óptica –dual– con el sello de la prestigiosa firma alemana: el Summarit H 27 mm f/2,2 ASPH.

P9 © Huawei
Detalle del módulo óptico del P9 © Huawei

Más allá de la real participación de Leica –un aspecto que ambas marcas prefieren no aclarar en exceso en su propio beneficio–, lo más interesante –siempre desde el punto de vista fotográfico– del Huawei P9 es, a nuestro entender, la posibilidad de utilizar el modo monocromo, el cual hace un uso exclusivo del sensor del mismo nombre. Tal como pudimos constatar en nuestra prueba de campo, este modo permite exprimir al máximo las capacidades de este smartphone en detrimento, eso sí, del color.

Huawei P9
Imagen tomada con el modo monocromo del Huawei P9 © Albedo Media

En Huawei parecen convencidos de su cámara dual, y solo ha habido que esperar tres meses para que, en julio de 2016, se lanzara el Huawei Honor 8, también con doble óptica pero esta vez no certificada por Leica, lo cual ha redundado muy positivamente en el precio, sensiblemente inferior al del Huawei P9. Otra muestra de esta convicción es la reciente fundación de un centro de I+D específico entre Leica y Huawei, el Max Bereck Innovation Lab, que se dedicará a potenciar la colaboración entre ambas compañías en el mundo de la fotografía móvil.

P9 © Huawei
Huawei y Leica han abierto un nuevo centro de I+D para potenciar su colaboración en el mundo de la fotografía móvil © Huawei

No todos los fabricantes, sin embargo, parecen decididos a incorporar cámaras duales como tal en sus smartphones, al menos no bajo el mismo esquema. Es el caso del Sony Xperia XZ, presentado en la IFA 2016, que no integraba una cámara dual pero sí un doble sensor de imagen: un sensor principal clásico con matriz RGB de 23 Mpx y un sensor secundario con un sensor –ya mucho menos convencional– de tipo RGBC-IR, mediante el cual se mejora la calidad de imagen gracias a la información extra aportada por este último.

Xperia XZ © Sony
El Sony Xperia XZ no incluye una cámara dual, pero utiliza dos sensores para mejorar la calidad de imagen © Sony

Pero si alguien parece no tener dudas al respecto es Apple. Y así lo demostró cuando presentó –tal como los rumores ya presagiaban– su iPhone 7, hace apenas un mes; para ser más exactos, su versión iPhone 7 Plus, pues solo este último dispone de una cámara dual.

iPhone 7 Plus © Apple
El iPhone 7 Plus, el primer smartphone de Apple con cámara dual © Apple

Como ya hizo LG con su G5, el iPhone 7 Plus ofrece dos focales diferentes para cada uno de sus objetivos. Pero a diferencia de este primero –que añade una óptica de cobertura extrema– el iPhone incorpora, además de la óptica angular de 28 mm, un tele-objetivo –muy corto– de 56 mm, para poder realizar mejorar uno de los aspectos donde los teléfonos móviles suelen ofrecer peores resultados: el de la fotografía de retrato.

iPhone 7 Plus © Apple
El iPhone 7 Plus incluye un objetivo angular de 28 mm y un “tele-objetivo” de 56 mm © Apple

Esta cámara dual no ofrece, sin embargo, ningún “zoom óptico 2x”, como se ha denominado –incorrectamente– en muchos medios. Se trata de dos objetivos con dos distancias focales distintas y, por lo tanto, no existe zoom óptico como tal; el recorrido entre ambas focales se realiza de forma puramente digital. Eso sí, lo interesante de esta doble óptica de Apple es, como siempre, su implementación con del software de la compañía, que se centra en la simplicidad de operación y en su integración con el resto de su funcionalidad.

iPhone 7 Plus © Apple
Imagen tomada con el iPhone 7 Plus; de momento solo es una muestra, pues este “modo retrato” aún no está disponible para los usuarios © Apple

La clave está, pues, en el funcionamiento armónico entre el hardware y software de este módulo de cámara dual. Tal como se anunció durante la keynote de Apple, una próxima actualización no muy lejana añadirá, a la app nativa de cámara del iPhone 7 Plus, un nuevo modo retrato que permitirá –mediante algoritmos específicos que harán uso de la información aportada por ambas cámaras– “desenfocar” el fondo y conseguir ese “ansiado” efecto para retratos con poca profundidad de campo. Eso sí, habrá que esperar aún para comprobar si este modo funciona como se espera.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.