Londres – A las pocas horas de su presentación mundial, ya hemos podido realizar una primera prueba de la nueva cámara mirrorless de “formato completo” de Canon, la EOS R, acompañada del zoom RF 24-105 mm f/4L IS USM y el luminoso RF 50 mm f/1,2L USM.

Canon EOS R © Albedo Media
Canon EOS R © Albedo Media

Estos son los dos primeros objetivos que estarán disponibles en el mercado de los cuatro anunciados junto la EOS R, y que deberían llegar durante el próximo mes de octubre. Los otros dos objetivos, el RF 35 mm f/1,8 IS STM y el imponente zoom RF 28-70 mm f/2L USM deberían llegar en diciembre, aunque ya hemos podido ver y tocar los primeros prototipos disponibles.

Canon EOS R junto con RF 35 mm f/1,8 Macro IS STM © Albedo Media
Canon EOS R junto con RF 35 mm f/1,8 Macro IS STM © Albedo Media
Canon EOS R junto con el RF 50 mm f/1,2L USM © Albedo Media
Canon EOS R junto con el RF 50 mm f/1,2L USM © Albedo Media

Recordemos también que Canon ha lanzado también un adaptador EF-EOS R que permite usar el enorme elenco de óptica EF diseñadas para las cámaras réflex de la firma japonesa.

Canon EOS R junto con el EF 85 mm f/1,2L USM mediante el adaptador EF-EOS R estándar © Albedo Media
Canon EOS R junto con el EF 85 mm f/1,2L USM mediante el adaptador EF-EOS R estándar © Albedo Media

Este adaptador se presenta, además, acompañado de tres variantes, uno estándar, uno con anillo de control incorporado –para ofrecer la misma funcionalidad que las ópticas RF nativas, que ya llevan integrado este anillo en la parte frontal de su barrilete– y uno con portafiltros.

Canon EOS R y sus adaptadores para ópticas EF © Albedo Media
Canon EOS R y sus adaptadores para ópticas EF © Albedo Media

Diseño y manejo

La ergonomía general de la cámara es muy favorable, encaja perfectamente en la mano aportando una sensación de solidez convincente. El nivel de acabado y los materiales escogidos denotan la apuesta de la marca con esta nueva familia profesional. Destaca su amplio grip de generosas dimensiones, que garantiza un buen agarre y manejo.

Canon EOS R, fabricada en aleación de magnesio © Albedo Media
Canon EOS R, fabricada en aleación de magnesio © Albedo Media

Nos ha sorprendido gratamente la alta capacidad de personalización de la botonería superior, los diales y la nueva barra de control multifunción. Esta última representa en sí misma un cambio en la manera habitual de controlar una cámara. Quizás nos falten horas de rodaje para acostumbrarnos al sistema, no obstante lo cierto es que se nos ha hecho raro manejar ese elemento deslizando el dedo como si de un slider en una pantalla táctil se tratara. En cuanto al visor electrónico, nos ha parecido que estaba a la altura de los otros EVF de alta gama que ya hemos probado.

En el apartado de personalización no podemos olvidar el anillo de control multifunción que incorporan todas las nuevas ópticas Canon RF. El tacto y mecanizado de ese anillo es excelente, la precisión de este dependerá del tipo de ajuste que allí queramos derivar. Por omisión, se propone el control del diafragma mediante una simple combinación de teclas, operando por tercios de punto, matiz que, en el futuro, con otras ópticas RF previstas, podrá llegar a ser aún más preciso.

Personalización del anillo de control de las ópticas RF para Canon EOS R © Albedo Media
Personalización del anillo de control de las ópticas RF para Canon EOS R © Albedo Media

A excepción del Canon RF 35 mm f/1,8 Macro IS STM, el más pequeño y liviano de todo el elenco óptico presentado, el resto ópticas nos han parecido de un tamaño superlativo –en el caso del Canon RF 50 mm f/1,2L USM– o directamente excesivo –con el Canon RF 28-70 mm f/2L USM– rozando casi la incoherencia entre la ventaja buscada de un cuerpo sin espejo y una óptica de ingentes dimensiones.

