Aunque muchos esperasen una ampliación “por arriba” de la recién creada familia EOS R, Canon presentó en sus oficinas de Madrid a la prensa especializada un nuevo modelo que pretende acercar las mirrorless full frame a los aficionados más entusiastas. La EOS RP conserva muchos de los atributos de su hermana mayor, pero reduce tamaño y, lo más importante, precio.

En un cuerpo que no llega a los 500 g con batería y tarjeta incluidas, la RP esconde un sensor de «formato completo» (24×36 mm) y 26,2 Mpx de resolución gestionado por el procesador DIGIC 8 que graba vídeo en 4K y mantiene gran parte de los características de la EOS R.

Canon EOS RP
Canon EOS RP. © Albedo Media

Efectivamente, el tamaño reducido y la ligereza llaman la atención a primera vista en un cuerpo que conserva la disposición de la botonería habitual en Canon. Pero no por reducir tamaño se ha perdido en facilidad de manejo pues la RP conserva una generosa empuñadura que ofrece un magnífico agarre y manejo.

Se agradece también que el cuerpo, fabricado en aleación de magnesio, incluya sellados para lograr que la cámara resista al polvo y la humedad; algo importante en una cámara pensada como compañera de viaje.

Así mismo, desde Canon se hace hincapié en la destreza del enfoque automático. Igual que todos los últimos modelos de este fabricante, el sistema Dual Pixel CMOS posibilita esta tarea y consigue que la RP encuentre el foco en tan sólo 0,05 segundos –según se anuncia– incluso en condiciones de luz pobre. Sin llegar a los -6 EV de la R, puede enfocar incluso a -5 EV en cualquiera de los 4.779 puntos AF que contiene su sensor.

Canon EOS RP
Pantalla táctil y abatible en la Canon EOS RP. © Albedo Media

Durante la presentación del modelo tuvimos ocasión de realizar una pequeña toma de contacto en la que pudimos comprobar las posibilidades del sistema de autoenfoque, incluido el seguimiento de rostros y de ojos –Eye AF– con unos resultados muy satisfactorios.

Aunque, al igual que la R, carece joystick, este se puede emular desde la pantalla táctil utilizando el sistema de AF de “tocar y arrastrar”, uno de los cuatro métodos que permiten elegir el área de enfoque aunque estemos utilizando el visor electrónico.

Canon EOS RP
La Canon EOS RP dispone, entre otras, entrada de micrófono y salida para auriculares. © Albedo Media

En el breve tiempo que la tuvimos entre manos no pudimos, no obstante, comprobar las múltiples posibilidades de personalización que ofrece este modelo que pretende, fundamentalmente, proporcionar un manejo rápido a los usuarios a quienes va destinada: viajeros que quieren tener la cámara siempre lista y lograr el máximo rendimiento.

Precisamente, para acompañar a algunos de estos usuarios, Canon ha aprovechado el encuentro para anunciar el próximo lanzamiento del objetivo todo terreno RF 24-240 mm f/4-6,3 IS USM. Una óptica que, aunque no dudamos que encontrará muchos adeptos por su rango versátil, imaginamos con un rendimiento inferior a lo que puede ofrecer el sensor de la RP.

Canon EOS RP
La ranura para tarjeta se aloja en el mismo compartimento que la batería. © Albedo Media

El visor –OLED de 0,39“– no alcanza el nivel de excelencia ni resolución de su hermana mayor pero con una resolución de 2,36 millones de puntos tampoco defrauda y ofrece una calidad de visión óptima. También la pantalla se ha reducido ligeramente con respecto a su compañera sin espejo –mide 3”– pero mantiene el control táctil y el ángulo variable.

Mantiene, como decíamos, el mismo procesador DIGIC 8 que permite alcanzar un valor máximo de ISO de 40.000 ampliable a 102.400. Genera archivos RAW del tipo CR3 de 14 bits con posibilidad de generar RAW comprimido sin pérdida de calidad que, además, pueden ser procesados en la misma cámara.

Canon EOS RP con RF 35 mm f/1,8 Macro IS STM
Canon EOS RP con RF 35 mm f/1,8 Macro IS STM. 1/2.000 s – f/5,6 – ISO 100. © Fernando Galán

De la estabilización se encarga el mismo sistema que en la R, el Dual Sensing IS; un sistema digital que tiene en cuenta el movimiento de la cámara obtenido a partir de los datos recopilados por el sensor. Este sistema logra sus mejores resultados trabajando en conjunto con objetivos estabilizados.

La velocidad de disparo en ráfaga no sorprende –5 fps– aunque tampoco entra dentro de la filosofía de la cámara alcanzar récords en este apartado. La capacidad del búfer, no obstante, permite grabar en RAW+JPEG de manera casi continua sin que se llene. Si ofrece, a cambio, un modo de disparo silencioso que resultará muy útil para mantener la discreción en tomas de fotografía callejera.

Canon EOS RP con RF 50 mm f/1,2 L USM
Canon EOS RP con RF 50 mm f/1,2 L USM. 1/250 s – f/4 – ISO 1.600. © Fernando Galán

La ranura para tarjetas, compatible con memorias del tipo UHS-II, está ubicada en el mismo compartimento que la batería. Ésta anuncia una autonomía cercana a los 300 disparos, aunque la experiencia nos indica que estos datos suelen pecar de prudencia y, probablemente se supere esta cifra.

Se mantiene la conectividad Bluetooth de bajo consumo y Wi-Fi inteligente que permite tanto controlar la cámara de modo remoto como descargar las imágenes tomadas a un dispositivo móvil o a un ordenador. Incluso se puede configurar el modo de descarga automática tanto para los JPEG como para los RAW, para usar otro dispositivo como copia de seguridad. Este mismo sistema permite asociar etiquetas GPS a las fotografías transferidas.

Canon EOS RP con RF 50 mm f/1,2 L USM
Canon EOS RP con RF 50 mm f/1,2 L USM. 1/160 s – f/1,2 – ISO 500. © Fernando Galán

Como mencionábamos unos párrafos más arriba, la RP permite grabar vídeo 4K a 25 fps y full HD a 60 fps. Así mismo permite captar secuencias de acción rápida y a cámara lenta, time lapse en 4K, vídeo en HDR o con rango dinámico ampliado. Para facilitar el trabajo de grabación, incluye entrada de micrófono y salida para auriculares.

Una nueva función que agradecerán los amantes de la naturaleza y la macrofotografía, realiza varias tomas variando el punto de enfoque con tan solo pulsar una vez el disparador. Las fotografías resultantes se pueden editar con posterioridad para componer una única imagen con amplia profundidad de campo utilizando el software de Canon Digital Photo Professional.

Aunque, como indicábamos, a nuestro modo de ver la RP goza de una muy buena ergonomía, para quienes deseen mayor tamaño de cuerpo, se ofrece como opción la empuñadura Extension EG-1 por un precio de 85 €. Esta empuñadura no facilita el agarre vertical ni aloja baterías extra, tan sólo aumenta la altura de la cámara.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.