Cuatro años después de las primeras andaduras de Canon en el mundo de las cámaras sin espejo, y unos cuantos más después de la competencia, la compañía de referencia del sector fotográfico ha decidido dar un paso más con la EOS M5, su primera ‘mirrorless’ enfocada al usuario amateur avanzado o incluso al profesional que busca un segundo cuerpo.

Canon EF-S 50 mm f/1,8 sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media
Canon EF 50 mm f/1,8 STM sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media

Anunciada durante la pasada Photokina 2016, ya tuvimos ocasión de realizar una primera toma de contacto días antes de su presentación oficial, reservada a la prensa especializada del sector, donde pudimos corroborar lo que se venía proclamando: estábamos delante de la primera apuesta seria de Canon en el sector de las mirrorless, un sector en el que la firma siempre se había mantenido bastante rezagada con tímidas alternativas.

Antecedentes y características

Hay que remontarse a julio de 2012 para conocer la que sería la primera «sin espejo» de Canon y el nacimiento del sistema Canon EOS M. Un cuerpo de 300 gramos, con un sensor APS-C de 18 Mpx, un procesador DIGIC 4 y sin visor, que inauguraba la montura EF-M. Después de una EOS M2 que solo haría su aparición en Japón en diciembre de 2013, llegaría la tercera versión, la Canon EOS M3 en febrero de 2015; un cuerpo algo más pesado de 366 g, un aumento de resolución a los actuales 24 Mpx y un procesador DIGIC 6 serían las novedades más significativas, además de la posibilidad de usar un EVF opcional. Una versión de entrada de gama –el uso de dos dígitos en la numeración así lo delatan–, la EOS M10, sería presentada en octubre de 2015, que volvería a los 18 Mpx de los primeros modelos, pero con el DIGIC 6 de la M3.

Canon EOS M5 © Albedo Media
La Canon EOS M5 dispone de un sensor APS-C de 24 Mpx, la misma resolución que la M3 © Albedo Media

Finalmente, llegaría la EOS M5, con un visor electrónico integrado, una primicia para las mirrorless de Canon, con una resolución de 2,4 millones de puntos y una cobertura del 100 %. Su sensor APS-C de 24 Mpx con factor de recorte 1,6x –probablemente el mismo que el encontrado en la Canon 80D– viene acompañado de un procesador DIGIC 7 de última generación, lo que permite llegar a un sensibilidad máxima de 25.600 ISO y obtener ráfagas de hasta 9 fps con AE/AF bloqueados en la primera toma –7 fps sin dicho bloqueo–, valores que sitúan a la EOS M5 codo a codo con la competencia. Todo ello, no obstante, eleva su peso hasta los 427 g.

Canon EF-S 50 mm f/1,8 sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media
La Canon EOS M5 incorpora una pantalla inclinable y un visor electrónico, por primera vez en las ‘mirrorless’ de la compañía © Albedo Media

Por otro lado, la EOS M5 incluye el sistema de enfoque Dual Pixel CMOS AF, inaugurado con la Canon 70D, y hasta el momento reservado solo a las cámaras réflex de la compañía. Este sistema de enfoque híbrido, con 49 puntos de AF, incluye píxeles de detección de fase en el sensor y da sentido al uso del adaptador EF, que permite utilizar ópticas Canon EF y EF-S en el cuerpo de la EOS M5.

Canon EF-S 50 mm f/1,8, Canon EOS M5 y adaptador EF © Albedo Media
Gracias al adaptador EF, podemos montar ópticas EF y EF-S en el cuerpo de la EOS M5; el Dual Pixel CMOS AF nos garantiza resultados dignos © Albedo Media

En el aspecto de vídeo, para decepción de muchos usuarios, no incluye ningún modo 4K, y se conforma con la resolución Full HD 1.080p60 y una modesta tasa de 35 Mbps. Seguramente, una decisión estratégica por parte de la compañía, aunque ciertamente discutible, pues el sistema de estabilización de 5 ejes de EOS M5 sólo es utilizable como tal en modo vídeo, lo que habría hecho de la última sin espejo de Canon una importante contendiente en el segmento del 4K amateur.

Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS sobre Canon EOS M5 © Albedo Media
La óptica de kit Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS cuenta con estabilización óptica; sin embargo, el sistema de estabilización de 5 ejes solo está disponible para grabación de vídeo © Albedo Media

Por último, Canon ha incorporado en su EOS M5 todo tipo de conexiones inalámbricas, desde el común Wi-Fi, hasta el sistema sin contacto NFC y el Bluetooth para una conectividad continua.

Ópticas para prueba y precios

Para nuestra prueba de campo, hemos dispuesto de hasta cuatro objetivos diferentes. Por un lado, los dos objetivos de kit para montura EF-M, el ya conocido Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS, que data de octubre 2015, y el más reciente Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS, que fue presentado conjuntamente con la EOS M5 durante la Photokina 2016, el pasado mes de septiembre. Montadas sobre el sensor APS-C de Canon, estas ópticas equivalen, respectivamente, a un 24-72 mm y un 28-240 mm aproximadamente en formato 35 mm.

Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS y Canon EOS M5 © Albedo Media
El compacto Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS se adapta perfectamente a las dimensiones de la EOS M5 © Albedo Media

Por otro lado, gracias al mencionado adaptador EF, hemos podido probar también otros dos objetivos de Canon, esta vez en montura EF-S. Se trata del Canon EF 50 mm f/1,8 STM y del relativamente reciente Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS, presentado a principios de 2016.

Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media
Un Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS montado sobre la EOS M5 mediante el adaptador EF; el desequilibrio de masas es evidente © Albedo Media

El precio oficial del cuerpo –incluyendo el adaptador EF, un acierto por parte de Canon teniendo en cuenta las escasas referencias de ópticas en montura nativa EF-M– es de 1.200 €, mientras que en kit con el EF-M 18-150 mm se eleva a 1.500 €. Sin embargo, en algunas tiendas ya puede encontrase en kit con el EF-M 15-45 mm por un precio similar al oficial del cuerpo.

Manejo y ergonomía

La EOS M5 sienta bien en las manos, y aunque la sensación es algo «plasticosa», transmite robustez y solidez al mismo tiempo. Su cuerpo de policarbonato, sin embargo, no está sellado contra la intemperie, algo que sí ofrecen algunos modelos de la competencia, que además presentan un acabado más «metálico».

Canon EF-S 50 mm f/1,8 sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media
Canon EF 50 mm f/1,8 STM sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media

A nuestro parecer, las dimensiones de la empuñadura son adecuadas, lo que permite una buena sujeción de la cámara en todo momento. Su ergonomía es, de hecho, uno de sus puntos fuertes, ya que ofrece nada menos que cuatro diales en el panel superior. Aparte del dial de control de modos, encontramos uno dedicado a la compensación de exposición y dos para los ajustes correspondientes al modo de exposición seleccionado, lo que permite operar la EOS M5 de forma muy eficiente.

Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS sobre Canon EOS M5 © Albedo Media
Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS sobre Canon EOS M5 © Albedo Media

Su generosa pantalla táctil inclinable de 3,2″ y 1,6 millones de puntos facilitan también el uso de la EOS M5. Cuenta además –como ya vimos en la reciente prueba de la Sony a6500, por ejemplo– de la selección del punto de enfoque a través de la pantalla mientras se hace uso del visor electrónico para encuadrar, lo que viene conociéndose como «Touch AF«. Para evitar accionar la pantalla involuntariamente con la nariz –por ejemplo–, Canon ha previsto la posibilidad de elegir la zona activa de la pantalla. No obstante, hemos tenido que lidiar con algún que otro comportamiento inconsistente, pues al reiniciar la cámara no siempre se guardaban los ajustes correspondientes, algo que esperamos que se solucione en próximas actualizaciones de firmware.

Canon EOS M5 © Albedo Media
Canon EOS M5 © Albedo Media

No son los únicos problemas con los que nos hemos enfrentado durante las pruebas. Es notoria la falta de reactividad al accionar el botón de disparo, así como el tedioso black-out del visor entre disparos. Asimismo, la autonomía de la EOS M5 se nos antoja bastante limitada, por debajo de sus competidoras. Así pues, es altamente recomendable activar el modo ‘Eco’, que disminuye el brillo de la pantalla tras 2 segundos de inactividad, y la apaga completamente al cabo de 10 s.

Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS sobre Canon EOS M5 © Albedo Media
Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS sobre Canon EOS M5 © Albedo Media

Por otro lado, la velocidad de enfoque, así como su precisión, representan un salto cualitativo respecto a los modelos precedentes de la gama EOS M de Canon gracias, en parte, a la incorporación del mencionado sistema Dual Pixel CMOS AF. No obstante, otras compañías que llevan más tiempo en el segmento de las mirrorless disponen en su catálogo de cámaras más rápidas, aunque en su uso diario hay que reconocer que la EOS M5 se desenvuelve con soltura. Si hacemos uso de ópticas EF-S mediante el adaptador EF suministrado con la cámara, la velocidad de AF decae moderadamente, aunque nos seguimos moviendo en valores aceptables.

Muestras

A continuación, mostramos unas cuentas tomas de prueba a resolución nativa realizadas con las diferentes ópticas disponibles, donde podemos apreciar el –en general– buen resultado de la EOS M5, tanto a nivel de contraste como de rango dinámico, a la par –como esperado– con la Canon 80D de la compañía, de características similares en cuento a especificaciones técnicas.

Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/320 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/320 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/30 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/30 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/200 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 45 mm – 1/200 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 35 mm – 1/500 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 35 mm – 1/500 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 15 mm – 1/1.600 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 15 mm – 1/1.600 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 35 mm – 1/60 s – f/5,6 – ISO 125 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 15-45 mm f/3,5-6,3 IS a 35 mm – 1/60 s – f/5,6 – ISO 125 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 70 mm – 1/500 s – f/8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 70 mm – 1/500 s – f/8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 100 mm – 1/500 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 100 mm – 1/500 s – f/6,3 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 37 mm – 1/500 s – f/5 – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 37 mm – 1/500 s – f/5 – ISO 200 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 50 mm f/1,8 con adaptador EF a 50 mm – 1/1.250 s – f/1,8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF 50 mm f/1,8 STM con adaptador EF a 50 mm – 1/1.250 s – f/1,8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 50 mm f/1,8 con adaptador EF a 50 mm – 1/2.000 s – f/4 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF 50 mm f/1,8 STM con adaptador EF a 50 mm – 1/2.000 s – f/4 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/25 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/25 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/40 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/40 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 50 mm f/1,8 con adaptador EF a 50 mm – 1/125 s – f/2,8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF 50 mm f/1,8 STM con adaptador EF a 50 mm – 1/125 s – f/2,8 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 18 mm – 1/60 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 18 mm – 1/60 s – f/5,6 – ISO 100 © Albedo Media

En cuanto a la sensibilidad, si bien los resultados son correctos, estos se sitúan un peldaño por debajo de lo que otras mirrorless de formato APS-C pueden hacer –pensamos en la Serie X de Fujifilm y sus sensores X-Trans CMOS o incluso en las Sony de la familia a6000–, sobre todo a índices ISO elevados.

Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 50 mm f/1,8 con adaptador EF a 50 mm – 1/25 s – f/2,8 – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF 50 mm f/1,8 STM con adaptador EF a 50 mm – 1/25 s – f/2,8 – ISO 800 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 150 mm – 1/500 s – f/6,3 – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 150 mm – 1/500 s – f/6,3 – ISO 1.250 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 100 mm – 1/250 s – f/6,3 – ISO 6.400 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-M 18-150 mm f/3,5-6,3 IS a 100 mm – 1/250 s – f/6,3 – ISO 6.400 © Albedo Media

Por lo que respecta a la estabilización, los resultados de la IS –Imagen Stabilization– de las ópticas provistas de este sistema de estabilización óptico son bastante aceptables, si bien hubiera sido más ventajoso poder utilizar la estabilización de 5 ejes como hacen otras cámaras sin espejo de la competencia.

Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/6 s – f/22 – ISO 100 © Albedo Media
Imagen tomada con Canon EOS M5 y Canon EF-S 18-135 mm f/3,5-5,6 IS con adaptador EF a 135 mm – 1/6 s – f/22 – ISO 100 © Albedo Media

Conclusiones

Si empezamos por la parte positiva, está claro que la Canon EOS M5 es la primera mirrorless realmente competente de la compañía. La incorporación –finalmente– de un visor electrónico en el cuerpo era una de las demandas principales por parte de los usuarios de la firma, que esperaban que su marca preferida propusiera en su catálogo una sin espejo capaz de competir sin complejos con el resto de modelos del mercado. Está claro que parte de su buen rendimiento viene dado por su completa hoja de especificaciones, a la par con las réflex APS-C de la compañía orientadas al usuario amateur avanzado. Sobre el papel, poco tiene que envidiar a las demás opciones de la competencia, excepto la posibilidad de grabar vídeo 4K o la integración completa de la estabilización de 5 ejes en el cuerpo.

