Dos Zuikos a prueba

La reciente incorporación del nuevo objetivo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4  SWD, junto con la no menos nueva Olympus E-3, ha despertado un muy justificado interés entre los interesados por la marca.
Y ese interés, se suscita tanto entre los que ya poseen objetivos Zuiko Digital para alguno de sus cuerpos del E-System como entre los que todavía no han entrado en el sistema, pero están considerando hacerlo, precisamente a raíz de la definitiva comercialización de la nueva “Pro” de Olympus.


Una de las dudas que se plantean, poseedores y posibles compradores, es acerca de las diferencias en calidad de imagen que pueda haber entre el ya muy establecido y apreciado Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 y el “new kid on the block”, el Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4.
Si el nuevo es equivalente a un 24-120 mm frente a los 28-108 mm equivalentes del antiguo –lo cual se deja notar, sobre todo en el extremo angular– la luminosidad es sicológicamente algo más baja, si bien es cierto que se trata solo de medio punto, y ello solo en el extremo largo de focal.

El nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f72,8-4 SWD a la izquierda, junto al Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5
El nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f72,8-4 SWD a la izquierda, junto al Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5
.
La tabla final nos permite establecer comparaciones técnicas.

La diferencia de precios es notable: aproximadamente 1.050 € para el 12-60 mm frente a 550 € para el 14.54 mm, si bien no es menos cierto que el 12-60 mm viene con la “golosina” de su muy rápido motor de enfoque ultrasónico “SWD”, que junto con la E-3 hace milagros en rapidez y precisión. Pero…. ¿acaso no se ha comprobado que la propia E-3 hace “correr” más rápido al 14-54 mm?

Lentes y superficies aesféricas
	 © Olympus
Lentes y superficies aesféricas
© Olympus

Lentes aesféricas, lente aesférica en vidrio ED y lentes en vidrio Super ED
	 © Olympus
Lentes aesféricas, lente aesférica en vidrio ED y lentes en vidrio Super ED
© Olympus

Si tomar una decisión de compra tiene su dificultad para los que no poseen ninguno de los dos objetivos, la cosa puede adquirir tintes realmente propios de un drama de Shakespeare, no ya para los que disponen ahora  del 14-54 mm, sino especialmente para los que disponen del 14-54 mm y además del 11-22 mm: ¡ahí si que se crea un al menos aparente solapamiento con el 12-60 mm nuevo!

En todo caso, el punto clave, para cualquiera que esté dispuesto a adquirir uno de esos dos primeros objetivos citados de esta línea “Top-Pro” de Olympus o a cambiar uno por otro se concretaría en la pregunta: ¿cómo se compara la calidad de imagen del nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 frente a la ya conocida –por extraordinaria– del Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5?

Y para contestar esa pregunta, en DSLR Magazine nos hemos metido en el laboratorio, hemos actualizado –endureciéndolos– nuestros protocolos de prueba, y pensamos estar en disposición de dar una contestación.
Es de suma importancia leer, al final de este artículo, la nota acerca de esos nuevos protocolos.

Claro que, como verán nuestros lectores, la contestación se refiere a la calidad de imagen, y como era de esperar, la responsabilidad de la decisión final recaerá sobre cada uno, al tener en cuenta, entre otras el factor precio.

En los nuevos gráficos de resolución que mostramos con ocasión de la prueba técnica de estos dos objetivos Zuiko Digital, se pueden apreciar matices adicionales a la mera resolución.
Así, la resolución se indica mediante la barra más oscura para el centro de la imagen, y mediante la más clara para las esquinas, al tiempo que un mayor o menor degradado de color para cualquiera de esas barras nos indica un proporcional mayor o menor grado de pérdida de contraste para ese valor de abertura y resolución.
Por su parte, un asterisco rojo en alguna de las barras, nos hablará de una ligera presencia de aberración cromática para el valor concreto de abertura y resolución.

