La gama EOS para “aficionados entusiastas” –según denominación del fabricante–  se renueva con la presentación de la EOS 80D, poco antes de que su predecesora, la 70D, cumpla tres años en el mercado. Una cámara con un sensor APS-C de 24,2 Mpx para el que, además de en otras novedades, se hace hincapié en sus mejoras para la fotografía de acción.

Amanecer
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/320 s, f/11 ISO 100. © Fernando Galán

No es de extrañar ya que, entre sus principales avances, además del aumento del número de píxeles, encontramos el sistema de enfoque. Incorpora un AF de 45 puntos todos ellos en cruz y que se pueden seleccionar de manera individual o agrupados, tal y como ya se ha visto en otros modelos de gama superior del mismo fabricante.

Coche abandonado
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/100 s, f/5,6 ISO 2.000. © Fernando Galán

Continuidad

En el exterior pocos cambios, por no decir ninguno. Algo que, sin duda alegrará a los “fans” de la marca y a los usuarios procedentes de modelos anteriores que podrán adaptarse sin ningún tipo de esfuerzo. Veinte gramos más ligera y apenas un centímetro más, algunos pequeños retoques en la protección de las conexiones y en el botón de desmontaje del objetivo y un par de modos más en el dial.

Canon 80D
La nueva Canon EOS 80D es una propuesta para los usuarios «entusiastas», e incorpora algunos de los últimos avances de la firma en tecnología © Fernando Galán
Vista trasera, con la pantalla LCD articulada girada, muy útil para ángulos imposibles o tomas videográficas.
Vista trasera, con la pantalla LCD articulada girada, muy útil para ángulos imposibles o tomas videográficas. © Fernando Galán
Botella
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/30 s, f/5,6 ISO 2.000. © Fernando Galán
Hispano Olivetti
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/60 s, f/5,6 ISO 6.400. © Fernando Galán

Indudablemente, Canon apuesta por la continuidad. Al fin y al cabo, si la fórmula funciona ¿Por qué cambiarla? Deben pensar los ingenieros de la marca. Precisamente, como funciona, ya sabemos que resulta cómoda en mano, muy equilibrada con el objetivo de kit que nos proporcionan para la prueba (EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS USM), de tacto agradable y mandos bien colocados y suaves en el manejo. O sea, igual que antes.

Cerezo en flor
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/320 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

El visor ha aumentado su cobertura hasta el 100 %, lo que se agradece en una cámara que, sin definirse como profesional, sí pretende satisfacer gran parte de usuarios con visos de serlo. La pantalla articulada trasera, sin cambio alguno, sigue siendo táctil, de 3” y completamente abatible.

Noria
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 35 mm. 1/1250 s, f/11 ISO 100. © Fernando Galán

En definitiva, como indicábamos, “la belleza” va por dentro. Repasemos, por tanto, los puntos clave que llevarán a los dubitativos a bien decidirse por seguir con su modelo antiguo, bien actualizarse.

Rocío al amanecer
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/200 s, f/6,3 ISO 100. © Fernando Galán

Enfoque

En este sentido el enfoque se convierte en la estrella. Pasar de 19 a 45 puntos no deja indiferente. Más aún si tenemos en cuenta que todos ellos son en cruz y que se ha aumentado la capacidad de “ver” en bajos niveles de luz hasta al menos tres pasos.

Skater
Canon EOS 80D con EF 100 mm f/2,8. 1/400 s, f/4 ISO 800. © Fernando Galán

Efectivamente, las situaciones que se nos han planteado durante esta prueba se han resuelto sin problemas. Incluso realizando seguimiento de enfoque con poca luz el sistema ha funcionado perfectamente.

Skater
Canon EOS 80D con EF 24-70 mm f/2,8 a 70 mm. 1/250 s, f/2,8 ISO 6.400. © Fernando Galán

De estos 45 puntos, 27 son compatibles con AF a f/8 con todas las gamas de objetivos, teleconvertidores y tubos de extensión. En el centro dispone de un punto dual en cruz que funciona a f/2,8 y f/5,6.

Skater
Canon EOS 80D con EF 24-70 mm f/2,8 a 70 mm. 1/250 s, f/2,8 ISO 6.400. © Fernando Galán

El sistema de enfoque incorpora la tecnología Dual Pixel CMOS AF ya vista en modelos anteriores de este fabricante y que mejora el comportamiento para sujetos en acción y para seguir en enfoque durante la grabación de vídeos, aunque, en este caso, la capacidad de respuesta resulta algo lenta.