Por supuesto las leyes ópticas mandan, cualquier objetivo de alta luminosidad –f/1,2 o f/2 en los casos que nos ocupan– implica un importante reto para un sistema de “formato completo” (24x36mm) que suele resolverse a golpe de número de lentes, de mayor tamaño, peso, complejidad o precio… en una meditada ecuación de todos esos componentes.

Entendemos que quizás era necesario cubrir ese escenario con una óptica totalmente inédita hasta la fecha tal como el Canon RF 28-70 mm f/2L USM para marcar un estatus e inaugurar el sistema bajo la estela de un hito técnico; lástima que el conjunto cuerpo de cámara y óptica quede tan desproporcionado que cuestione su verdadera utilidad.

Canon EOS R junto con el RF 28-70 mm f/2L USM © Albedo Media
Canon EOS R junto con el “monumental” RF 28-70 mm f/2L USM © Albedo Media

Hubiera sido a nuestro juicio más interesante sacrificar levemente esa luminosidad en pos de un peso y volumen acorde con el cuerpo de cámara, más aún cuando este equipo resuelve sin problemas tomas realizadas con valores ISO muy elevados –como veremos en la sección de muestras– pudiendo quedar el conjunto más razonable con una óptica f/2,8 constante, por ejemplo.

Durante el corto tiempo de convivencia, la respuesta general del equipo fue satisfactoria. El AF parece enganchar bien incluso hasta el lugares más recónditos y oscuros, no nos parece el más rápido del mercado en su categoría tal y como reza la nota de prensa oficial –pensamos en la tercera generación de las Sony α7–, pero desde luego es un AF veloz y preciso.

Idéntica situación nos encontramos con las ráfagas, donde sus 8 fps con AF fijo y 5 fps con AF por seguimiento no deslumbran a día de hoy respecto a otros competidores, aunque son más que suficientes para desarrollar una secuencia de imágenes en acción tal como el barrido que proponemos a modo de ejemplo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Muestras y calidad de imagen

A continuación, mostramos unas cuantas tomas a resolución nativa realizadas con las Canon EOS R en combinación con los objetivos RF 50 mm f/1,2L USM y RF 24-105 mm f/4L IS USM.

Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 31 mm – f/5,6 – ¹⁄₅₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 31 mm – f/5,6 – ¹⁄₅₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 35 mm – f/4,0 – ¹⁄₃₂₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 35 mm – f/4,0 – ¹⁄₃₂₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 100 © Albedo Media

El objetivo propuesto como kit para esta nueva EOS R es el Canon RF 24-105 mm f/4L IS USM, versión del famoso zoom EF de igual rango focal que tantas veces hemos visto acoplado a una réflex de la compañía. Parece que no se conformaron solo con copiar sus focales, dado que esta nueva óptica RF desarrolla mucha más nitidez y menor caída de calidad en las esquinas que su compañero EF.

Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₄₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₄₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 24 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₅₀ sec – ISO 100 © Albedo Media

La combinación con el Canon RF 50 mm f/1,2L USM fue una de nuestras preferidas; imágenes con focos selectivos extremos, un suave bokeh y una resolución a prueba de escépticos. Otra referencia que nace en el sistema R en relación directa a su equivalente de la serie L para la familia réflex.

Canon EOS R + RF50mm F1.2 L USM – 50 mm – f/1,2 – ¹⁄₈₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF50mm F1.2 L USM – 50 mm – f/1,2 – ¹⁄₈₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF50mm F1.2 L USM – 50 mm – f/4,0 – ¹⁄₁₀₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF50mm F1.2 L USM – 50 mm – f/4,0 – ¹⁄₁₀₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media
Canon EOS R + RF50mm F1.2 L USM – 50 mm – f/5,6 – ¹⁄₁₀₀ sec – ISO 100 © Albedo Media

Puestos a seguir con las pruebas de ópticas, qué mejor que probar el objetivo de retrato por excelencia dentro del catálogo de gama alta, serie L, el Canon EF 85mm f/1.2L II USM gracias al adaptador EF-EOS R.