En lo que concierne a los gráficos de viñeteado, hay que hacer notar que los valores ofrecidos son –al igual que en el caso de los de resolución– los obtenidos a partir de la combinación de objetivo y captor: un mismo objetivo, utilizado sobre una cámara con otro tipo de captor (E-330, E-500, Lumix L-10…) podría arrojar valores ligeramente distintos, dependiendo –por ejemplo– de la concepción de las microlentes sobre cada pixel.



Rendimiento a las focales más cortas

Si comparamos los gráficos de rendimiento de los Zuiko Digital 12-60 mm SWD f/2,8-4 y Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5, a sus focales más cortas, de 12 y 14 mm respectivamente, podemos apreciar un rendimiento muy alto para ambos, con una clara ventaja del nuevo objetivo de Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD

El mejor valor de abertura es f/4, para el que el rendimiento entre centro y esquina es muy equilibrado, no existiendo pérdida de contraste apreciable. No “asoma” la ligera aberración cromática que se insinúa para f/5,6 y las esquinas.
A la plena abertura de f/2,8, el rendimiento es incluso algo más alto para la esquina, pero el contraste es más bajo que para f/4.
Para el resto del campo, un rendimiento muy alto, casi plano, hasta que, para f/16 y f/22 la difracción hace que baje el contraste, y la resolución.

El Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 es capaz de plantar cara al nuevo hermano, ofreciendo un rendimiento similar para f/4, excepto por un contraste algo menor y un ligero toque de aberración cromática. Si para f/2,8 el rendimiento es inferior, para f/5,6 le supera.


Rendimiento a la focal media

A la focal de 25 mm, igual para los objetivos, y equivalente a la popular de 50 mm para el formato tradicional de 24 x 36 mm, el nuevo Zuiko Digital 12-60 mm SWD f/2,8-4 vuelve a mostrar su superioridad, siendo el mejor valor para f/5,6, pero ya soberbio desde f/2,8. Ya desde f/8 se inicia una ligera pérdida de contraste que aumenta progresivamente conforme tendemos hacia la abertura mínima de f/22.

Por su parte, el Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 nos ofrece su mejor valor para f/8 y f/5,6, con rendimiento excelente para todas las aberturas y con la consabida pérdida de contraste que se produce en todos los objetivos modernos para las más cerradas, principalmente a causa de la difracción.


Rendimiento a las focales más largas

Para las focales de 60 y 54 mm, el rendimiento, también muy limpio, cae respecto a las cortas y medias.
Si el Zuiko Digital 12-60 mm SWD f/2,8-4 muestra una ligera superioridad en las esquinas para f/4 y f/5,6 respecto al Zuiko 14-54 mm f/2,8-3,5, para f/8 este último “saca sus garras” y demuestra una clara ventaja, tanto en resolución como en contraste, manteniendo este último más alto hasta f/11.


Resolución y contraste: en conjunto

En resolución, el nuevo objetivo es superior al anterior, lo que tiene su lógica por el profuso uso de lentes aesféricas y de vidrios especiales, frente al “simple” uso de lentes aesféricas del pequeño y simpático 14-54 mm.
En todo caso, el nivel es muy alto para ambos, que pueden usarse sin complejos incluso a plena abertura.
Los “toques” de aberración cromática marcados por los asteriscos rojos son realmente casi inapreciables, y serían probablemente eliminados por el procesador True Pic Turbo III, al analizar los datos RAW.

Viñeteado

Ya habíamos tenido ocasión de comprobar –sobre un captor diferente– los muy bajos niveles de viñeteado del Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5.
Ese magnífico rendimiento, fruto en gran parte del diseño telecéntrico, se repite sobre el captor de la E-3.

En todo caso, no deja de ser reconfortante comprobar que los diseñadores de Olympus en Tatsuno son humanos: a la focal de 60 mm, el nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 produce un viñeteado, que aunque contenido, es algo superior al del Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5.

