Con motivo de la presentación oficial, en Londres, a un reducido grupo de medios europeos especializados, de las nuevas Canon EOS 5DS y 5DS R hemos podido realizar una breve toma de contacto, tanto con las dos nuevas cámaras como con el no menos nuevo EF 11-24 mm f/4L USM.

Salvo los logotipos, "más de lo mismo" estéticamente. Ni por delante ni por detrás. Continuismo total. © Albedo Media
Salvo los logotipos, «más de lo mismo» estéticamente. Ni por delante ni por detrás. Continuismo total. © Albedo Media

A la presentación asistieron diversos responsables del desarrollo de los nuevos productos, así como “exploradores” o “embajadores” de Canon, esto es, fotógrafos que trabajan con los equipos de la marca y colaboran con la firma.

El hecho de ser un grupo reducido, facilitó mucho la comunicación, si bien a la hora de poder realizar alguna toma con los equipos, en exteriores, con temperaturas del orden de los cero grados –con viento– la cosa no estuvo tan fácil. Una estricta y acertada organización ofrecía a cada participante, por riguroso turno y horario… ¡tan solo 10 minutos!

La situación de toma, en el entorno de los cero grados, con viento húmedo, exigía una cierta preparación de indumentaria a los participantes © Magdalena Moya
La situación de toma, en el entorno de los cero grados, con viento húmedo, exigía una cierta preparación de indumentaria a los participantes © Magdalena Moya

Muy justo para probar un equipo, pero decimos lo de “afortunada” por un lado porque así no se producía el habitual fenómeno de acaparamiento por los buitres de turno, y por otro…¡porque al acabar nuestro turno de 10 minutos podíamos correr al interior y volver al café! Además de las unidades beta “utilizables” se disponía de otras que podríamos llamar “sub-beta” para trastear y toquetear en el interior del espacio de la presentación.

Por acuerdo estricto con Canon debemos mencionar que todas las imágenes tomadas con las EOS 5Ds/5Ds R así como con el objetivo EF 11-24 mm f/4L USM, obedecen a unidades beta, y por tanto la calidad de imagen final puede variar. Igualmente, no pueden mostrarse imágenes a resolución completa para descargar. Así mismo, las muestras disponibles solo operaban en modo JPEG.

Sensaciones de manejo

Los familiarizados con las cámaras DSLR de Canon no notarán nada especial al sostener en las manos una EOS 5Ds o 5Ds R, salvo ese «feeling» interno de conocer que –a día de hoy– su EOS incorpora un sensor de 24 x 36 mm en 50,3 Mpx. de resolución efectiva.

Ello es bueno, pues un usuario de la marca encontrará los mandos, pulsadores, diales y menús más o menos en el mismo sitio y con la misma estética de cualquier cámara “Pro” de la firma que haya estado usando, si bien ahora, la configuración de la pantalla puede ser modificada por el usuario.

Y ello, desde nuestra humilde opinión, no es tan bueno porque tanto las DSLR de Canon como las de Nikon, resultan ya “aburridas” con una estética muy manida, muy “gastada” un tanto vulgar. Deberían contratar a un buen diseñador para que les diese “un toque”, y las EOS 5Ds y 5Ds R han sido una ocasión perdida. Casi todos los fabricantes de cámaras CSC baten en atractivo, diseño y acabado a Canon y a Nikon.

Algo realmente digno de mencionar es que el disparo es suavísimo, con un mínimo de “mirror blackout”, esto es, de tiempo de oscurecimiento en el visor por el movimiento del espejo. Ello representa un gran avance en una réflex ya que las CSC o “mirrorless” están ahí en clara ventaja.

© Albedo Media
© Albedo Media

Cuerpo robusto y ligero

En la mano, una EOS 5DS no resulta más pesada de lo habitual en este tipo de DSLR y ello se debe en gran parte al cuerpo en aleación de aluminio y magnesio. Pudimos tener uno entre manos y podemos decir que su ligereza es impresionante: echamos de menos tener a mano nuestra báscula de precisión, pero nos da la impresión de que puede no superar los 30 gramos.

© Albedo Media
© Albedo Media

El cuerpo es de nuevo diseño, y las partes van ensambladas con una suerte de encaje para aumentar aún más el sellado y la rigidez. La parte inferior parece ser una plancha de acero inoxidable, para aumentar no ya la rigidez, sino la resistencia a la fractura –que en la aleación de aluminio y magnesio en realidad no es muy alta– dado que ahí es donde va la rosca para el trípode.

Muestras

En lo que parece un golpe en la mesa respecto a los movimientos de otras marcas –que sin ser ya nuevas en esto tienen menos años en el sector que el binomio Nikon/Canon– Canon lanza al fin su esperada versión de alta resolución de la 5D, bajo el nombre EOS 5Ds/5DS R se esconde un captor de 24×36 mm y nada menos que 50,3 millones de píxeles.

Las preguntas que surgen son varias y lógicamente relacionadas entre sí…¿era necesario un modelo así? ¿no será la fotocélula demasiado pequeña? ¿no dará esto una peor relación de latitud y ruido electrónico? y quizás una de las más importantes para este tamaño de captor… ¿cuántos de los objetivos «blanquitos» darán la  talla ante tal descomunal exigencia?