Skater en acción
Seguimiento de sujeto realizado con la 80D en modo de ráfaga rápida. Pinchar para acceder a la animación en tamaño completo

Durante nuestra prueba de campo hemos comprobado que el enfoque realiza un seguimiento perfecto tanto en desplazamientos transversales como cuando el sujeto se desplaza hacia nosotros. La frecuencia de la ráfaga y el enfoque se mantienen a la par y podemos realizar secuencias sin perder el foco.

Rocío al amanecer
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/200 s, f/6,3 ISO 100. © Fernando Galán
Antigüedades
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/50 s, f/8 ISO 2.000. © Fernando Galán

Sensor

Un sensor completamente renovado, decíamos, que aumenta la resolución hasta 24,2 Mpx y el rango de ISO hasta 16.000 –25.600 si forzamos–. De reducir el ruido en estos casos se encarga un procesador también nuevo, el DIGIC 6, con un resultado francamente positivo.

Edificio de oficinas
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 85 mm. 1/320 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán
Figurita de porcelana
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/250 s, f/5,6 ISO 2.000. © Fernando Galán

No sólo se consigue un nivel de ruido muy controlado en el archivo RAW sino una compresión JPG poco agresiva y armoniosa. Así, resultan perfectamente aprovechables, según gustos o necesidades, sin problemas las fotografías tomadas hasta 5.000 o 6.400 ISO, pero en caso de necesidad, muy asumibles las tomas con valores mayores.

ISO
En este montaje realizado utilizando el modo «P» y un trípode podemos observar la incidencia de los diferentes rangos de ajuste ISO sobre la misma toma.
Edificio de oficinas
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/320 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Como, además, el foco no nos ha dado ningún problema incluso con poca luz, la utilización de esta cámara en fotografía de conciertos, por ejemplo, resulta muy apropiada. Para estos casos se puede configurar el obturador en modo silencioso, aunque con una reducción del número de disparos en ráfaga.

Noria
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 81 mm. 1/320 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Ya que mencionamos la ráfaga, no hay cambios en este aspecto. Siete disparos por segundo que, disparando a máxima resolución y grabando en RAW y JPEG en una tarjeta rápida (600 X) dan para unas dos o tres ráfagas antes de que se llene el buffer. Grabando sólo en uno de los dos formatos, el número de disparos reales se multiplica hasta el punto que, al grabar en JPEG de alta calidad, no llegamos a tener problema de memoria intermedia.

Libros antigüos
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 64 mm. 1/160 s, f/5 ISO 2.000. © Fernando Galán
Edificio de oficinas
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/60 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Siguiendo con la lista de novedades importantes de esta EOS 80D, encontramos un sistema de medición de luz muy similar al que utiliza la última actualización del buque insignia de Canon, la EOS 1DX Mark II. Se trata de una matriz de 7.560 píxeles dedicada en exclusiva a la medición de luz que combina el modo tradicional RGB con un medidor de luz infrarroja para así detectar todo tipo de luces y obtener una exposición exacta en cualquier situación.

Edificio de oficinas
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/200 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Dada la orientación deportiva de esta cámara no podía faltar la detección del parpadeo de luz que ya viéramos en otras cámaras de gama superior del mismo fabricante. Se supone que los polideportivos –aún iluminados con lámparas de descarga– serán con frecuencia escenario natural de la 80D y las variaciones de color y luminosidad en una ráfaga son palpables cuando no se activa este sistema.

Edificio de oficinas
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 79 mm. 1/125 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Otras novedades

Ahora que el Time Lapse está tan de moda, también agradecerán los usuarios amigos de esta técnica la posibilidad de programar los disparos sin necesidad de recurrir a un intervalómetro externo. Se pueden programar hasta noventa y nueve disparos con intervalos de tiempo a elegir desde un segundo hasta cien horas. Aunque no resulta posible programar el comienzo del temporizador, éste no empieza a contar hasta que no se disparar la primera foto. Aún con el intervalómetro activado se puede utilizar el modo «bulb».

Farola
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 92 mm. 1/125 s, f/5,6 ISO 100. © Fernando Galán

Los mismos usuarios quizá lamenten la ausencia de grabación de vídeo en 4K, ahora que tan frecuente resulta en casi todos los modelos. Se conforma con grabación en Full HD hasta 60 fps. Eso sí, se puede elegir el formato de grabación de los archivos entre MOV y MP4.

Mercadillo reflejado
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 67 mm. 1/60 s, f/8 ISO 2000. © Fernando Galán

Incorpora, sin embargo, otra de las características que hoy no pueden faltar en ninguna cámara, la omnipresente conectividad inalámbrica Wi-Fi, que en este caso se completa con el sistema de contacto por campo cercano NFC. Gracias a la aplicación Camera Connect resulta posible, no sólo transferir las fotografías desde la cámara al dispositivo móvil sino utilizar éste como un completo mando a distancia con todas las funciones, incluso en modo bulb.