A pesar de ser más aparente, no llega a un 17% de pérdida de iluminación respecto a centro, esto es, bastante menos del equivalente a un cuarto de punto de diafragma.

Distorsión

En nuestra opinión, uno de los terrenos en donde los Zuiko Digital de las dos gamas más altas se muestran simplemente imbatibles, es en el de la prácticamente total ausencia de distorsión.

Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 a 12 mm
Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 a 12 mm

Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 a 14 mm
Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 a 14 mm

Zuiko Digital 11-22 mm f/2,8-3,5 a 11 mm
Zuiko Digital 11-22 mm f/2,8-3,5 a 11 mm

Afortunadamente, el nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4  SWD ha demostrado ofrecer en este terreno un rendimiento tan limpio como el mítico 14-54 mm. Invitamos a los lectores a examinar las líneas de los azulejos del baño utilizado con referencia. Esa misma imagen puede servir para demostrar que existe realmente una importante diferencia de ángulo cubierto entre el 14 mm, el 12 mm e incluso… ¡el 11 mm del Zuiko Digital 11-22 mm!
No se publican imágenes a otras focales por mostrar aproximadamente el mismo positivo resultado que a las focales más cortas.

Comparativa de dimensiones a la focal más corta.....
Comparativa de dimensiones a la focal más corta…..

... y a la más larga. Un factor diferenciador a no despreciar.
… y a la más larga. Un factor diferenciador a no despreciar.

En ambos casos, sendas monturas metálicas de alta calidad
En ambos casos, sendas monturas metálicas de alta calidad

A la izquierda, el parasol del 14-54 mm. Ambos parasoles disponen de nervurado antirreflejos en el interior, no una mera pintura mate.
A la izquierda, el parasol del 14-54 mm. Ambos parasoles disponen de nervurado antirreflejos en el interior, no una mera pintura mate.


Conclusión

Tanto el Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 como el nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD son objetivos que pueden hacer palidecer en rendimiento general a los de más altas gamas de otras firmas competidoras, a las que mejoran en el aspecto de distorsión.
Si ni el presupuesto ni el volumen y peso representan un límite, la primera elección sería el Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4  SWD: mejor rendimiento en resolución, gama focal más amplia y motor de enfoque más rápido.
Sin embargo, si tomamos en consideración los dos factores antes citados, el vencedor sería el Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5: con un precio de aproximadamente el 60% de su nuevo competidor, el rendimiento es también soberbio, y tanto el peso como el volumen, bastante favorables, sobre todo si se va a utilizar sobre un cuerpo “pequeño”, como puede ser el caso de una E-510 o una E-410.
Además, hemos tenido ocasión de comprobar que el procesador y sistema AF de la nueva E-3 hacen “correr” más rápido el enfoque de este veterano y simpático objetivo.

¿Compensa cambiar a un único Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4  SWD para los que posean tanto el 14-54 mm f/2,8-3,5 como el 11-22 mm f/3,5-4? ¡Buena pregunta! Personalmente, buscamos respuesta pero por el momento, no la encontramos.

Objetivo Olympus Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 Olympus Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD
Focales 14-54 mm 12-60 mm
Focales equivalentes 28-108 mm 24-120 mm
Abertura máxima f/2,8-3,5 f/2,8-4
Abertura mínima f/22 f/22
Numero de palas del diafragma 7 7
Lentes/Grupos 15/11 14/10
Lentes especiales 3 aesféricas 2 aesféricas, 1 aesférica en vidrio ED, 2 ED, 1 en vidrio Super ED
Distancia mínima de enfoque 22 cm 25 cm
Aumento y área cubierta a esa distancia y focal más larga 0,26 x
50 x 66,5 mm
0,28 x
46 x 62 mm
Motor de enfoque Sin núcleo Ultrasónico SWD
Diámetro de filtro 67 mm 72 mm
Longitud x diámetro 88,5 x 73,5 mm 98,5 x 79,5 mm
Longitud (extendido) 111,15 mm 144,45 mm
Peso en gramos (sin/con parasol) 442/458 579,5/599
Parasol Pétalos, accesorio suministrado Pétalos, accesorio suministrado
Precio (aprox.) 550 € 1.050 €
Disponible Si Si