Sin poder responder a ninguna de ellas de manera contundente bajo las premisas impuestas en esta breve visita a Londres con el tiempo de uso por máquina medido y ser todas las cámaras de preproducción, podemos ofrecer alguna información útil previa, sacada de primeras fuentes de la marca y nuestra propias conclusiones tras esta toma de contacto con el equipo.

En conversación con Mike Burnhill nuestras dudas más temibles se vieron confirmadas, del todo el imponente elenco de ópticas de gama profesional L de la firma solo unos pocos, entre los que se encuentran los últimos objetivos presentados por Canon, serían capaces de exprimir convenientemente estos 50,3 millones de píxeles. Por no hablar de la cantidad de trazas ópticas que ahora soportamos debido a la resolución moderada de los captores y que en esta vorágine del detalle, se verán amplificadas de manera exponencial, aberraciones geométricas, halos y demás artefactos serán en estos sensores de alta resolución mucho más evidentes.

Enlazando con esto último aportamos un detalle interesante, sobre el cual ya hablamos mientras probamos las ultimas Sony de alta densidad de pixel la trepidación y la obturación mínima necesaria para tener una toma realmente a foco, para un captor de tan alta resolución.

Pasan de hecho muchas tomas por buenas en la actualidad y sin entrar hablar de la precisión o veracidad de los obturadores controlados electrónicamente daría para varios tomos y está fuera de nuestra intención actual, es la resolución moderada de los captores la que «camufla» micro trepidaciones que realmente alteran –bastante– la sensación de nitidez de la imagen final.

Habrá por lo tanto que revisar a fondo esto de los márgenes seguros de obturación para estos nuevos captores, dado que creemos firmemente que la regla «focal = obturación más cercana» empieza a quedarse corta según qué contextos…ya lo dijo Erwin Puts hace muchos más años cuando testaba toda la gama óptica de Leica y hablamos de test a pulso sobre película capaz de resolver más de 100 pares de líneas por milímetro cuadrado, justo lo que empieza a resolver los equipos modernos en 24x36mm con ópticas adecuadas…nada nuevo bajo el sol.

Y bien, ¿qué pasa con el ruido electrónico para una fotocélula cada vez más pequeña? veamos:

Test Señal/Ruido

Test de señal/ruido con una unidad de preproducción de la nueva Canon EOS 5Ds R de 50,3 Mpx. La calidad final de la imagen, puede variar © Albedo Media
Test de señal/ruido con una unidad de preproducción de la nueva Canon EOS 5Ds R de 50,3 Mpx. La calidad final de la imagen, puede variar © Albedo Media

Actualización: Por requerimiento de Canon España, retiramos el enlace hacia los parches de 600 x 600 píxeles de la imagen superior. A pesar de que en el documento escrito que firmamos sobre el terreno solo se hacía referencia a que no se debían publicar imágenes descargables a plena resolución. Ello sin hacer referencia a ningún otro aspecto en dicho documento. Obviamente, en una situación en la que parte de la actividad se realizaba en el interior del recinto y parte fuera del mismo, no nos podemos hacer responsables de posibles comunicaciones verbales ajenas al documento firmado antes citado. Lamentamos las molestias que esta desconexión pueda suponer a nuestros lectores y nos ratificamos en los buenos resultados que se apreciaban en los parches citados.

Teniendo en cuenta lo poco que ayuda la escena –impuesta en cierta forma por Canon– la bruma, la contaminación y otros factores externos –no olvidemos, cámara de preproducción– tenemos que ser cautos a la hora de evaluar los resultados.

• Primeramente damos la enhorabuena a los ingenieros de Canon por lograr que un fotocélula tan pequeña sea capaz de captar tan bien, algo que tenemos que achacar seguramente a una sabia combinación entre hardware y software, superficies útiles aprovechadas al máximo, ausencia de filtro de paso bajo y un procesador de imagen eficiente.

• Los resultados son limpios y nítidos en toda la banda de ISO (100-6.400) con pérdidas razonables de nitidez y latitud a partir de 3.200 ISO, lo cual para este tipo de captor no es mal dato.

• Pensemos que nos encontramos ante la versión JPG del archivo, Canon nunca brilló demasiado por pulir mucho sus JPG directos por lo que es razonable pensar que podremos exprimir mucha más calidad de un archivo RAW y buena gestión en la edición.

En definitiva, sin ser resultados que deslumbren a nadie –llevamos dos años de importantes avances en esto de la señal/ruido– si nos cambiamos las gafas de «fotoperiodistas a ISOs imposibles» y nos ponemos las de «equipo de alta resolución» esta nueva canon EOS 5Ds R puede ser un importante detractor del cada vez más moribundo formato medio digital, ya que so pena que siga evolucionando hacia otros lares, parece que ya nadie va necesitar más resolución en un equipo de 24x36mm…otra cosa es que tenga ganas de invertir en la óptica necesaria para sacarle rendimiento.

Ver: información más amplia sobre las EOS 5Ds y 5Ds R

Ver: charla con Mike Burnhill, de Canon acerca de los nuevos productos

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.