Vanguard Veo Messenger 37 – Prueba de campo

Compartir

El transporte del equipo siempre ha supuesto un problema importante para el fotógrafo con independencia de su nivel de afición. Situación que se agudiza cuando queremos complementar la fotografía con otra actividad: paseos por el monte, turismo o vida diaria. Para ayudar a los fotógrafos, Vanguard ha creado su línea Veo, caracterizada por la ligereza y discreción. Durante unos días hemos convivido con las dos bolsas de la colección (Veo Messenger 37 y Mochila Veo 42) y uno de los trípodes que componen la serie, el Veo 235 AB para contarte nuestras sensaciones. Hoy os hablamos de la primera.

Los viajeros saben bien que “la vida del turista es dura”. Todo el día caminando por una ciudad desconocida, casi siempre bajo inclemencias climáticas (sol justiciero, lluvia o viento) y cargados con todo lo necesario para pasar una jornada. Si además somos fotógrafos, a la botella de agua, el jersey y la guía turística hay que añadir la cámara, algún que otro objetivo, quizá un flash y, en muchos casos, el trípode. Accesorio este que casi siempre preferimos dejar en el hotel o incluso en casa por evitar cargar con su excesivo peso o tamaño. Además, no sólo nos gusta pasar desapercibidos sino que en muchas ciudades resulta imprescindible.

Bandolera Vanguard Veo 37 Messenger
Nadie diría que dentro de la Vanguard 37 Messenger llevamos un equipo fotográfico… © Fernando Galán.

La serie Veo de Vanguard nace con la intención de solucionar todos estos problemas y, a primera vista, parece que lo consigue. La Messenger 37 ahora probada, negra con discretísimos toques de color y ninguna grafía fotográfica (ni siquiera la marca del fabricante, del que sólo aparece un pequeño logotipo y el nombre de la serie), podría pasar por mochila escolar o bolso bandolera convencional, sin que nadie sospeche que ocultan en su interior un equipo fotográfico.

Vanguard Veo 37 Messenger

Con un aspecto exterior similar a cualquier bolso diario, llama la atención del Veo 37 su bolsillo para transportar el trípode, principal diferencia con otras bolsas parecidas. Este bolsillo, situado en la parte inferior de la bolsa, ayuda también a que el reparto de pesos minimice el cansancio de espalda. Pero si, en vez de trípode, queremos ampliar la capacidad de la bolsa, se puede quitar el separador rígido que delimita este compartimento.

Vanguard Veo 37 Messenger; alojamiento para el trípode
…y mucho menos un trípode robusto y ligero.  © Fernando Galán.

El aspecto externo desprende calidad y robustez. Cremalleras, costuras, forros… todos los detalles parecen cuidados al máximo. Además, no sobresale ningún elemento ni correa molesta por lo que al llevarla colgada resulta bastante cómoda.

Vanguard Veo 37 Messenger; cinta bandolera
Los correajes y el reparto de peso mejoran la comodidad de la bandolera. © Fernando Galán.

Aunque toda la bolsa viene acolchada y, por tanto, podríamos alojar en su interior cualquier aparato delicado, para el transporte específico de la cámara se incluye un pequeño bolso extraible, también acolchado, con asa y cremallera independiente por si quisiéramos dejar la cámara en casa o llevarla en cualquier otra bolsa.

Vanguard Veo 37 Messenger; interior con cámara y accesorios

Toda la bolsa está acolchada por lo que se puede guardar equipo fotográfico incluso fuera de la bolsilta específica. © Fernando Galán.

Cierto que hemos llegado a meter en esta bolsa una cámara réflex de tamaño profesional y un pequeño objetivo compacto pero hay que reconocer que no está diseñado para eso pues va demasiado apretada y, una vez dentro de la bandolera, cuesta cerrar la cremallera de ésta. Más bien parece que el equipo adecuado para esta bolsa sea una réflex de aficionado con el objetivo de serie o, mejor aún, una cámara sin espejo. Con cualquiera de estos equipos quedaría, además, espacio para objetivos extra o incluso otros accesorios pues el bolsito interno incorpora separadores que se pueden configurar a gusto.

Vanguard Veo 37 Messenger; compartimiento para ordenador
El espacio principal incluye un hueco para un ordenador portátil de once pulgadas. © Fernando Galán.

A los lados de este bolsito extraíble, aún queda espacio para más material fotográfico (recordemos que la bolsa está acolchada) u otros accesorios más propios del “turisteo”. El espacio principal lleva un separador en el que cabría un ordenador portátil pequeño o una Tablet y que se cierra mediante una tira con “velcro”.


El bolsillo en que se aloja la funda antilluvia permite, además, guardar documentación, cables, etc. © Fernando Galán.

En el exterior de la bolsa encontramos tres bolsillos más: en el frontal, uno con cremallera que, además de alojar la funda protectora para la lluvia, incluye dos bolsillitos más para tarjetas de memoria y/o baterías extra y aún deja espacio para guardar documentación, etc; En la parte trasera, otro fondo, esta vez con cierre de velcro, también útil para llevar papeles, libretas… y en el lateral un amplio bolsillo, sin cierre, ajustado con un elástico, en el que se podría llevar una botella de agua, por ejemplo.

Junto al bolsillo trasero, apto para libros o cuadernos, un pequeño y discreto asa ayuda a trasladar la bolsa. © Fernando Galán.

Muy práctico nos ha parecido una pequeño asa de mano, casi camuflado y que, por tanto, no molesta al cuidado diseño pero que sirve de gran ayuda para cambiar la bolsa de sitio o para traslados pequeños.

Bolsillo interno para tarjetas, baterías o accesorios pequeños. © Fernando Galán.
Bolsillo interno para tarjetas, baterías o accesorios pequeños. © Fernando Galán.

Para los acostumbrados (como el que suscribe) a llevar bolsos en bandolera, la Veo 37 Messenger resulta muy cómoda de transportar (a la cinta, suficientemente ancha, se añade una hombrera acolchada) y más aún para acceder al equipo durante la marcha, quizá su principal baza. No obstante, por ligero que sea todo el equipo, si vamos sumando gramos (la bolsa pesa 970 gr.), al final nos encontramos con unos cuantos kilos que harán que nuestra espalda se resienta. Aunque ya sabemos que este es uno de los males del fotógrafo…

<img class="size-full wp-image-132604" src="https://www.albedomedia.com/wp-content/uploads/2015/09/Vanguard_Veo_13_A.jpg" alt="Un bolsillo lateral permite guardar objetos de uso inmediato. © Fernando Galán.” width=”600″ height=”400″ /> Un bolsillo lateral permite guardar objetos de uso inmediato. © Fernando Galán. 

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.