Sigma ha puesto en circulación su esperado adaptador de montura MC-11, capaz de acoplar sus ópticas, de diferentes monturas, en cuerpos de cámara Sony con plena funcionalidad electrónica, AF y datos EXIF.

Sigma MC-11
El Sigma MC-11 aparece aquí «intermediando» entre el Sigma 35 mm f/1,4 DG Art y la Sony A7R II la de más alta resolución –por el momento– de la serie A7

Siendo más correctos debiéramos de hablar en plural, dado que el sistema de adaptadores MC-11 cuenta con dos modelos; MC-11 Canon EF – E y MC-11 SA-E, como ya hicimos constar en nuestra primera toma de contacto a pie de feria en la última edición de la feria japonesa CP+.

Sigma MC-11
El acoplamiento entre adaptador y óptica es muy perfecto, evitando áreas brillantes que pudieran favorecer reflejos internos parásitos; el flocado interno del adaptador coadyuba a esa buena tarea

A tenor de la montura nativa que tenga que adaptar y siendo totalmente deducible por sus siglas, el MC-11 Canon EF – E  está dedicado para las ópticas Sigma con montura Canon mientras que el MC-11 SA-E hace lo propio con ópticas Sigma con la montura Sigma (SA). Montura algo más desconocida debido a la tímida adopción que tuvieron sus réflex de captor Foveon de la línea SD, aunque esto puede cambiar tras la aparición de las nuevas Sigma sd Quattro sin espejo y óptica intercambiable…también con montura Sigma SA.

Bajo un precio que ronda los 400 euros, este nuevo Sigma MC-11 está orientado claramente al usuario profesional. Esperado por mucho tiempo tras la mucha rumorología vertida en las distintas ferias, contamos al fin con una unidad final. Armada por un extremo la imponente óptica Sigma 35mm f/1,4 DG Art  (en montura Canon) y por el otro, la nada desdeñable cámara de captor 24×36 mm, Sony A7RII.

Aquí el conjunto que hemos probado, Adaptador Sigma MC-11, Sony A7RII y Sigma 35 mm f,14 DG Art, respectivamente.
Aquí el conjunto que hemos probado, Adaptador Sigma MC-11, Sony A7RII y Sigma 35 mm f,14 DG Art, respectivamente.

Desde el primer contacto destaca la robusta construcción en este Sigma MC-11, tanto a nivel externo como a nivel interno, con un recubrimiento negro mate aterciopelado especialmente diseñado para bloquear los posibles reflejos internos.

Relación de tamaño total del conjunto acoplado.
Relación de tamaño total del conjunto acoplado.

Como interesante novedad, Sigma introduce en este adaptador un led de confirmación de compatibilidad. De manera tal que al encenderse muestre una serie de indicaciones luminosas en relación a la compatibilidad entre óptica y adaptador. Las señales son claras; LED iluminado en verde, sin parpadear, significa total compatibilidad, LED en naranja –parpadeando– marca la necesidad de una actualización, si el LED no se ilumina, el MC-11 no identifica correctamente la óptica acoplada.

Sigma MC-11
Indicador luminoso en formato LED para confirmar la compatibilidad entre óptica y adaptador; estar atentos a sus señales nos permitirá optimizar el rendimiento del conjunto

El botón de liberación de la óptica está excelentemente mecanizado, con idéntica sensación de robustez que el resto del exterior. Como decíamos al inicio, se nota que esta pieza esta pensada para el ámbito profesional en cuanto lo coges entre las manos.

Encontramos también en otro lateral, la conexión usb por la cual se puede actualizar a través del Sigma USB dock y permitir así el uso de futuras ópticas Sigma.

Muestras

Para ver su funcionamiento sobre el terreno, nos vamos con este poderoso conjunto –Sony A7RII + Sigma MC-11 + Sigma 35 m ART – entre chaparrón y chaparrón, a la feria de los patios de Córdoba.

Sigma MC-11
Exportación «en plano» del RAW de cámara, valores por omisión en todos los ajustes.
Sigma MC-11
Correcciones geométricas activas en el JPG de cámara, inclusive con el Sigma MC-11 de por medio.

Una de las ventajas claras de este adaptador es la plena comunicación electrónica, más allá de la simple conexión entre monturas o la transmisión sencilla de confirmación de foco, tenemos aquí una réplica exacta de todos los parámetros electrónicos deseables. Aquellos que mediante una estrecha comunicación entre óptica y cámara determinan el correcto funcionamiento del autoenfoque, la exposición, incluso las correcciones de las aberraciones geométricas o cromáticas vía firmware.

