En febrero avanzábamos novedades en la familia PowerShot G de Canon, y ahora llega hasta nuestras manos la Canon PowerShot G7 X Mark II, una compacta de alta gama que se presenta con importantes mejoras de ergonomía y rendimiento sobre su predecesora.

 

Canon PowerShot G7 X Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II

Haciendo un poco de histórico, a mediados de septiembre del 2014, Canon nos presentaba en Photokina la Canon Powershot G7 X, compacta avanzada dotada de un sensor de 1″, que por precio, tamaño y prestaciones estaba claro tenía su hueco ganado de antemano en el mercado de compactas avanzadas, en esto últimos años conocidas bajo el apelativo de premium.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/11 1/250 s. ISO 125 © Albedo Media

A simple vista vemos una mejora sustancial de la ergonomía y la robustez de la cámara; el material antideslizante y rugoso en la parte anterior y posterior por la zona de la empuñadura mejora el agarre y la sujeción de la misma. En las «tripas», la principal novedad es el nuevo procesador de imagen DIGIC 7 que Canon estrena en esta pequeña, sustituyendo al DIGIC 6 que montaba el anterior modelo, lo que permite mejorar notablemente su rendimiento y prestaciones.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/11 1/200 s. ISO 125 © Albedo Media
Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/4 1/250 s. ISO 640 © Albedo Media

Los tiempos de puesta en marcha y enfoque son, de hecho, muy rápidos. Otra mejora significativa que los amantes del vídeo sabrán apreciar es que se ha añadido una pestaña en el anillo multifunción que permite diafragmar por pasos para foto o de manera continua –sin stops– para vídeo. Así evitaremos cambios de exposición bruscos e innecesarios al diafragmar mientras grabamos.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/2,8 1/2000 s. ISO 125 © Albedo Media
Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/2,8 1/800 s. ISO 125 © Albedo Media
Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/4 1/640 s. ISO 125 © Albedo Media

La botonera trasera sigue inmutable, y en ésta, el botón que asigna las distintas funciones del anillo óptico es clave. Desde él se pueden filtrar las diferentes características principales de una toma fotográfica, tales como: sensibilidad ISO, enfoque, WB, zoom, o formato de grabación. Nada nuevo bajo el sol, pensarán algunos, puesto que este tipo de anillos impera ya desde hace tiempo en otras familias de cámaras, pero hemos de reconocer que por el momento es de lo más cómodo que podemos encontrar en una compacta, sobre todo si eludimos un uso totalmente automático.

Canon PowerShot G7 X Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/2,8 1/1250 s. ISO 125 © Albedo Media
Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/4 1/20 s. ISO 125 © Albedo Media

Encontramos también el mismo objetivo que en su antecesora, un zoom óptico de 8,8-36,8 mm, lo que, para el formato de 35 mm, equivale a un recorrido focal de 24-100 mm. Se trata de un rango digno dentro de las compactas premium que priman la luminosidad, que sigue manteniendo un favorable f/1,8-2,8 al igual que el modelo anterior.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/11 1/125 s. ISO 125 © Albedo Media
Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/11 1/160 s. ISO 125 © Albedo Media

Respecto a su calidad de imagen, en sinergia con este actualizado procesador de imagen –recordemos que es la primera Canon en montar la versión 7 del famoso DIGIC–, nos ha gustado la reproducción de los colores –su saturación, luminosidad y matiz– e incluso cuando el indicador de sensibilidad pasa las cifras «prohibidas» para una compacta de estas características, la gama tonal general es razonablemente buena. Sin embargo, hay puntos que necesitan mejorar, sobre todo en lo que respecta a nitidez y contraste global.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/9 1/250 s. ISO 125 © Albedo Media

Se conserva la pantalla táctil abatible 180º de 3 pulgadas y 1.040.000 puntos que hará las delicias de los amantes de los selfies, pues ahora el sistema incluye un giro en espejo de la imagen –vertical y horizontal– de manera automática al voltear la pantalla y pegarla al cuerpo de cámara.

No obstante, un visor EVF innovador y discreto como el sistema pop-up de su competidora Sony RX100 IV, no hubiera estado nada mal, aunque siempre tendremos el focus-peaking para un apuro de nula visibilidad.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Luces parásitas debidas a fuertes reflejos internos. Canon PowerShot G7 X Mark II, f/11 1/250 s. ISO 200 © Albedo Media

Entre las demás prestaciones de este nuevo modelo, contamos con Wi-Fi y NFC. Las funciones de esta cámara se ven ampliadas por la aplicación Canon Camera Connect que ya da soporte para este modelo. Con este añadido de Canon podremos desde incluir datos de localización a nuestras fotos, a controlar la cámara en remoto pasando por la descarga de imágenes vía Wi-Fi.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Canon PowerShot G7 X Mark II, f/5 1/125 s. ISO 125 © Albedo Media

Tal como ya indicamos más arriba, por aquello de ir recopilando virtudes, destacamos el buen rendimiento señal/ruido para una compacta de un sensor de una pulgada. Tal y como observamos en esta breve comparativa de sensibilidades, el comportamiento junto con el nuevo procesador es bastante bueno, generándonos un ruido bastante aceptable hasta los índices de exposición de 1.600 ISO y en casos de condiciones lumínicas más benevolentes, hasta alcanzar los 3.200 ISO.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Comparativa de sensiblidad, ISO 125 vs ISO 3.200. Canon PowerShot G7 X Mark II © Albedo Media

También a causa del nuevo procesador DIGIC 7, se mejora también notablemente la velocidad de disparo en ráfagas de 6,5 fps a 8 fps , lo que facilitará el momento decisivo –o el que más les guste– sin ya casi discernir entre imágenes fijas o en movimiento.

Canon PowerShot GX7 Mark II
Emulación de disparo en ráfagas a 8 fps. Canon PowerShot G7 X Mark II © Albedo Media

Resumiendo, nos encontramos ante una compacta de gama alta, rápida, con buen sensor y en un tamaño bastante reducido. Una cámara muy práctica para llevarla siempre encima con resultados aceptables a nivel global, aunque ópticamente se nos ha quedado un poco corta, más aún para su precio final, rondando los 700 euros. Por este importe muchos usuarios podrían dirigirse a una gama de cámara sin espejo de entrada con óptica intercambiable con un tamaño no muy superior o inclusive otra compactas de gama alta con sensores aún mayores.

No obstante si lo que impera es el tamaño y su rapidez –en términos absolutos de uso; encendido, ráfagas, comodidad, etc– esta nueva Canon PowerShot G7 X Mark II es una opción a tener en cuenta.

Dejar una respuesta

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce aquí tu nombre

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.