Olympus E-3 – Toma de contacto


Mientras dejamos reposar las primeras sensaciones de manejo de la intensiva toma de contacto durante 12h de la nueva Olympus E-3 y el nuevo Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD, vamos a publicar una galería de imágenes, mostrando resultados y avanzando algunas impresiones de uso.

 


Salvo indicación en contra (o estética “ojo de pez” evidente), la mayoría de las imágenes han sido captadas mediante el Zuiko Digital 12-60 mm f/2,8-4 SWD.

Para todas ellas, se dejó desconectada toda reducción de ruido, al tiempo que el ajuste de blancos se dejó siempre en “AWB”, esto es, en automático. Igualmente se dejó ajustado el “SAT” o ajuste automático de sombras en todas.

 

Se ha partido de los archivos JPEG, y más adelante se hará una evaluación de las posibilidades a partir de los RAW y la última actualización del programa Studio propio de Olympus.

No se ha realizado ajuste alguno sobre ninguna de las imágenes, salvo un muy ligero recorte compositivo en unas (muy) pocas de ellas.

Esta es una de las primeras fotografías tomadas mediante la E3, sin apenas haber tenido ocasión de habernos familiarizado con ella. En un estrecho y antiguo tranvía en marcha, abarrotado, sosteniendo la cámara en una sola mano, quise enfocar no sobre el marco de la ventana, sino sobre la sobra tras el cristal.
Sin nada de “hunting”, el sistema AF de la E3 “agarró” perfectamente sobre las rayas del cristal.
56 mm (112 mm)
f/4
200 ISO

Como es lógico, la focal de 12 mm, equivalente a un 24 mm, ofrece perspectivas muy dinámicas. Poder llevar en un mismo objetivo tan compacto focales equivalentes a 24-120 mm mejora lo que ofrece el Zuiko Digital 14-54 mm f/2,8-3,5, equivalente a un 28-108 mm.
El precio a pagar es fundamentalmente económico, pues la perdida de medio punto de luminosidad a la focal más larga se asumen con facilidad. En cuanto a la distorsión parece muy contenida, si bien habrá que esperar a las pruebas de laboratorio para pronunciarse con pleno conocimiento de causa.
En esta toma ya se dejan apreciar las buenas maneras del captor y procesador.

Habrá que realizar extensas pruebas del sistema “SAT” de ajuste de sombras (Shadow Adjustment Technology), pero a simple vista parece eficaz. En esta toma, las diferencias de iluminación y brillo de las distintas partes de la escena son notables.
14 mm (28 mm)
f/5
100 ISO

Mientras Roger Doñate, responsable de marketing de Olympus España, S.A. hace una demostración “en vivo” de la resistencia frente a las salpicaduras de una E3 con su objetivo, un gato (a la izquierda, junto al árbol del fondo)…

… o mejor dicho: uno de los muy numerosos gatos pobladores de la ciudad de Estambul, toma posesión de las bolsas de algunos fotógrafos para afilarse a gusto las uñas.

Llegar a Estambul en el día nacional de la Nación, es un privilegio, por el extraordinario ambiente y decoración festivos. Numerosas fotografías de Mustafa Kemal Atatürk, fundador y presidente de la primera Moderna República Turca decoraban calles y locales.
En este caso, una fotografía “de paisano”, colgada de una percha del techo del gran Bazar de Estambul nos muestra algunas de las buenas virtudes del sistema. A pesar de incluir la bombilla de iluminación en el propio encuadre, no solo el “flare” no existe en otras partes de la imagen, sino que el equilibrio entre luces y sombras es excelente.
60 mm (120 mm)
f/4
800 ISO

Esta toma está realizada sobre trípode mediante el 300 mm f/2,8,  bastante tiempo después de ponerse el sol, casi de noche.
La combinación de focal larga con su compresión del espacio, la bruma marina y la contaminación, apoyados por los buenos servicios del sistema de medición y del procesador, rindieron la escena con absoluta fidelidad. Más de cuatro embarcaciones de muy distinto tamaño se cruzan en el anochecer del Bósforo.
300 mm (600 mm)
f/2,8
400 ISO

El sistema de estabilización de la E3 es –sin duda– muy eficiente, si bien habrá que esperar a las pruebas de laboratorio para comprobar el numero de pasos efectivos de estabilización equivalentes.
En esta toma, realizada en el interior de Santa Sofía, el pequeño muchacho se gira con rapidez, hasta el punto de que la única parte nítida de su cuerpo es el pie sobre el que se apoya, y sin embargo las texturas de las paredes y el resto de la escena aparecen  totalmente ausentes de trepidación.
35 mm (70 mm)
f/5,6
500 ISO