Sigma MC-11
No vemos pérdida de calidad apreciable en las tomas realizadas, todas a la altura de los respectivos equipos originales en cada uno de los extremos del adaptador (óptica / cámara)

El AF se realizó en todo momento de manera correcta, si bien es posible que exista una retardo sobre la funcionalidad de dicha óptica en los cuerpos más punteros del catálogo de Canon, creemos que siendo justos con el contexto, a excepción de alguna demora en el uso de ajustes de diafragma más cerrados, el adaptador se puede emplear perfectamente.

Sigma MC-11
Calidad al ajuste de diafragma de elevado rendimiento, f/8.
Sigma MC-11
Calidad a plena abertura, f/,14.

A vueltas con la rapidez de respuesta, nos gustó mucho el tiempo de puesta en marcha del conjunto, prácticamente instantáneo. Pudiendo maniobrar al segundo de encender el equipo, incluso mientras el LED verde continuo –durante unos segundos– confirma la compatibilidad de la óptica.

Sigma MC-11
Distorsión y gama tonal correcta, con un amplio recorrido de latitud
Sigma MC-11
Aberraciones cromáticas muy contenidas, incluso forzando al máximo el contexto

En relación al viñeteo, y después de haber usado el parasol original de este objetivo, no hay rastro de sombreado mecánico ni óptico.

Vídeo 4k

Como era previsible, el funcionamiento en vídeo 4K –uno de los puntales de las cámaras Sony en estos últimos años– ha sido tan bueno como lo visto en las tomas estáticas. Ni rastro de artefactos ópticos, más allá del viñeteo que dispone de por sí esta óptica a su plena abertura de f/1,4.

Aportamos un listado completo de las ópticas que son 100% compatibles con este Sigma MC-11:

En 24×36 mm:

  • Sigma 24-35mm f2/ DG HSM Art
  • Sigma 24-105mm f/4 DG OS HSM Art
  • Sigma 120-300mm f/2,8 DG OS HSM Sports
  • Sigma 150-600mm f/5-6,3 DG OS HSM Sports
  • Sigma 150-600mm f/5-6,3 DG OS HSM Contemporary
  • Sigma 20mm f/1,4 DG HSM Art
  • Sigma 24mm f/1,4 DG HSM Art
  • Sigma 35mm f/1,4 DG HSM Art
  • Sigma 50mm f/1,4 DG HSM Art

En APS-C:

  • Sigma 17-70mm f/2,8-4 DC MACRO OS HSM Contemporary
  • Sigma 18-35mm f/1,8 DC HSM Art
  • Sigma 18-200mm f/3,5-6.3 DC MACRO OS HSM Contemporary
  • Sigma 18-300mm f/3,5-6.3 DC MACRO OS HSM Contemporary
  • Sigma 50-100mm f/1,8 DC HSM Art
  • Sigma 30mm f/1,4 DC HSM Art
Sigma MC-11
Atención al contraste global y nitidez de la toma.

Información oficial de la compañía confirma que este adaptador no es compatible por el momento con otros tele-convertidores.

Sigma MC-11
Una de tantas «metafotos» que tanto nos gusta capturar

Este Sigma MC-11 es sin duda un accesorio fotográfico de altas prestaciones a un precio proporcional a su categoría. Las personas que tengan realizada una importante inversión en objetivos Sigma para montura Canon sabrán apreciarlo, ya sea por compatibilizar dos cuerpos o por dar definitivamente el salto hacia otro sistema.

Quedaría probar la eficiencia de este adaptador fuera del paraguas de ópticas de la compañía, aunque estamos sobre aviso, oficialmente este adaptador de montura está pensado en exclusiva para ópticas Sigma. Ello puede deberse en buena parte a que –desde Sigma– no pueden preverse, pero si «temerse»– acciones por parte de otros fabricantes sobre el firmware de sus cámaras y objetivos que impidan una buena comunicación con productos de otros fabricantes…no sería la primera vez.

Carmelo Sánchez
Técnico superior de imagen y sonido –por separado–, Máster en diseño gráfico. Fotógrafo seleccionado para Mulafest 2015 con trabajos para Beefeater, Banco Popular, Día de la música. Fotógrafo músical para Nudozurdo, The Right Ons, Guadalupe Plata, Dinero, The Noises, Sébastien Tellier. Productor, director, editor de videoclips y operador de cámara para diversas productoras. En la actualidad compatibiliza “vivir la vida” con cualquier tipo de proyecto que le atraiga.