Canon EF-S 50 mm f/1,8 sobre Canon EOS M5 con adaptador EF © Albedo Media
Un asequible Canon EF 50 mm f/1,8 STM montado sobre la Canon EOS M5 mediante el adaptador EF © Albedo Media

Sin embargo, y si bien es de agradecer que Canon suba una marcha más en su apuesta de cámaras sin espejo, aún falta un largo recorrido para poder ocupar el podio en este segmento. Aparte de ciertos problemas de agilidad –que deberían poder solucionarse sin grandes dificultades en futuras revisiones–, es necesario ofrecer un catálogo de ópticas nativas EF-M mucho más prolífico –actualmente Canon solo cuenta con 6 referencias–, pues a pesar del adaptador EF y de la integración del Dual Pixel AF CMOS –ambos siempre bienvenidos–, existe un claro desequilibrio al utilizar objetivos EF-S y EF, tanto de dimensiones como de velocidad de enfoque.

También nos gustaría poder ver, en futuras versiones, un cuerpo más contundente, con un acabado más profesional, así como un visor con un mayor factor de aumento y, por qué no, con una tasa de refresco aún más rápida. Todo ello ya lo ofrecen, de hecho, modelos competidores a precios no mucho mayores a los propuestos por Canon. Eso sí, seguramente el precio no sea tan problemático en sí, pues estamos convencidos de que, si la firma es capaz de ofrecer todas estas características deseadas, muchos usuarios estarán dispuestos a pagar ese plus de precio para poder optar por el savoir faire de Canon si ésta pone finalmente la quinta marcha.

4 Comentarios

  1. Estoy de acuerdo con las conclusiones. Llevo ya varias réflex analógicas y digitales de Canon, más la compacta G9. Y sigo esperando una mirrorless de la casa pequeña, potente, con calidad en la construcción. Me ha gustado las imágenes de ésta M5. Pero «eso de falta de reactividad» al botón de disparo, batería corta y costrucción de plástico me tira para atrás. Habiendo hace tiempo en escaparates de Sony y Panasonic máquinas con cuerpos sellados y prestaciones media altas con precio similar o inferior.

    • Hola Yen Chen. Efectivamente, otros fabricantes llevan ya más tiempo en este sector y disponen de una oferta más variada, entre las que encontramos, tal como comentas, cámaras con cuerpos sellados. Entendemos, no obstante, que Canon seguirá ampliando su catálogo de cámaras sin espejo en un futuro, con opciones más profesionales. Otra cosa, claro está, es el tema del precio, que actualmente es cierto que no dispone de la mejor relación calidad/precio del mercado. Saludos.

  2. Desde luego hacía falta el visor electrónico, algo que se echaba en falta en los modelos previos de las EOS M, y en cuanto a los acabados ‘plasticosos’, supongo que la M6 habrá sabido resolverlo con tanta rueda moleteada.

    Una cosa, estos nuevos modelos M, ¿Trabajan en espacios de color Adobe RGB y sRGB o sólo disponen de sRGB como ocurría en la M3 o M10?

    Veo que hacéis referencia en todas la ocasiones al 50mm como EF-S, sin embargo, estoy bastante seguro de que la montura es EF ‘a secas’.

    ¡Un saludo!

    • Hola Pablo. Muchas gracias por el aviso, efectivamente se trata de un error por nuestra parte, el 50 mm f/1,8 de Canon es una óptica EF y no EF-S; ya está corregido en el artículo. Por otro lado, respecto el tema del espacio de color, ahora mismo no disponemos de un modelo a mano para confirmártelo, pero según creemos que la EOS M5 sigue trabajando con el espacio de color sRGB; en todo caso, tal como puedes comprobar en la correspondiente etiqueta de los datos EXIF de las muestras de prueba, todas ellas hacen uso del mencionado espacio de color (ColorSpace = 1). ¡Un saludo!

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.