Esta imagen representa otro ejemplo de la calidad general del sistema E3 más 12-60 mm. En una situación que es fugaz por naturaleza (había muchas personas en continuo movimiento), optamos por este amplio encuadre. Foco, exposición y color se ajustaron automáticamente por el sistema en poquísimas fracciones de segundo. Ciertamente no se puede pedir mucho más en cuanto a resultados.
Aunque ni la inclinación de la cámara (¡ni la de las viejas puertas!) fue perfecta, se deja apreciar la casi nula distorsión del nuevo 12-60 mm. También la nitidez es muy buena. Queda por comprobar si –en determinados niveles de iluminación– la aplicación constante del sistema "SAT", tal como nos recomendó algun ingeniero "senior" de la firma, puede suponer o no, la mayor o menos incidencia de ruido en las sombras aclaradas. En ciertos programas de tratamiento de imagen, el suavizado del viñeteado (que debería actuar por algoritmos similares) puede producir ese efecto.
23 mm (46 mm)
f/5,6
500 ISO

27/11/07 Actualizado: siguiendo el enlace "Gato en Santa Sofía" puede accederse al mismo archivo, pero procesado en Adobe Camera Raw, por tanto sin el "SAT", y aplicando una ligera corrección de ruido de color y de ruido de luminancia.
Pensamos que el resultado es –cuando menos–  interesante.

Al margen de la anécdota, en esta imagen se puede apreciar algo que se cumple para el conjunto de las captadas durante esta primera toma de contacto con la E3 en Estambul: el ajuste de blancos automático es –en nuestra opinión– excelente. Hasta la fecha el mejor que conocemos, al menos en tomas reales. Esperemos a las de laboratorio. Parece claro que los sistemas de ajuste de blanco híbridos, dotados de un sensor externo adicional (E-3, E-1 Nikon D2X/H…), superan en mucho a los simples, que basan sus ajustes solamente en las mediciones sobre el captor. Un refinamiento adicional es que el sensor externo se puede desconectar a voluntad para casos especiales (en estudio, bodegones, lugares oscurecidos…) a través de menú.
En esta fotografía, del amable vendedor de armas, el ajuste para las luces fluorescentes fue perfecto. Los tonos de piel están francamente bien y la nitidez a plena abertura, no deja que desear. El excelente estabilizador permitió realizar esta toma a tan solo 160 ISO, a fin de preservar texturas, brillos y detalles.
12 mm (24 mm)
f/2,8
160 ISO

El sistema de autoenfoque no solo es muy rápido y silencioso, sino que además es muy preciso.
Y cuando hablamos de precisión también podemos referirnos a la propia de la selección automática del punto de enfoque, que erra pocas veces respecto a lo hubiese sido la decisión del fotógrafo en cada momento. Normalmente confiamos poco en esta forma de trabajo, pero la E3 ha comenzado a darnos confianza…
33 mm (66 mm)
f/6,3
800 ISO

Habrá que realizar más tomas de prueba, pero la sensación que tenemos es la de que el sensor y el procesador de la E3, trabajando en combinación, producen una escala tonal y riqueza cromática tan alta o más que la de la mítica E-1. Las altas luces están llenas de matices y de pureza de color. Pensamos que estamos ante un sistema que puede rivalizar, con opciones de vencer, a lo mejor de la fotografía fotoquímica.
60 mm (120 mm)
f/4,5
100 ISO

Aunque la sensibilidad elegida por nosotros para la toma fe excesiva, la E3 muestra sus buenas maneras: equilibro entre sombras y luces, color, nitidez,, son sorprendentes.
24 mm (48 mm)
f/6,3
400 ISO

Aún con niveles muy bajos de luz, resulta fácil “colocar” el punto de enfoque sobre la zona deseada. La E3 ofrece una operatividad de autoenfoque que le permite operar al menos con la mitad de luz que la más desenvuelta del resto de las cámaras profesionales de la más alta gama.
30 mm (60 mm)
f/5
400 ISO

Se habla mucho sobre “la reducida” capacidad para realizar enfoques/desenfoques selectivos mediante cámaras dotadas de sensores “Cuatro Tercios”, pero tenemos nuestras dudas particulares acerca de si las fórmulas habituales por todos conocidas son aplicables al 100%…
Tomada con el extremo angular de 12 mm, no pensamos que puedan existir muchas quejas en cuanto a la selectividad a una focal que ofrece una gran profundidad de campo…
12 mm (24 mm)
f/2,8
800 ISO