11 Comentarios

  1. Y digo yo. ¿Para Sigma no hubiera sido mejor hacer un adaptador genérico para así poder usar todas las ópticas Canon independientemente de su fabricante? No le veo resultado práctico a esto. ¿Para el resto de ópticas que no sean Sigma se tendrá que llevar en la mochila otro adaptador? Las ventas lo dirán, pero creo que Sigma erró el tiro pensando que su cliente potencial así compraría sus ópticas. ¿Y el resto de «cristales» se dejan en casa?
    Saludos. Por cierto D. Valentín, le sigo desde los ya lejanos años 80.

    • Estamos seguros, de que a Sigma le hubiese encantado poder anunciar un adaptador con las características que comenta. Pero el mundo de las relaciones entre fabricantes tales como Canon, Nikon, Pentax, Sony, etc. y los fabricantes independientes de objetivos tales como Sigma, Tamron, etc. dista mucho de gozar de relaciones cordiales. Tal como nosotros lo vemos –es una suposición razonada– el nuevo MC-11 de Sigma no solo no está «capado» de prestaciones hacia los objetivos que no son de la propia marca, sino que se ha tratado de hacerlo lo más compatible posible también con los de otras marcas, en este caso Canon. De hecho a las pocas horas de terminar nuestras pruebas y ya con los equipos de vuelta –tras su préstamo– hacia el distribuidor Reflecta, Sigma Japón lanzó una actualización de firmware para el MC-11 que mejora notablemente ese aspecto, si bien para entenderlo hay que saber leer entre líneas «a la japonesa». Lo que ocurre es que Sigma no puede permitirse el lujo de afirmar que su MC-11 es totalmente compatible con los objetivos Canon originales, porque ya es conocida la tradición de firmas tales como Canon, Nikon, etc. de hacer triquiñuelas de ajustes de firmware en sus series de cámaras y objetivos, de tal forma que funciones perfectamente en sus cuerpos de cámara y «puedan sufrir problemas casuales» al montar objetivos de otras firmas sobre sus cuerpos…
      En cambio, Sigma si puede asegurar esa compatibilidad entre sus ópticas, y el MC-11 especialmente porque el usuario puede actualizar los firmware respectivos mediante el USB-Dock. Resumiendo mucho, si al acoplar un objetivo «no Sigma» (o Sigma) sobre el MC-11 el diodo parpadea en naranja, actualicemos el firmware. Si no se ilumina («objetivo no compatible») lo más probable es que funcione, más que correctamente, si bien –quizá– con alguna función –estabilización, AF– con menor rendimiento. Y hay que partir de la base de que con cualquier otro adaptador, o bien no habrá conservación de función alguna, o seguro que alguna estará capada. Así, por tanto, desde nuestro punto de vista la cosa no está tan mal. En caso de duda, en la tienda de confianza, prueba y error. ¡Ah! Y gracias por seguirnos desde hace tanto tiempo. La ventaja es que ahora, con el gran equipo humano que tenemos, podemos hacer muchas más cosas que antes, en un entorno mucho más exigente. Saludos cordiales.

  2. Antes de nada, quisiera agradeceros el esfuerzo que realizáis para tenernos al día de todo. Dicho esto, ¿no podéis dar alguna referencia respecto a la velocidad de enfoque y precisión -comúnmente conocido en el mundo anglosajón como «performance»-?; es decir, ¿que tal se comporta el auto foco respecto a un Sony como, por ejemplo, el 55mm 1,8 FE de Zeiss?, ¿cumple sobradamente su cometido para modelos o sujetos más dinámicos?. Entiendo que, el rendimiento óptico puede variar en función de la relación sensor/montura y ello es fundamental pero, para muchos de nosotros, el verdadero «talón de Aquiles» de estos dispositivos están relacionados con la velocidad y precisión en el enfoque. Para los que conocemos la propia idiosincracia de la marca Sony, a pesar de poseer cuerpos de Canon, nos resulta mucho más interesante el que sea comparable con otro objetivo de la propia marca -Sony- más que compararlo con el auto foco del mismo en Canon; sobre todo, si pensamos en que la tecnología utilizada por Canon para el enfoque tiene poco que ver respecto a la desarrollada por Sony en sus sensores. Un abrazo…