Canon EOS R + EF85mm f/1.2L II USM – 85 mm – f/1,2 – ¹⁄₄₀₀ sec – ISO 1000 © Albedo Media
Canon EOS R + EF85mm f/1.2L II USM – 85 mm – f/1,2 – ¹⁄₄₀₀ sec – ISO 1000 © Albedo Media

La nitidez propia de esta famosa óptica sigue cumpliendo su trabajo, una lástima que el AF, adaptador mediante, no fuera tan rápido de operar como de manera nativa.

Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 105 mm – f/7,1 – ¹⁄₃₂₀₀ sec – ISO 32000 © Albedo Media
Canon EOS R + RF24-105mm F4 L IS USM – 105 mm – f/7,1 – ¹⁄₃₂₀₀ sec – ISO 32000 © Albedo Media
Canon EOS R + EF85mm f/1.2L II USM – 85 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₀₀ sec – ISO 2500 © Albedo Media
Canon EOS R + EF85mm f/1.2L II USM – 85 mm – f/5,6 – ¹⁄₂₀₀ sec – ISO 2500 © Albedo Media

Como era de esperar, esta nueva EOS R hereda los buenos resultados de señal/ruido a nivel de sensor y procesador de la familia réflex –equivalente a la Canon EOS 5D Mark IV–. Texturas legibles a valores ISO elevados, poca merma de la latitud nativa y mucha resistencia a mostrar tramas de ruido electrónico, en conjunto podemos valorar ese apartado como excelente.

Conclusiones

Con el paulatino crecimiento de las cámaras sin espejo de “formato completo” de la mano de Sony, las expectativas generadas para las apuestas por parte de Nikon y Canon eran altas. Ambas han apostado por una nueva montura de generosas dimensiones, para diseñar ópticas que nos recuerdan al principio del “telecentrismo” propuesto en su momento por Olympus para su sistema Micro Cuatro Tercios.

Pero Canon parece haber dado un paso más, al proponer en su nuevo sistema EOS R un conjunto de características que no se limitan a copiar lo que se hacían con las réflex. Por un lado, ha conseguido ofrecer un cuerpo con una buena ergonomía general, un excelente acabado y sensación de robustez, que incorpora un alto grado de personalización y una novedosa barra de control multifunción con un funcionamiento –tipo slider– acorde a la tecnología táctil actual derivada de los smartphones.

Asimismo, tampoco se han contentado en reproducir las mismas referencias en cuanto a ópticas se refiere, y proponer –ya de salida– algunos objetivos muy luminosos, así como un más que interesante anillo multifunción, otra novedad propia de su nuevo sistema mirrorless. Un fuerte comienzo, quizá demasiado, pues se imponen unos tamaños y precios en esta nueva serie RF L que pueden ser difíciles de digerir para muchos usuarios.

Sin embargo, nos alegra ver finalmente como hasta las marcas más estáticas y tradicionales convergen hacia sistemas sin espejo profesionales, sean bajo el formato de sensor que sea. Queda por ver, claro está, como resuelve el primer equipo sin espejo profesional de Canon la difícil tarea de abrir mercado sin canibalizar sus propias series de réflex profesional.

9 Comentarios

  1. Al final es cierto que el sensor no está estabilizado, y la batería es similar a disparos que la Nikon, y creo que el vídeo lo realiza solo con un recorte del sensor, que solo tiene una ranura SD (malo para los fotógrafos de boda), pero por lo demás no parece mala cámara, algo cara asá como sus ópticas, la tendremos en cuenta cuando me decida a cambiar.