Aunque esta toma no es especialmente arquitectónica, nos deja intuir la escasa distorsión del Zuiko-Digital 12-60 mm f/2,8-4.
La ocasión era festiva, y en el Gran Bazaar, las tiendas especializadas en alfombras, mostraban en su mayoría tapices especiales con la figura del famoso primer presidente Mustafa Kemal Atatürk.
20 mm (40 mm)
f/3,2
800 ISO

El nuevo Zuiko Digital 50-200 mm f/2,8-3,5 SWD equivalente a un 100-400 mm, está dotado del nuevo motor supersónico SWD. La alta luminosidad, unida a la eficaz estabilización y el rápido autoenfoque hacen maravillas.
200 mm (400 mm)
f/3,5
100 ISO

El escenario y momento de esta toma es el mismo del utilizado para la primera prueba publicada en los primeros segundos del pasado día 31 de octubre acerca de la respuesta a los distintos niveles de sensibilidad ISO de la E-3.
Esta imagen está captada a 100 ISO y sobre trípode. Puede comprobarse la amplia gama tonal y la buena respuesta de color. A 12 mm de focal y  a la plena abertura de f/2,8 del objetivo, la nitidez es también muy elevada. Los botes, en movimiento durante la larga exposición (1 segundo), no deben tomarse como referencia de nitidez.

Zuiko Digital Fisheye 8 mm f/3,5

El Zuiko Digital Fisheye (Ojo de Pez) 8 mm f/3,5 (equivalente a un 16 mm) fue nuestra elección para toda la visita al Mercado de las Especias, en el que aparte del fuerte énfasis en especias y comestibles, se venden desde ropa a joyas.
Todas las tomas mediante la combinación citada, se hicieron con la cámara en "Program", a 800 ISO y mediante el “Live-View”.
Los resultados obtenidos nos parecen simplemente soberbios en lo que respecta a balance de blancos, nitidez, exposición, ajuste entre luces y sombras.
El Live-View es imprescindible en este tipo de tomas, y la pantalla o monitor de ángulo ajustable simplemente imprescindible en una cámara profesional. Parece algo banal, pero se comprueba rápidamente en situaciones como las vividas para estas tomas.
Todas:
8 mm (16 mm)
f/4
640 ISO

 
Descargar fotograma JPEG a 10 Mp (completo) 

Un recorte parcial de la imagen anterior…

Para dterminadas aplicaciones, el Ojo de Pez puede resultar más versátil de lo pensado a primera vista

Un poco de técnica

La buena operatividad el sistema de autoenfoque de la E3 se debe, probablemente, en buena parte al motor ultrasónico SWD de los nuevos objetivos, pero pensamos que en mayor parte al excelente trabajo realizado sobre el sensor y la programación.

En este gráfico se deja ver el análisis realizado por Olympus acerca de la estadística de localización de la zona prioritaria de enfoque sobre decenas de miles de imágenes. La codificación por colores del “mapa” correspondiente nos lo muestra gráficamente.
Los algoritmos de análisis y cálculo se han establecido también en base a esos datos.
H = Alta frecuencia
L = Baja frecuencia


El sensor para el autoenfoque es probablemente el más sofisticado de los disponibles en este momento en el sector.
Su estructura es ciertamente muy sofisticada: existen 11 puntos de autoenfoque visibles en el encuadre, y todos ellos son del tipo más sensible, esto es, “en cruz”. Además, las “aspas” de cada una de esas cruces se evalúan por separado, lo que representa –hasta aquí– 44 puntos de información.

Pero lo mejor es que en cada una de las cruces coexisten en realidad dos, ligeramente decaladas entre si en lo que los ingenieros denominan técnica de “dientes de perro”, por lo que en realidad se dispone de 88 puntos de información. Esta información no estaba disponible en el momento de nuestro primer artículo sobre la E3.
Las precisas exposiciones conseguidas, bajo las más variadas condiciones de iluminación, nos hacen pensar que se han producido extraordinarias mejoras sobre el sistema de medición evaluativo sobre 49 zonas que se inauguró con la Olympus E-500.

El minúsculo sensor (ver punta de lápiz automático) “lee” la iluminación desde la pantalla de enfoque.

(Continuará…)

       

Los comentarios en esta página pueden ser moderados; en tal caso no aparecerán inmediatamente al ser enviados. Las descalificaciones personales, los comentarios inapropiados, de extensión desmesurada o con demasiados errores ortográficos podrán ser eliminados. Asimismo, en caso de errores considerados tipográficos, el editor se reserva el derecho de corregirlos antes de su publicación con el fin de mejorar la comprensión de los mismos. Recordamos a los lectores que el propósito final de este medio es informar. Para recibir soporte sobre dispositivos o problemas particulares les invitamos a contactar con el correspondiente servicio de atención al cliente.