Notas acerca de las pruebas de objetivos

Las pruebas de objetivos se llevan a cabo bajo los rigurosos protocolos que venimos aplicando en las pruebas de materiales que realizamos desde hace aproximadamente 20 años. Evidentemente, esos protocolos han ido evolucionando a lo largo del tiempo, tanto para adaptarlos a la propia evolución de aparatos y tecnologías como para hacerlos más estrictos.

Lo que se ofrece en cada análisis de equipo presentado es solo “la punta del iceberg” de las mediciones realizadas, y trata de mostrar de la forma más asequible posible los resultados de una prueba de material. Ello no excluye que en posibles análisis o “test” futuros puedan ampliarse o reducirse el numero y estilo de parámetros y aspectos ofrecidos

Salvo indicación en contrario, los resultados ofrecidos no son cuantitativamente comparables con los de “tests” o “reviews” publicados por otros autores, pero resulta importante en esta ocasión indicar, además, que las pruebas de estos dos objetivos Olympus Zuiko Digital ahora publicadas, se han llevado a cabo bajo diferente protocolo que la comparativa entre el objetivo Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 y el Leica Vario-Elmar D 14-50 mm f/2,8.

Ello no supone, en absoluto, que los resultados de aquella prueba no sigan siendo válidos al 100%.
Y sin embargo, los datos del Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5 difieren de los ofrecidos en la prueba actual.

¿Cuáles son las razones?
Por un lado, la prueba está realizada sobre un captor distinto (1), lo que puede introducir ciertamente alguna variación, pero la razón principal es que en DSLR Magazine hemos actualizado nuestros protocolos de prueba, que ahora son más estrictos (2), y en nuestra opinión reflejarán mejor la capacidad de resolución del sistema bajo prueba en comparación con cualquier otro sistema.

Para ello, los datos de la resolución final de un conjunto (cámara, + captor + objetivo) se ofrecen para el equivalente de un mismo tamaño de ampliación final (por poner solo un ejemplo: un DIN A3), independientemente de si se trata de una cámara de captor de formato 24 x 36 mm, APS-C, Cuatro Tercios, etc.
Con ello, estimamos que podremos aproximarnos más a los deseos de los lectores de conocimiento de la capacidad de su sistema –Cuatro Tercios, Full Size (24 x 36 mm), formato medio (36 x 48 mm) o APS-C, por poner cuatro ejemplos– a la hora de rendir resolución antes que conocer el rendimiento puro de su objetivo.

A la hora de evaluar el rendimiento de los objetivos, debe recordarse que en el caso de cámaras digitales, los resultados ofrecidos son fruto de la combinación del objetivo sobre el captor de la cámara. Para esos resultados se parte de los archivos no manipulados (acutancia, contraste, etc) producidos por la cámara, siempre a la sensibilidad nativa del captor.
Los datos ofrecidos acerca del viñeteado se indican en caída o pérdida de iluminación desde el centro del fotograma hasta la esquina, y en el caso de las cámaras digitales, reflejan los resultados de la combinación de captor, objetivo y procesador RAW, sin manipulación alguna. Salvo indicación en contra, el procesado se entiendo por ACR.

La resolución se indica para cada valor de abertura de diafragma para el centro (barra azul oscuro) y para la esquina (barra azul más clara). Un mayor o menor degradado de una de dichas barras nos indica una mayor o menor pérdida de contraste (3).
Un punto rojo indica una muy ligera presencia de aberración cromática para ese valor de abertura y zona del fotograma (centro o esquina).

(1) Sobre el de una Olympus E-3 en lugar de sobre el de una Panasonic L-1
(2) Hasta un 100% más “duros”
(3) En las aberturas más “cerradas”, por lo general a causa de la difracción

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.