Compartir

Cumpliendo el matemático calendario de actualizaciones al que nos tiene acostumbrados Canon, esta mañana se ha presentado oficialmente la segunda versión de la exitosa cámara de entrada de gama al formato 24×36 mm, la Canon EOS 6D Mark II, que pudimos “palpar” durante una breve toma de contacto organizada por el fabricante en su sede madrileña.

Canon EOS 6D Mark II
Canon EOS 6D… ¿Mark I o Mark II? © Albedo Media

Además del renovado sensor con el previsible aumento de resolución, que pasa ahora a 26,2 Mpx, la nueva 6D incorpora el procesador más reciente –DIGIC 7–, un AF de 45 puntos –todos ellos en cruz–, y la tecnología Dual Pixel CMOS AF. Estos cambios encabezan una lista a la que se añadirían otras mejoras que se han introducido, según el fabricante, atendiendo las demandas de los usuarios.

Canon no quiere sorpresas para sus clientes, motivo por el cual se marca la continuidad del diseño como premisa básica en el desarrollo, de tal manera que en la EOS 6D Mk II todo se encuentra en el mismo lugar que antes. Las medidas externas y el peso –685 g– varían muy poco con respecto a la primera versión y tampoco se ha variado la estanqueidad. De hecho, tanto viendo la cámara de frente como con ella en la mano, hay que fijarse bien en la grafía para darnos cuenta de que nos encontramos ante un nuevo modelo pues, salvo la pantalla trasera, prácticamente no se aprecia ningún cambio externo.

Canon EOS 6D Mark II
Pantalla articulada por primera vez en un modelo con sensor 24×36 mm de Canon. © Albedo Media

En efecto, este último es el cambio más importante en cuanto al diseño se refiere: la incorporación por primera vez de la pantalla articulada en un modelo de la firma con sensor de 24×36 mm. Aunque sigue teniendo la misma resolución, en este caso se puede controlar mediante de forma táctil. Aunque, aparentemente, esta pantalla no difiere mucho de las que incorporan otros modelos del mismo fabricante, preguntados los responsables del producto por la resistencia del sistema, nos informan de que se han tenido en cuenta las duras condiciones de trabajo a las que, se supone, se someterá esta cámara.

Canon EOS 6D Mark II
Canon EOS 6D Mark II, con pantalla abatible. © Albedo Media

En la mano, el conjunto del cuerpo parece, efectivamente, tan robusto como otras cámaras de gama alta de Canon: 7D Mark II o 5D Mark IV. Aunque echamos en falta el práctico joystick que sí que está presente en ellas y que comienza a ser habitual en cada vez más modelos de otros fabricantes. Lamentable carencia en una cámara de esta categoría, pensamos.

A pesar del escaso tiempo que pudimos disfrutar de esta renovada versión, la ergonomía parece apropiada incluso con objetivos grandes pues posee una generosa empuñadura que facilita el agarre. En el visor no apreciamos cambios y se mantiene una cobertura cercana al 98 %.

Canon EOS 6D Mark II
Canon EOS 6D Mark II © Albedo Media

La sensibilidad se ha ampliado hasta ISO 40.000 pudiendo alcanzar un valor forzado de IE 102.400. La mencionada mejora del enfoque se acompaña de un aumento de la velocidad de ráfaga que llega ahora a los 6,5 fps, siempre y cuando se utiliza el visor óptico –en Live View la velocidad se reduce–. El vídeo también se ha visto mejorado en esta nueva versión. Por un lado, porque cuenta con estabilización de cinco ejes para compensar el movimiento de las grabaciones a pulso. Por otro, por la pantalla articulada y por el mencionado sistema Dual Pixel CMOS AF ya habitual en los últimos modelos de Canon.

Incorpora, asimismo, un intervalómetro y la posibilidad de realizar time-lapse en 4K. Eso sí, las grabaciones de vídeo convencionales han de conformarse con Full HD a 60 p –a 30p en el modelo anterior–. Se incluye también de un “modo cine” para las transiciones de foco durante la grabación de imágenes en movimiento y de un modo de visión directo –Live View– más potente.

Canon EOS 6D Mark II
La Canon 6D Mark II sigue siendo una cámara bastante compacta a pesar de equipar un sensor 24×36 mm © Albedo Media

Del mismo modo, se ha mejorado la conectividad: al Wi-Fi que ya tenía la versión anterior se ha añadido el NFC y el Bluetooth con un protocolo de bajo consumo de batería. Se conserva el GPS pero se ha actualizado al mismo tipo que utiliza la nueva EOS 5D Mark IV. Se mantiene, no obstante, el puerto USB 2.0, algo difícil de entender para una cámara de estas características.

Si bien la mayoría de las novedades eran las esperadas, no dejamos de echar en falta una funcionalidad de vídeo más avanzada –como una compatibilidad total con la resolución 4K–, pero entendemos que estamos delante del modelo de entrada de gama al segmento 24×36 mm de Canon, y ello requiere hacer concesiones. Han tenido que pasar, eso sí, casi 5 años desde la primera versión, lo que suele alimentar aún más las expectativas de este modelo tan popular, pero la realidad es bien diferente, pues es necesario encontrar un buen compromiso entre precio y prestaciones, algo cada vez más crítico debido a la fuerte competencia en el sector.

Compartir
Fernando Galán
Periodista de carrera, pronto se interesó por la imagen tanto (o más) que por las palabras y empezó a ganarse la vida con la fotografía, después con el diseño gráfico para volver de nuevo a la fotografía. Autor de diversos blogs literarios y fotográficos desde el año 2003, en la actualidad compatibiliza la enseñanza con la profesión y las colaboraciones en este medio.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.