  2. En este otoño inflexivo, Kina mediante, se van corroborando algunos aspectos que en mi entender marcarán pauta a largo plazo. Se universaliza el rectangulito de 24×36 mm, los demás serán o más grandes o más pequeños en referencia. Las bayonetas no se universalizan y la que lo pretendía se queda como una más en su nicho a la espera de si Pana diversifica tamaños. Las bayonetas Z y R son apuestas sólidas de las casas con espejo por además contar con cajas que no lo tengan, con una profundidad del parque óptico propio y de marcas ajenas importante. El puñado de ópticas para ambas bayonetas se nota que es una apuesta fuerte; el 28-70 f2 y el Nikkor 50 0.95: brutales y masivos. Apuntar también que Canon ha tenido que cambiar de bayoneta, lo que mirando al pasado quizá indique que el empecinamiento de Nikon con la F no fue tan mala idea a pesar de los quebraderos de cabeza que les ha supuesto durante tres décadas.

    Lo mirrorless no abarata la vida fotográfica. Esto ya parece ley escrita sobre piedra. Tampoco se puede esperar mucho más allá de un veinte por ciento de reducción peso tamaño.

    Los tres adaptadores R son una idea diría que cojonuda y muestra un camino lleno de posibilidades. Se abren un montón de posibilidades sinérgicas entre reflex y mirrorless en cohexistencia hermanada. No hacen falta filicidios ni fraticidios.

    Salud y saludos.

  3. Parece que Canon ha presumido más en sus nuevas ópticas que en el nuevo sistema sin espejo. Como se comentó, no hay relación entre un sistema “compacto” con un juego de ópticas mucho más pesadas y costosas que no se podrán usar en un dslr. Además, ópticas pesadas sin IS para una cámara sin IBIS?
    Las novedades de esta cámara las podrán heredar las DSLR lo que me hace pensar si esto fue una buena excusa para entrar en el mercado de las Sin Espejo. Canon debió ir más allá de la propuesta de Sony que tiene ya 3 generaciones de FF. La mayoría de comentarios que he leído están llenos de críticas negativas.
    Se me ocurre que esto lo han lanzado para evaluar la reacción del usuario y rectificarlas o mejorarlas en un próximo modelo similar a la Nikon Z7.
    Definitivamente la idea de compacto solo se puede sentir en una cámara de formato APS-C, aceptando sus condiciones.

  4. Una buena toma de contacto, se comprende que dentro de coordenadas muy ceñidas. Sería deseable profundizar en las opciones de vídeo, que parecen muy recortadas. Esperemos inquietos una prueba completa, ¿no?

    • Estimado Carlos, has dado en el clavo. La toma de contacto se realizó en apenas un día y medio, con dos ópticas principales y otras periféricas centrándonos solamente en aspectos fotográficos. Llevar a cabo un análisis serio sobre las cuestiones videográficas requiere un tiempo extra importante, algo que no tuvimos en la presentación internacional a medios. Realizaremos una prueba completa sobre estos y otros parámetros en cuanto nos cedan el equipo desde Canon España oficialmente solicitado por nuestra parte. Abrazo

  5. Excelente análisis. Serio, como la propia página. Creo que es la primpera vez que oigo hablar bien y con responsabilidad del nuevo sistema de Canon. Y me tranquiliza.

    • Gracias por tus palabras José, por el momento no sabemos hacer las cosas de otra manera, tampoco creo que vayamos a cambiar ahora de criterio…ya son demasiados años navegando por estas aguas. Abrazo

  6. Hace tropecientos años que soy usuario de Canon, desde mis lejanas AT-1 y A-1 hasta las APSC y “formato completo” (24 x 36 mm). Ahora bien, creo sinceramente que Canon no nos da a los usuarios todo lo que pudiera ofrecernos y me explico.

    La obstinación por usar recortes en sus sensores para vídeo 4K, la falta de estabilización en el sensor y las opciones de altas tasas de bits acompañadas de altas velocidades de cuadros, nos hacen pensar (y allá cada uno) que Canon quiere seguir dirigiendo el mercado de vídeo hacia sus otras líneas de productos.