    • Entendemos perfectamente tu inquietud, Juan José, ya que de alguna manera es la nuestra desde hace tiempo… desde que apareció el AF en las réflex concretamente con la Minolta 7000, allá por 1985. Y el problema es que –desde entonces– nadie, ni nosotros, ni otros probadores, ni siquiera las propias firmas ha conseguido crear un estándar, una norma que permita realizar mediciones serias comparadas. Los métodos que se muestran en ocasiones, en vídeos y otros medios, son bastante «patateros» y no serían fiables en justicia para hacer comparaciones fiables. Las propias firmas fabricantes cuando hablan de que su sistema AF es más rápido –en un porcentaje dado– que un modelo anterior o que lo hacen en «tantos milisegundos», indican que es «según sus propios sistemas de prueba» y rara vez se atreven a concretar esos valores en lo que se refiere a si es AF-C o con tracking, etc.y mucho menos a concretar cuáles son esos métodos de medición. Lo más interesante, Juan José, es que en Albedo Media / DSLR Magazine sabemos cómo hacerlo, lo decimos modesta pero sinceramente, y sin embargo, montar ese apartado de laboratorio y llevar a cabo esas pruebas tiene un coste que lamentablemente no se justifica en equilibrio por los ingresos con los que nos manejamos para sostener nuestro medio… quizá algún día.
      Dicho esto, nuestra experiencia respecto al con el MC-11, el objetivo Sigma probado y la unidad Sony A7R II ha sido –tal como se desprende de la prueba– muy satisfactoria, tanto en imagen estática como en vídeo. También debemos decir que en comparación con ópticas nativas de Sony, en algunos casos el AF ha sido igual de rápido, y en otros, unas décimas de segundo más rápido en las nativas Sony. Pero, resumiendo: nos gustaría –tanto como a ti– poderte ofrecer los datos que comentas, pero hoy por hoy, modesta y sinceramente, no nos es posible. Ya solo nos queda agradecer tus amables palabras y tu participación en esta sección de comentarios. Saludos cordiales.

  3. Me parece otro ejemplo claro de que Sigma quiere hacer muy bien las cosas, dentro de sus posibilidades. Veo muy inteligente, dado el éxito de la serie a7, aprovechar la idiosincrasia propia de esas cámaras sin espejo, con una distancia de registro muy corta para poder adaptar todo tipo de objetivos manuales incluidos los Leica M, para crear un adaptador de primera categoría y optimizar recursos y producción, sin meterse en adaptar sus objetivos a una nueva montura. Y nosotros salimos beneficiados con el asunto…
    Saludos a todo el equipo de Albedomedia.

  4. Hola, me interesa este adaptador por que en el futuro tengo intención de compararme el Sigma 20mm f/1,4 DG HSM Art pero tendría que tener seguridad que el Canon 50 f/1.2 y el 135 f/2.0 son compatibles. Los tengo en la actualidad y no quiero desprenderme de ninguno de esos objetivos.

    • Estimado Enrique, perdona la demora, por alguna extraña razón este mensaje se no había quedado en el cajón de moderación «no deseado», lo mejor en este caso sería contactar directamente con el distribuidor de Sigma en España, Reflecta . Saludos,

    • Hola David. Lamentablemente no hemos podido probar esta combinación que comentas. En qué aspecto estarías interesado? El objetivo ya lo tienes? En general, las prestaciones que se consiguen con el uso de adaptadores es menor que al usar objetivos nativos, aunque en ciertos casos, las diferencias apenas se notan. En el caso que comentas, creemos que –si ya tienes esa óptica– utilizar el adaptador podría ser una opción muy viable. Un saludo.

  5. Había pensado,en comprar el,sigma Art 24-70 2.8 canon y pasarlo,a Sony e con el MCC-11, pero creo intuir ¿Qué no es compatible? Que falla el AF-C y solo funciona en AF-C. Me lo podéis confirmar? La verdad que sería una pena no,se porque sigma no saca éste zoom el 24-70 2.8 Art para Sony E al igual que está haciendo con sus ópticas fijas.

    • Hola Miguel. El pasado 15 de marzo, Sigma lanzó un nuevo firmware para su adaptador MC-11 que lo hace compatible el Sigma Art 24-70 mm para Canon, actualizado a su última versión. Saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.