Torito
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 97 mm. 1/60 s, f/5,6 ISO 12.800. © Fernando Galán
Singles de vinilo
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/200 s, f/6,3 ISO 3.200. © Fernando Galán

Comentábamos al principio que entre las escasas diferencias externas se encontraba algún modo más en el dial. Los más interesantes, son a nuestro entender, dos modos personalizables; un detalle más para acercar este modelo a los usuarios semiprofesionales. Por el contrario, el otro botón nuevo pensamos que se usará muy poco por el destinatario tipo de esta cámara. Se trata de efectos “creativos” tales como cámara de juguete, miniatura, acuarela…

Olmo
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 135 mm. 1/200 s, f/8 ISO 100. © Fernando Galán

Conclusión

Sobre una línea absolutamente continuista y sin grandes sorpresas, Canon va incorporando a sus modelos intermedios los avances de modelos superiores para tratar de satisfacer la demanda de sus clientes fieles.

Libro antiguo
Canon EOS 80D con EF-S 18-135 mm a 100 mm. 1/200 s, f/6,3 ISO 1.000. © Fernando Galán

El habitual usuario de Canon quizá encuentre en el renovado sensor y el sistema de autoenfoque argumentos sólidos para desear actualizar el equipo. El precio, sin embargo, puede aumentar las dudas pues los 1.299 € que cuesta el cuerpo –precio oficial– se acercan bastante a cámaras con más empaque dentro del mismo catálogo, como la 7D Mark II o el primer escalón del sistema 24×36 mm, la EOS 6D. Eso, sin hablar de otros fabricantes u otros sistemas…

Nota – Para todas las fotografías (salvo que se indique lo contrario):

  • Realizadas a pulso, sin trípode ni monopié.
  • JPEG directos de cámara sin realizar ningún tipo de ajuste ni recorte.
  • Clic para ver a resolución nativa.

13 Comentarios

  1. Creo que ese precio está equivocado y me temo que sería solo para el cuerpo, siendo apróx. 1699€ con el objetivo.
    «…El precio, sin embargo, puede aumentar las dudas pues los 1.299 € que cuesta el kit con el EF-S 18-135…»
    Gracias por la prueba de campo.

  2. En efecto Antonio, el precio de 1.299 € era para el precio oficial para solo el cuerpo; en kit con el EF-S 18-135 mm se puede encontrar hoy por debajo de los 1.600 €. Gracias por la aclaración, ya hemos actualizado el artículo correspondientemente. Un saludo.

  3. El intervalómetro se puede programar para un número ilimitado de disparos, el siguiente paso disponible después de 99.
    Mencionar también la posibilidad de utilizar la unidad externa de GPS acoplada a la zapata, sin necesidad de utilizar conexión
    por cable como si sucede con la 7D.

  4. He intentado programar el intervalometro un par de veces a 50 y a 30 disparos, en ambas ocasiones se detuvo en el disparo 9. Sabeis a que se puede deber???
    Por otro lado también estaría interesado en saber como programar más de 99 disparos con más detalle

    Gracias

    • Hola José Julián
      Gracias por tu consulta. Normalmente el breve tiempo del que disponemos para realizar una prueba de campo suele impedirnos exprimir al máximo los equipos. En este caso probamos el intervalómetro para ver que funcionaba y cómo lo hacía pero no pudimos experimentar con todas las opciones ni en repetidas ocasiones. En nuestra prueba no tuvimos ningún problema. Te recomendamos que revises el manual de instrucciones completo de la cámara en el que explican todas las opciones y si aun así persiste el problema, acudas al servicio técnico de la marca.
      Esperemos que se resuelva así tu duda.
      Un saludo

    • Hola Jean. Según nuestra pruebas, se puede trabajar sin problemas con tomas realizadas a ISO 1.600 o ISO 3.200 aunque, dependiendo del contexto, incluso a ISO 6.400 se pueden aprovechar las tomas. Un saludo.

    • Hola Cristian. En teoría, los ajustes de reducción de ruido en cámara solo afectarían a las imágenes JPEG, no a los ficheros RAW. Luego, dependiendo del revelador que uses, puede que este aplique los ajustes de la imagen JPEG correspondiente (si has disparado en JPEG + RAW) al fichero RAW en cuestión para mostrarte la previsualización de este último. De todos modos, en caso de duda, lo mejor es comprobarlo de primera mano: realizar una toma en JPEG y en RAW, con los diferentes ajustes de reducción de ruido (activados/desactivados) y comprobar las diferencias en la aplicación que uses, siempre teniendo en cuenta que la comparación debes realizarla en modo 1:1 (donde un píxel en la pantalla corresponde a un píxel de la toma, sin diezmados ni interpolaciones). Esperamos haber resuelto tus dudas. Saludos.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.