    Y en este camino nos encontramos los usuarios de la marca, decidiendo si entramos por el aro de una cámara que nace con características ya superadas y que con adaptador perdemos la ventaja del peso-tamaño de las sin espejo, o simplemente cambiamos de marca.

    Claro, cambiar de marca es fácil de decir, pero muy costoso de realizar. Y hete aquí, que un servidor escogió este camino, y me alegro, porque veo que ha sido el correcto para grabar vídeo, aún a costa de invertir en GH5 y ópticas Pro. Si comparamos las características de grabación de la Panasonic y de esta Canon, no hay color.

    Recientemente publicasteis que Panasonic podría sacar una cámara de formato completo. No me cabe duda que si así fuera, esa cámara sería la mejor en grabación de vídeo y paliaría las deficiencias fotográficas que tiene la GH5 en comparación con las de “formato completo”; quizás el más importante sería el rango dinámico.

    Ahora a finales de año pensaba comprar equipo. Si Canon nos hubiese dado lo que demandamos, sin duda sería la elegida. Pero no es el caso. Es más, ahora ya prefiero esperar a ver si se hace realidad esa futurible Panasonic.

    Solo una cosa para finalizar: desde que compré la GH5 he visto como Panasonic ha ido mejorando su firmware para incorporarle opciones inimaginables hasta hace poco en una cámara sin espejo. Que cada uno saque sus conclusiones. Yo de momento me encuentro con un montón de cristales en dique seco simplemente porque Canon no tiene una cámara réflex o sin espejo que no haga recorte en 4K y tenga estabilizador de sensor, imprescindible para grabar a esa resolución.

    Un saludo.

  7. Me quedo perplejo con muchos de los comentarios que se hacen aquí y en otras muchas páginas sobre lo mala que es esta cámara por que solo tiene un slot para tarjetas, no tiene estabilizador en la cámara y el sistema de vídeo se queda cojo.

    Ya he leído algunas pruebas de esta cámara y parece que es un nuevo sistema (no una nueva cámara) y en base a las pruebas realizadas, de alta calidad. Soy fotógrafo, el sistema de video me sobra, nunca lo he utilizado ni en la D1 ni en la D5, es más me sobra de la cámara, y si mi trabajo me obligara a hacer vídeo tendría una cámara de vídeo que por lo que sé en el mercado las hay y muy buenas.

    ¿Sois de los que pedís que la nueva cámara de fotos del nuevo Iphone de Apple tenga la misma calidad que una D5MIV? En cuanto al estabilizador soy de los que prefiero y valoro la calidad y nitidez en las fotografías; a partir de 70mm no se podrá hacer una estabilización correcta en la cámara y hay que recurrir a estabilización del objetivo.

    No obstante si lo que se busca es calidad y nitidez mejor será una óptica que no tenga lentes movibles a una que lo tenga porque todo ello conduce a una pérdida perceptible de calidad. De hecho, los objetivos pata negra de Canon no disponen de estabilizador porque premian por encima de todo la calidad.

    A lo indicado hay que saber que los nuevos objetivos IS disponen de una CPU controlada por la cámara que prometen hacer su trabajo de la forma más eficiente y rápida (esperemos a las pruebas. En cuanto a que dispone de un slot…. vale, las tarjetas son de lo más barato y si quieres, por seguridad copia según vas disparando, las envías con la aplicación de Canon y un móvil donde se quieran.

    No me paga Canon, no soy empleado de Canon, creo que hay que valorar muchas cosas y no las superficialidades con las que nos quedamos. Por favor que se hagan pruebas a la cámara y en función de nuestros gustos pues a la Canon a la Nikon a la Sony a…

    Un Saludo

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales y los comentarios inapropiados que no tengan que ver con el tema a tratar serán eliminados.